Si continúa la navegación por nuestro sitio web estará aceptando nuestras condiciones, que puede consultar en:

FEBRERO DE 2023  /  ENTREVISTAS

SOLEÁ MORENTE

14-02-2023 8:26 a.m.

"A veces siento que no soy de este planeta“

Por Germán Pose - Soleá Morente dejó revoloteando en el aire del Mira Teatro de Pozuelo la magia y el misterio que encerraba el arte de su padre Enrique. En una noche gélida de enero Soleá calentó a los presentes con los temas de su último disco, „Aurora y Enrique“, su obra más personal, dedicada a sus padres Aurora Carbonell y Enrique Morente.  

—¿Cómo te sentiste en el concierto celebrado en el Mira Teatro de Pozuelo?

Sentí una energía especial desde que empezó el concierto. El público era fantástico y mágico  y eso para mí es el 50 por ciento del espectáculo porque la inspiración va a mejor si el cariño y el respeto es recíproco entre los que estamos en el escenario y los que están en el público. Se podría decir que es como un diálogo. Cuanto mejor sea la comunicación entre unos y otros mejor es el resultado y Pozuelo nos acogió y a mis compañeros y a mí con mucho cariño .

—Presentas tu obra más personal, “Aurora y Enrique”, dedicada a tus padres, ¿en qué genero musical la sitúas?

Me cuesta mucho hacer música pensando a qué género o etiqueta musical pertenece. Directamente no lo pienso y dejo salir las ideas que tengo, quizá sea ese el motivo por el que no me terminan de encasillar en ningún lugar. Yo diría que es una música.

—¿Qué herencia cultural y personal te ha quedado de tu padre, Enrique Morente?

Nos ha dejado un legado eterno e infinito. En primer lugar humanístico, y en segundo lugar, musical y cultural. Porque la calidad humana para él estaba por encima de cualquier otra cosa. Cuando observo la época en la que me ha tocado vivir cada vez valoro más su forma de pensar y de relacionarse con él mismo y con el mundo porque ya no es cuestión de la época que a uno le toca vivir (porque todas las épocas son complicadas), si no del modo en que te relacionas contigo mismo, porque de ello depende tu entendimiento con los demás . Y no me estoy refiriendo a lo que últimamente conocemos por " yoísmo" si no, más bien, a lo que decía Virginia Woolf : " la mala poesía suele ser el resultado de olvidarse de uno mismo" y mi padre era bastante afín a esta idea.

—En su familia rebosa el arte y la tradición flamenca, tu padre Enrique, tu madre Aurora, tus hermanos Estrella y Kiki, tu tío Montoyita... aunque tú parece que elegiste un viaje musical distinto....

Sí, a mí me sedujo la idea de la investigación, de la experimentación. El hecho de unir conceptos que me rodean y entre los cuales no hay afinidad aparentemente, e intentar encontrar la comunicación entre ellos me apasiona. Siempre uno de esos conceptos es el mismo y otro es variable y éste obviamente es el flamenco que es de dónde vengo. 

—Estudiaste Filología Hispánica, ¿pensaste en dedicarte a la práctica de esos conocimientos?

Alguna vez lo he pensado. Me encantaría. Últimamente mi vida está dedicada a la música y en parte también a la literatura porque no sé concebir una sin la otra. 


—¿Cómo influyen tus estudios de filología en tu oficio de artista?

Influyen de manera determinante. No puedo sentarme a componer sin saber qué quiero decir  y no es fácil siempre saber descifrar lo que quieres decir desde las entrañas, y para ello me sirvo de personas que me ayudan a entender y explicar mi mensaje. Esas personas son escritoras y escritores que conforman mi santuario por así decirlo. Ahora por ejemplo leo mucho a Natalia Ginzburg o el último libro de Leila Slimani, que también me ha inspirado para escribir nuevas canciones.

—Tu padre Enrique, un gran amante del conocimiento y la lectura, ¿qué te dijo cuando decidiste estudiar esa carrera?

 Gracias a él me matriculé en Filología Hispánica. Fue una época preciosa de mi vida y tuve la suerte de disfrutarla junto a mi padre. Le apasionaba  el conocimiento y así me lo inculcó desde que era muy pequeña. No sólo a mí si no también a mis hermanos.  

 —Enrique Morente, junto a Lagartija Nick, creó “Omega”, una de las obras cumbre de la historia de la música española, ¿cómo influyó esa creación en tu obra?

 Toda la obra de mi padre me influye con una fuerza arrasadora . No me hice rockera por Omega si no por el conjunto de enseñanzas que su obra me transmite. El espíritu rockero y transgresor de Morente no sólo está en Omega si no desde su primer disco de cante jondo. Luego, está claro que gracias a ese trabajo nació un gran vínculo con Lagartija Nick, que me influye hasta día de hoy 

 —¿Cómo definirías tu experiencia junto a grupos tan alternativos como Los Planetas y Los Evangelistas?

Una experiencia muy constructiva. Aprendí muchas cosas fundamentales para ser la artista que soy ahora sobre todo al nivel de cómo decir las cosas más que el qué decir. Y me influyó mucho en la manera de componer.

—Da la sensación de que en España el arte del flamenco puro no tiene el respaldo merecido, aunque, como tú dices, todo el mundo quiere ser flamenco.

Es que vivimos en un momento de bastante confusión. Creo que el problema está en querer saberlo todo y luego ese todo querer clasificarlo. Es mejor mantener una actitud receptiva y de aceptación de que los tiempos cambian y eso no es malo, es lo normal y natural . Lo que es importante es dejar que pase a tus sentidos el arte sin juzgarlo y poner atención a si te hace bien o no. Si te hace bien,estimula tus sentidos, te emociona, entonces eso para mí es lo puro. Otro problema que observo es el daño que se le ha hecho al concepto de " pureza", en sí por culpa del puritanismo .

—¿Cuáles son tus referentes en tu música?

La Niña los Peines, Morente, Camarón, Cocteau Twins, The Cure…


—Aparte de tus actuaciones como artista tienes un programa en Radio 3 llamado “Cariño, sabes que soy de otro planeta”. ¿De qué planeta eres?

 Jajaja… buena pregunta. A veces siento que no soy de éste porque no me identifico con la forma en la que algunos seres humanos lo hacen funcionar. 

—Eres una mujer culta y brava y con buenas influencias familiares, ¿cómo te llevas con esta corriente del “nuevo feminismo”?

Me identifico con el feminismo pero con lo que no me identifico ni me siento a gusto es con el temor que se establece al ser una misma por si los demás se enfadan. Es decir, cuando entra la parte más ultra radical me inquieto porque yo quiero vivir libre y sin presiones, para eso soy feminista . Me entusiasma Simone de Beauvoir, Virginia Woolf, Susan Sontag o Jia Tolentino, y por supuesto, Annie Ernaux . 

—¿A qué aspiras en la vida?

Ahora mismo a aportar a través del arte lo que sólo yo puedo ver porque cada uno somos únicos y tenemos el deber de fomentar y compartir esa individualidad. Pero ante todo aspiro a ser mejor persona cada día.   Ω

Imágenes: Ricardo Rubio y Alfredo Arias.

Más artículos

Restauración 2015

17-11-2015 8:53 p.m.

Practica deporte solidario

09-09-2015 9:51 a.m.

1º Campeonato de Mus Brass 16

09-04-2015 9:36 a.m.

Así es la seguridad en Pozuelo

22-03-2015 10:51 a.m.

Cuidarse y buscar el equilibrio

01-09-2014 1:34 p.m.