Si continúa la navegación por nuestro sitio web estará aceptando nuestras condiciones, que puede consultar en:

Sábado 18 de abril

18-04-2020 9:33 p.m.

 (0)

Por Ricardo Rubio
Venia escuchando en la radio a Alfredo Santaelena, ilustre jugador del Atlético del Madrid: he tenido la suerte o la oportunidad o quien sabe si el saber estar en el momento adecuado. No soy ni mucho menos el mejor jugador pero aquí estoy. En el minuto 114 marco el gol de la final de copa del 91. Y mi padre y yo saltamos en el fondo sur del Bernabéu gritando gooooooollll. Fue el penúltimo partido de mi padre. El último, años mas tarde en el Wanda Metropolitano, con sus nietos, pero ya estaba ciego. Hoy quería decirle, allá donde esté, lo que ha dicho Alfredo: No soy ni mucho menos el mejor. Pero trabajo para estar en el momento adecuado. ¡Gracias Papa!

Lo ha dicho Marcos esta mañana: si al levantarte escuchas Dust in the wind por la ventana es que hay esperanza. 

Dos cigüeñas anidando me han dado la pausa y la libertad de viajar con la imagen. Un cielo gris que se rompe y un blanco caliente con sabor a primavera. La vida continua

Sabemos que las piezas del rompecabezas no encajan y sin embargo seguimos jugando. Sabemos que a veces puede más el deseo que la paciencia. Que los días no son tan largos, ni las noches tan cortas. Este es lugar donde vivimos. Y a pesar de todo es maravilloso.

Como resumen de la semana es corto. Como pensamientos propios quizá muy largo.

Que la música suene y sus estrofas se reciten puede más que cualquier texto arrancado del mismísimo corazón.

Mañana es domingo. Volveremos a encontrarnos. No me cabe duda. Siempre hay un camino detrás de aquella colina.

COMENTARIOS

no hay comentarios

Añadir un comentario

AVISO:

Ha de estar registrado y logueado para escribir un comentario.

Puede hacerlo en:


Deja tu comentario aquí: