14-01-2020 7:51 p.m.

¿No quiere el Gobierno de Quislant ayudar al comercio local?

14-01-2020 7:51 p.m.

Por un votante de derechas

¿No quiere el Gobierno de Quislant junto con sus secuaces, es decir VOX, ayudar al comercio local?

Es simplemente una pregunta al saber los acontecimientos que han sucedido en Pozuelo y que me sorprenden, por desgracia, para mal.

La vida de un municipio se basa en gran parte en la actividad que el comercio local promueve, algo que parece ser, le debe dar exactamente igual al gobierno, entre otras cosas porque la mayoría o no viven Pozuelo o no compran en su comercio.

Les voy a explicar algo que por lo visto, aún siendo representantes de sus habitantes no se les ha quedado claro; Su puesto y por lo tanto su "gran sueldo" se debe a los pozueleros, a todos y cada uno de ellos y aquí incluyo a las personas que día tras día se levantan con gran incertidumbre pero con una mayor ilusión por mantener abierta su puerta al público, para darle la mejor atención y ofrecerles lo que necesitan de una manera cercana, profesional y amable. Son luchadores que a diario deben seguir peleando por su futuro (ustedes lo tienen desde hace mucho tiempo asegurado y muchos dirían que sin hacer nada), crean puestos de trabajo y dinamizan las zonas de Pozuelo con su esfuerzo, el mismo esfuerzo que al parecer ustedes están empeñados en destrozar.

En el pleno de diciembre, el Grupo Municipal Socialista, con su portavoz Ángel Bascuñana, presentaban una propuesta muy acertada para salvar la zona del comercio del pueblo y de la estación, zonas totalmente descuidadas por la institución.

En esta moción, para que el acceso y aparcamiento de quienes consumen en el comercio local fuera más amplio, proponían la gratuidad total de la primera hora de aparcamiento de lunes a viernes y las dos primeras horas los sábados en el aparcamiento municipal de la Plaza Mayor, Plaza del Padre Vallet y en el del centro comercial de la Estación, ya que con esta medida facilitan el acceso y aparcamiento de personas que viven y trabajan en otras zonas de Pozuelo fomentando así el consumo de proximidad.

Una moción que el portavoz del PSOE intentó de manera muy coherente luchar con garras y dientes para defender a las familias que se van a ver afectadas e instaron a todos los grupos municipales a que apoyaran esta iniciativa de sentido común. Alegaba que en la actualidad existen 200 plazas vacías entre los tres aparcamientos. En el caso de los  de las plazas, ya tiene un coste para el Ayuntamiento aún estando vacías, siendo este nada más y nada menos que de 3€ la hora.

Sorprendente fue que el PP y Vox, para asombro de todos votara en contra. Una más que soberbia contestación del Concejal del PP Luis Magide, una persona sin ningún tipo de cualificación para ostentar dicho cargo. La segunda respuesta para argumentar el NO fue de la Concejal de VOX, Marta Ordozgoiti. Solo diré que si Santiago Abascal mirara un poco para Pozuelo se llevaría las manos a la cabeza o simplemente no se lo perdonaría.                         

Que tengan que realizar las obras nadie lo duda, pero su obligación es que mientras se realicen ofrezcan a todos esos luchadores una solución para que sus negocios no tengan que ver cerrar sus puertas como ya pasó antaño, cuando se realizaron las obras de la Plaza del Padre Vallet y que muchos de los comercios de toda la vida no volvieron a abrir sus puertas.

La Asociación de Comerciantes Pozuelo Calidad, compuesta por más de 130 comercios de Pozuelo, no lo olvidemos, los que de verdad trabajan por Pozuelo e invierten su tiempo en dar soluciones, se ven sin alternativas, desesperados por ver si alguien les tiende una mano a su desesperación, espero que esto les haga pensar en las próximas elecciones en quién les va a ayudar de verdad y no se van a quedar solo en cantos de sirena.

Este gobierno por lo que se ve no tiene vergüenza ni humildad para corregir sus errores y defender a sus ciudadanos, un gobierno rico. Si lo comparamos con los municipios vecinos, mientras en Boadilla y Majadahonda se esfuerzan en dar todo su apoyo a los vecinos y a sus comerciantes, reconociéndoles, no con palabras sino  con hechos, el gran valor que les aportan, aquí nos ofrecen soberbia, desprecio e incompetencia.

Ya sabemos que lo único que les interesa a estos dos grupos que nos gobiernan como si fueran uno solo, es su propio beneficio, pero sí de vez en cuando hicieran algo, aunque solo sea para disimular, no nos vendría nada mal.