Si continúa la navegación por nuestro sitio web estará aceptando nuestras condiciones, que puede consultar en:

ABRIL DE 2022  /  LA BUENA VIDA

BOND Y BUÑUEL: ¿AGITADO O REVUELTO?

10-04-2022 1:20 p.m.

Por Alberto Gómez Font

A muchos se nos escapa el porqué de que un agente del servicio secreto británico, al servicio de su majestad la reina, prefiera su trago preparado a la manera estadounidense; pero tratándose de quien se trata, lo aceptamos con una sonrisa cómplice, aunque luego no le hagamos caso y siempre le pidamos al barman que nos lo haga al estilo europeo.

Leídos el título y el primer párrafo de este artículo la mayoría de las lectoras y lectores amantes de la coctelería ya sabrán de quién estamos hablando y también a qué trago nos referimos: sí, se trata del gran Bond, James Bond, bebedor habitual de dry martini, que en todas sus películas —excepto en  Casino Royale— pide que se lo mezclen «shaken, not stirred», es decir, que se lo agiten en la coctelera llena de hielo en lugar de revolvérselo en el vaso mezclador para después colarlo sobre la copa de cóctel con la aceituna verde con hueso, tal como es norma en todos los bares de Europa, África y Asia. (Les toca a ustedes, lectoras y lectores, averiguar qué pasa con ese trago en el continente de los canguros...).

Así, «saken», agitado en la coctelera, es como se hace el dry martini en los Estados Unidos, y creo que solamente allí, si bien en algunos —pocos— buenos bares cuando un cliente pide ese cóctel lo someten al siguiente interrogatorio:

—¿Gin or vodka?

—¿Shaken or stirred?

—¿Straight or on the rocks?

—¿Twist or olive?

De tal forma que no cabe ni un resquicio de error y el resultado final siempre será del gusto del bebedor.

A la duda de si pedirlo a la manera estadounidense o a la europea se suma la de cierto desconcierto léxico, pues lo que Bond pide es un «vodka martini», es decir, un «dry martini» en el que el ingrediente principal es el vodka, pero para muchos entendidos al hablar de ese cóctel es suficiente con pronunciar la voz «martini» y después especificar si se prefiere de ginebra o de vodka, situación esta que nos lleva a recordar que el nombre de esa bebida no guarda relación alguna con la marca italiana Martini, aunque se pueda preparar con vermú Martini Dry (blanco seco) en lugar de con vermú Noilly Prat Dry, (también blanco seco), que es la marca preferida por los bebedores clásicos.

Asunto más peliagudo y no poco discutido es la cantidad de vermú que hay que poner, sea en la coctelera o en el vaso mezclador. Esto es lo que decía el gran Luis Buñuel, que, preparaba sus martinis al gusto de Bond, es decir, agitados en la coctelera:

«Pongo en la nevera todo lo necesario: copas, ginebra y coctelera, la víspera del día que espero invitados. Tengo un termómetro que me permite comprobar que el hielo está a unos 20ºC bajo cero. Sobre el hielo sirvo unas gotas de Noilly Prat y media cucharadita de café de angostura, lo agito bien y tiro el líquido, conservando el hielo ligeramente perfumado; sobre este hielo vierto la ginebra, agito y sirvo».

Y añadía este comentario:

«Los buenos catadores que toman el dry martini muy seco, incluso han llegado a decir que basta con dejar que un rayo de sol pase a través de una botella de Noilly Prat antes de dar en la copa de ginebra. Hubo una época en la que Norteamérica se decía que un buen dry martini debe parecerse a la concepción de la Virgen. Efectivamente, ya se sabe que, según santo Tomás de Aquino, el poder generador del Espíritu Santo pasó a través del himen de la Virgen como un rayo de sol atraviesa un cristal, sin romperlo. Pues el Noilly-Prat, lo mismo. Pero a mí me parece una exageración».
Hoy en el tercer decenio del siglo XXI, la moda está cambiando y muchas y muchos bebedores de dry martini lo piden menos seco, de forma que se note el vermú, en una proporción de cuatro quintos de ginebra —o vodka— y un quinto (o tres cuartos y un cuarto).  Ω

DRY MARTINI: Si cambiamos la aceituna por una cebollita blanca en vinagre el cóctel ya no se llamará «dry martini», sino «gibson».

Nota: En Casino Royale Bond pide un «vesper martini». ¿Les parece que brindemos con ese cóctel?

Hagámoslo en vaso mezclador lleno de hielo, con 3 partes de ginebra, 1 parte de vodka y ½ parte de Lillet Blanc, y adornemos la copa con una espiral de piel de limón amarillo.  

Pozueloin: Usted, ¿de qué se queja?

EXPRESA LIBREMENTE TUS OPINIONES EN EL BUZÓN

EL Buzón De Pozuelo IN

REFORMA EN LA AVENIDA DE EUROPA

Buenos días. Soy vecino de la avenida de Europa numero 42 de Pozuelo de Alarcón, …

FAROLAS ENCENDIDAS A LAS 3 DE LA TARDE

Un vecino de Pozuelo de Alarcón nos escribe al buzón de Pozuelo IN:

"Farolas encendidas …

abril de 2022

NÚMEROS ANTERIORES:

2022 2021 2020 2019 2018 2017 2016 2015 2014 2013 2012

Artículos relacionados

 4

 LA BUENA VIDA EL TRAGO DE LOS AEROPUERTOS