Si continúa la navegación por nuestro sitio web estará aceptando nuestras condiciones, que puede consultar en:

FEBRERO DE 2022  /  BARES, QUÉ LUGARES

CASA JUSTO

13-02-2022 9:20 a.m.

Por Daniel Martín

Seguro que muchos de vosotros ya conocéis al bueno de Justo. Este pequeño gran hombre abrió su bar en Pozuelo hace 9 años con la idea de servir a los vecinos del municipio auténticos platos segovianos, entre los que caben destacar su cordero lechal y cochinillo asado. Los 55 años de hostelería que lleva a sus espaldas se hacen notar cada día que abre las puertas de este agradable rincón, situado en la Avenida de Europa. Siempre dispuesto a dar conversación al parroquiano que no perdona un vinito al sol y ofrecer un servicio exquisito a aquellos amantes de los bares de pueblo que ya comienzan a escasear. Los que le conocemos de verdad sabemos que aunque ya ronda por su cabeza la idea de jubilarse, su amor a la barra le impide dejar de lado un negocio al que le tiene especial cariño y donde muchos de sus clientes se han convertido en grandes amigos. Pero algo me dice que aunque los años ya empiezan a pesar, Justo disfruta haciendo lo que hace y prefiere seguir trabajando que apoltronarse en el sillón de su casa viendo la vida pasar.

Mientras algunos de los negocios vecinos presumen de decoración y platos elaborados, a este afable y carismático hostelero sólo le han hecho falta unos torreznos para ganarse la confianza de muchos clientes, que ya los consideran como los mejores de Pozuelo. Sus "huevos a la Ayuso" estuvieron en boca de todos durante las elecciones a la C. de Madrid, donde casualmente ganó la homenajeada del plato y que los más curiosos todavía pueden degustar.

Ir a Casa Justo es viajar a un pueblo de Castilla y León para disfrutar de su gastronomía, charlar sobre la vida y tomarse lo castizo muy en serio. Pero nada de esto sería posible sin la ayuda de su esposa Mervat, una mujer de origen egipcio que tiene muy buena mano para la cocina y sabe darle el punto perfecto a esos platos de cuchara que tanto apetecen estos días. Aunque en muchas ocasiones también verás a Justo desde la barra meter mano a algunos platos para darles su toque personal y estar en boca de todos.   Ω