06-02-2019 8:24 p.m.

FEBRERO 2019  /  ENTREVISTAS

Félix Alba: "La actividad política en un pueblo debe ser una ocupación no una profesión"

06-02-2019 8:24 p.m.

Nació en Carabanchel en donde sigue viviendo su madre. El mayor de dos hermanos. Adoptado en Pozuelo desde hace 30 años, médico de profesión y vocación, pocos saben que su especialidad es la medicina nuclear. De familia humilde que le enseñó que en la vida hay que esforzarse para lograr las metas. Padre de dos hijos y abuelo de cuatro. Fiel a su partido, ya le votó en las primeras elecciones democráticas que se dieron en nuestro país. Un hombre querido por los pozueleros, que a pesar de salir de su cargo siguen contando con él porque el cariño lo consiguió por su actitud hacia los vecinos de este pueblo y no por el cargo que ostentaba.
Por Carmen Millán
Imagen Ricardo Rubio

—Toda una vida dedicada a las personas tanto con la medicina como con la política
Siempre digo en medio guasa que no he cambiado de profesión, en la consulta lo que hago es resolver problemas  y en la política los sigo resolviendo aunque sean de otro tipo.

—¿Tú vocación por la medicina te viene de familia?
No, mi padre era electricista. Yo fui el primero de mi familia por ambas partes en ir a la Universidad. Mi padre, cada vez que terminaba una etapa escolar me preguntaba si quería seguir estudiando  o ponerme a trabajar y siempre respondía estudiar, era como se dice un empollón.

—¿Siempre has querido ser médico?
Sí, bueno de pequeño quería ser cura por eso de estudiar en un colegio de monjas, pero desde  los 8 o 9 años ya tenía claro que quería ser médico.

—¿Por qué medicina nuclear?
Empecé haciendo medicina de familia en Salamanca pero aquello no funcionaba. Me volví a examinar otra vez del MIR y saqué plaza de medicina nuclear aquí en el Primero de Octubre en el año 79.

—¿Cuál ha sido tu trayectoria profesional?
Empecé en el hospital, pero  desde el principio, en el año 80,  he tenido consulta de medicina general para no perder el contacto con los pacientes porque la nuclear es solo hospitalaria. Terminé el Doctorado. Impartí clases prácticas en la Complutense en radiología durante un tiempo. Luego salió una plaza de médico de empresa en Caja Postal y la saqué.

—¿Has vivido también las zarpas del paro?
Terminé el Mir y estuve varios meses en el paro. Es verdad que iba de forma voluntaria a dar clases a la Universidad Complutense pero sufrí esa etapa.

—¿Cómo terminas viviendo en Pozuelo?
De casualidad, vivía en Leganés y quería cambiarme a la zona. Fui a Boadilla a ver una casa y por diversos motivos termine comprando en Pozuelo en la zona de las Acacias, donde sigo viviendo.

—Has vivido todo el cambio de Pozuelo ¿Cómo lo ves?
Cuando vine mi calle era barro, estaban las calles sin asfaltar aún. Pozuelo era un pueblo y ahora es una ciudad. Me decían que me había venido a vivir al campo. Éramos alrededor de 30.000 habitantes y ahora hemos pasado de los 86.000. No había casas en la Avd. de Europa.

—¿Te ha enamorado Pozuelo?
Totalmente. Alguna vez, con respecto a la política, me han dicho que por qué no me iba a otro municipio y contestaba que fuera de Pozuelo yo no tengo nada que hacer, no me interesa.

—¿Qué es lo que más te gusta de nuestra villa?
Que si quieres puedes hacer una vida de pueblo, al lado de Madrid pero muy distinto. El problema es que muchos vecinos no tienen la identidad de Pozuelo, solo la tienen como ciudad de residencia, no hacen vida aquí y trabajan fuera.

—Vives mucho Pozuelo ¿Defiendes sus tradiciones?
Aquí hemos crecido mucho, vienen de diferentes partes y esa identidad no se tiene, lo que sí es cierto que hay que mantenerlas. Las fiestas hay que potenciarlas y llevarlas a todas las zonas del municipio. Me siento bien participando en todo.

—¿Cuál es la zona que más te gusta?
La Plaza de España, está justamente entre el pueblo y la estación y puedes ir andando a cualquier parte, tienes parques, el Torreón...

—¿Qué problemas tiene Pozuelo?
Creo que no se ha seguido el ritmo que tenía Pozuelo durante unos años y hemos tenido un gran  parón. Tuvimos una etapa en la que despegamos y ahora  llevamos una temporada con el proyecto Pozuelo muy estacionado. Esto ha supuesto que ya no somos una vanguardia en cuanto a municipios. Vimos que teníamos un municipio de un nivel de calidad muy alto y nos hemos acostumbrado en vez de pensar que teníamos que seguir mejorando. Hay muchas cosas pendientes. Tenemos un gran problema de intercomunicación que habría que trabajarlo.

—¿Cómo es un día de Félix?
Me sigo levanto todos los días a las 7 de la mañana, leo la prensa, ayudo en las tareas familiares y por la tarde sigo en mi consulta. Ahora estoy de jefe de mantenimiento de mi casa.

—Tu entrada en la política fue tardía ¿Cómo sucede?
Cuando llegué a Pozuelo fui el primer Presidente de mi Comunidad de Vecinos y empecé a tener contacto con el Ayuntamiento, en alguna ocasión me peleé con ellos. Yo siempre fui del partido, médico  y aquí era conocido, supongo que fueron los motivos.

Fui en las listas electorales en el año 95 y 99  con Martín Crespo, pero en puestos muy atrás.  Fue en el 2003 cuando me sitúan arriba, cuando el alcalde era Jesús Sepúlveda, saliendo de Concejal de Sanidad y Participación Ciudadana.

—¿Te sorprendió la política al entrar?
Sí, no tenía experiencia en administración pública y tuve que aprender. Al principio estas despistado, no entiendes de informes, de partidas, presupuestos... gracias a los funcionarios del Ayuntamiento poco a poco vas aprendiendo y con el tiempo vas teniendo manejo.

—Siendo un médico reputado ¿Dudaste en algún momento el entrar en la política?
No dudé porque en todo momento dije que mantendría mi actividad profesional como así ha sido desde el principio. En contra de algunos que defendían que se tenía que ser político de profesión, yo creo que tiene que haberlos pero pocos. Sobre todo en un pueblo la actividad política debe ser una ocupación durante un tiempo determinado pero no una profesión.

—¿Te ayudó seguir con la consulta con respecto a  la política?
Eso lo he discutido en diferentes ocasiones y no se me ha entendido. La profesión no se debe dejar, la política no es una profesión, es otra cosa. Desde la consulta he visto necesidades de la gente con respecto a Pozuelo y claro que me ha servido para ayudar.

—Debutas con Jesús Sepúlveda ¿Qué opinión tienes de él?
Independientemente de diferentes cosas, Jesús fue un buen alcalde, su actitud con las personas fue muy buena y de hecho pasamos de tener 16 concejales en el 2003 a 19. Se hizo un buen trabajo.

—¿Qué crees que se necesita para ser alcalde en un municipio?
Hay que sentirse implicado con el municipio, creérselo,  tener las ideas claras de hacia dónde lo quiere llevar y estar mucho con la gente. Muchas veces las personas quieren soluciones pero lo que te demandan es que les escuches y si razonas el por qué no se pueden determinadas cosas lo aceptan, lo que no aceptan es el no encontrarse con nadie que les escuche.

—Cuentas con el apoyo de muchos vecinos ¿Cómo no te hemos visto de alcalde?
Me hubiera gustado pero nunca he tenido ambición de serlo, actitud que me han reprochado mucho. Nunca he tenido esa ambición personal que es fundamental en política. Me gusta más influir que mandar.

—¿De qué estas más orgulloso de tu paso por la política?
Estoy orgulloso de haber realizado cosas que a Pozuelo y sus habitantes le han venido bien. Estoy satisfecho por ejemplo de que Pozuelo tenga un tanatorio que no tenía, para mí es lo importante y de haber empezado  a mover las cosas para que en el futuro se pudiera ampliar, para esto no hace falta ser alcalde, es cuestión de trabajarlo.

—¿Por qué dimites?
No estaba de acuerdo con una política determinada, no hay más. Como Primer Teniente de alcalde, si no estás conforme con una serie de cosas es mejor irse. Afortunadamente el tener tu profesión fuera te da mucha libertad.

—¿Deben ser limitados los cargos en política?
En los pueblos el alcalde o los Concejales deben estar un tiempo, no 15 años. Llega un momento que la vida cambia, las ideas se agotan y las personas se deben cambiar.

—Desde tú experiencia, ¿cómo crees que se darán las próximas elecciones?
No te sabría decir... creo que a nivel local nos veremos afectados por la situación general, el bipartidismo  ha desaparecido. Hay varios partidos nuevos que estarán presentes y la tarta hay que repartirla. Sociológicamente Pozuelo es un municipio de derechas o centro derecha. También influye quién se presente en algunas zonas de Pozuelo.   Ω

Más artículos

Receta: Sardinas con tomate

11-03-2019 10:10 p.m.

Caminando por Pozuelo:

09-10-2018 8:10 p.m.