01-09-2014 12:12 p.m.

ENERO 2014  /  REPORTAJE

La vuelta a la carretera con 4 ways to 1

01-09-2014 12:12 p.m.

El grupo pozuelero comienza la presentación de su primer disco To the road en la Sala 33. Son jóvenes emprendedores, ya que han producido todo su trabajo.

 

Letristas, compositores, vocalistas, arreglistas, guitarra, bajo, batería, prensa, diseño, relaciones públicas, gente de marketing, etcétera. Parece que son muchos ¿verdad? Pues son solo cuatro: Elsa, o Eysha, Richi, David y Sven son los que conforman 4 ways to 1, un joven grupo que acaba de publicar su primer disco, To the road, que en poco más de un mes, “se está vendiendo bastante bien”, asegura Sven. No podía ser de otra manera y las primeras preguntas se hicieron en la carretera, antes de llegar a su local de ensayo. Entre risas, comenzaron a hablar de su pasado, estando seguros de que para hacerse un futuro hay que recordar antes lo que se ha hecho.

Todos ellos están vinculados al mundo de la música desde hace bastantes años, han estudiado en el Musician Institute americano con músicos de la talla de Alex Evans (Whitney Houston), Brian Allen (Greg Adams) Christopher Maloney (Blues Saraceno, Virgil Donati), caso de Richi. O en escuelas españolas, el resto de componentes. Además, tienen un gran bagaje profesional detrás como lo demuestra el hecho de que han tocado con Antonio Carmona, José de Castro, La Quinta Estación, Submission, Killbeats o Deep Josh, entre otros. Sven nos asegura que todos se han formado musicalmente e incluso siguen, como Elsa, quien recibe clases de canto.

Jóvenes emprendedores

Ya en el local de ensayo en el que perfeccionan todos los días su estilo, pudimos comprobar que con este coctel tan distinto y con tan diversas influencias en cada uno de ellos, empezaron a trabajar en su primer disco tras el verano de 2012. “Ahí ya vimos que queríamos hacer esto y vivir de esto”, asegura David. Como todos los grupos que empiezan, comenzaron a llamar a todas las puertas que conocían, pero en ninguna de ellas las condiciones eran las mejores.

Pero saben que una discográfica no le pone el dinero a nadie. “Antes era mucho más difícil acceder a un estudio y crear un producto musical, en estos momentos es relativamente más fácil”, aseguran. A plazo medio y corto su principal objetivo es que se les conozca en todas España. “Tenemos que hacer todo el ruido posible aquí, que se nos escuche mucho para que nos vean en todos sitios”.

Por eso, se liaron la manta a la cabeza y apoyados por la gente que les rodea pidieron un préstamo y crearon su primer disco, en el que se pueden escuchar temas llenos de fuerza y llenos de la influencia de estos grupos tan dispares. “Por eso lo del nombre”, comenta Elsa, quien fue la autora del nombre del grupo, “es la confluencia de cuatro estilos diferentes, de cuatro personalidades distintas que por casualidades de la vida se han juntado en un mismo camino”, señala ante la mirada cómplice de sus compañeros.

Ahora están en plena vorágine de preparativos de conciertos, cerrando la gira para este 2014, en la que esperan llegar a toda España, aun siendo conscientes de que son ellos mismos los que deben poner toda la carne en el asador. “Nos hemos metido en algo que nos gusta y estamos arriesgando lo nuestro. Si bien no tenemos una discográfica detrás, sí que somos nosotros los que dirigimos nuestros pasos”, aseguran casi al unísono los cuatro. Por ello, son sus propios relaciones públicas, sus representes, los que llevan su prensa, su marketing, sus redes sociales, después de haber hecho previamente todo en la elaboración del disco.

A nivel profesional ya han tenido una primera china en el zapato. Pequeña, pero que les hace mirar ahora de otra forma a lo que le rodea. “Resulta que queríamos hacer un video clip para moverlo con las televisiones. Trajimos a ocho personas desde Murcia, lo alojamos, etc. venían con los equipos, cámaras y todo lo necesario. Resulta que cuando se van y nos mandan el vídeo, resulta que el formato en el que grabaron no era el válido para las televisiones. Además, la calidad no se puede cambiar, con lo que teníamos cerrado con varias televisiones para su emisión, no pudo ser”, señalan, pero por lo menos está internet, donde está teniendo bastantes visitas.

Un gran disco

Son como una pequeña familia, si alguno faltase, ya no sería lo mismo, asegura Elsa entre risas. La verdad es que se ve mucha química entre estos treintañeros, bueno, ella no, es la benjamina del grupo. Y eso que no se conocían. Sven coincidió hace cuatro años con Elsa en la radio y se quedó con el gusanillo de hacer algo con ella, “en plan profesional, ¿eh?”, señala Sven que junto a Richi comenzaron a darle la vuelta al asunto. No paran las risas cuando aseguran que David entró porque “faltaba una cara bonita en el grupo y, claro, a ellos se les vino mi imagen de inmediato”. Esta complicidad se ve en su música.

En un momento dado, se atrevieron a coger sus instrumentos y lo que tocaron fue uno de los 12 temas de su disco. Un producto en el que se une la vibrante voz de Elsa, la rapidez de manos en la guitarra de Sven ¿se convertirá en “mano lenta” algún día”?, la batería que se hace más grande conforme avanza la canción de David o el bajo… ¿Cuál es la manía que tienen estos músicos de desaparecer cuando su participación es totalmente necesaria…? Bueno, decía, el bajo grave de Richi, que completa una formación que transmite mucha fuerza y sentimiento en sus canciones.

No quisieron hacer un disco en el que hubiera un solo tema que gustase a la gente, sino que querían que fuese completo. La verdad es que tiene mucho ritmo y con canciones pegadizas. Lo han hecho en inglés “porque es un idioma que ya domina la gente y, claro, queremos llegar a todos los sitios”, aseguran con risas, pero sabiendo que tienen un buen producto que puede exportarse.

Un claro ejemplo es la canción We Stay con su introducción, con un estilo totalmente distinto a la canción que lleva el título. Pocos grupos hacían una introducción a un tema, aunque ésta bien vale.  Está claro que son un grupo que bebe de las influencias musicales del sonido norteamericano y eso es algo que se nota en sus canciones. Su primer single Here I Am muestra la variedad de estilos que llevan dentro.

A la carretera

La complicidad en la música se ve en el trato que tienen entre ellos. Y en lo que hacen. Saben que este disco es una presentación del grupo. El título To the road es porque lo que quieren es tirarse a la carretera para que les conozcan en todos los sitios. Aunque ya han tocado en varias salas madrileñas y de Soria, empiezan su gira en Pozuelo. Será el próximo 8 de febrero en la Sala 33 (vía de las Dos Castillas, 7).

Allí harán la presentación oficial, con otro grupo local como teloneros, Almost A Band, y el inicio de una gira que les llevará a muchos sitios de la geografía española. Lo que se podrá ver es un grupo muy bien definido. Ellos mismos se catalogan denim, “muy de calle, su imagen está muy estudiada”, aseguran. Les gusta recuperar lo antiguo, el cómo se hacían los conciertos hace años.

Además, para su presentación quieren tener un detalle con sus fans. Así, los diez primeros mails que llegue a luis@pozueloin.es tendrán su disco firmado por ellos. Date prisa y resérvalo ya.

Os dejamos también su código QR para que podáis seguirlos en las redes sociales.