79-92: El Real Madrid a por la Supercopa

13-09-2020 9:36 a.m.

Venció al Iberostar Tenerife con un gran partido de Rudy (5 triples y 18 puntos) y se jugará el título frente al Barça (18:30 h, #Vamos)

El Real Madrid se impuso al anfitrión Iberostar Tenerife y se jugará el primer título de la temporada frente al Barça en la final de la Supercopa 2020 (18:30 horas, #Vamos). Los de Laso resolvieron en la segunda parte una dura semifinal en la que mostraron un gran despliegue físico durante todo el partido y una enorme sensación de solidez como equipo. Rudy (18 puntos, 5 triples y 18 de valoración) lideró a 7 jugadores en 9 puntos o más. Buen debut de Alocén y Abalde con la camiseta blanca (9 puntos cada uno).

La intensidad con la que arrancó el Real Madrid le permitió dominar con claridad el primer cuarto. Su fuerte defensa de inicio, recuperando balones y saliendo en transiciones rápidas, hizo mucho daño a los tinerfeños. Campazzo y Deck, este último con 8 puntos, ponían a los suyos 10 arriba en el minuto 8 (8-18). El único lunar, las dos faltas de Tavares, bien suplido por Garuba. No fue hasta la entrada de Huertas cuando los de Vidorreta mejoraron sus prestaciones en ataque recortando la desventaja entre el final del primer acto y el comienzo del segundo (22-25, min. 13).

Siempre por delante
Pero los de Laso transmitían solidez con un despliegue físico imponente y un ataque en el que aparecían nuevas opciones como Rudy (9 puntos) y Alocén (5). El base debutaba oficialmente con la camiseta blanca; minutos antes lo había hecho Abalde. Nuevo estirón y +11 (26-37, min. 15), aunque sin la continuidad deseada para romper el encuentro. Iberostar Tenerife no desistió y se fue al descanso con las opciones intactas (42-48).

La diferencia en el segundo tiempo fue que el Madrid no dejó crecer a su rival en ningún momento. Mantuvo un tono físico muy alto. Tavares comenzó a dominar la zona desquitándose del primer cuarto. Campazzo, rozando el doble-doble (9 puntos+7 asistencias), Abalde y Rudy hicieron el resto en un tercer cuarto en el que llegaron a ganar por 18 puntos con el 51-69 en el 28´.

El Madrid cierra el partido
Los anfitriones iban a intentarlo de nuevo a base de triples. Tres seguidos les daban esperanzas de remontada en el arranque del último cuarto. Fueron en vano, porque el Real Madrid no tenía fisuras y en ataque gozaba de buena salud. Randolph se convertía en el cuarto jugador en superar la barrera de los 10 puntos mientras que Rudy prolongaba el recital desde 6,75 m con su quinto triple, gestionando sin sobresaltos una cómoda ventaja siempre por encima de la decena de puntos. Los blancos se fueron a 92 puntos (79-92). En menos de 24 horas, la final ante el Barça, que se impuso al Baskonia en la otra semifinal (18:30 horas, #Vamos).