Si continúa la navegación por nuestro sitio web estará aceptando nuestras condiciones, que puede consultar en:

SEPTIEMBRE DE 2021  /  COMENTARIOS

SOLO QUEDA UN DÍA MENOS

14-09-2021 12:32 p.m.

Por Alberto García Cosía

Deshabitado. Así es como volverá a quedarse Pozuelo de Alarcón en su semana grande. Por segundo año consecutivo, las fiestas en honor a Ntra. Sra. de la Consolación Coronada, se suspenderán por los motivos de los cuales todos conocemos. Aunque parecía que este año iba a ser de otra manera, finalmente, todo quedó en agua de borrajas. Los tiempos en los que vivimos son tan inciertos y el Covid desgraciadamente, sigue mandando.  

Con la pandemia, no solo las fiestas están en jaque mate, sino también está la ilusión y el trabajo en equipo de las peñas, hermandades y asociaciones que trabajan con mucho esfuerzo todo un año. Por no contar con la ilusión de los miles de vecinos que esperan impacientes esta semana. Se echa de menos no ver a las familias disfrutar de las actividades que cada peña organiza. Escuchar las cantinelas de alegría que van tocando las charangas a su paso por las calles y plazas, la muchedumbre que se reúnen en los bares creando un ambiente festivo, los toros o los actos religiosos. Parece que han pasado veinte años de aquel 2019. Pero hay recuerdos que por mucho tiempo que pase, no se borran de la mente. A nuestro pesar, nos tocará seguir viviendo de ellos. Sin duda, este año, volverá a ser extraño. Volveremos a tener ese gran vacío por dentro y por fuera. 

Pero la mayor pena nos inundará el primer domingo de septiembre. Cuando caiga el sol por la plaza de la Coronación y no se abra el portón por donde debería salir a hombros de sus hijos la madre de todos los pozueleros. El día más bonito, una vez más, se convertirá en el más triste. No lloverá pétalos de rosa desde los balcones, no habrá ni vivas, ni levantás. Solo habrá consuelo para aquellos corazones rotos de Pozuelo. Este año deberíamos estar un poquito más preparados. Pero no es nada fácil para quienes amamos y sentimos este municipio como algo muy especial. 

A día de hoy, aunque a veces no lo parezca. Tenemos que ser conscientes. España y el mundo siguen pasando por momentos muy difíciles y complicados. Decía Cervantes: “Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.” ¡Y así será! Estoy convencido que, en un tiempo, no muy lejano, las cosas volverán a estar en su sitio. Ahora nos toca continuar con esta amarga condena y seguir siendo responsables. Cumplir con lo que se nos manda desde las autoridades sanitarias.  

Mis queridos paisanos, estad tranquilos. Solo hay que saber esperar un poquito más, y más aún, cuando esa espera desembocará en el cauce de la vida que llevábamos antes. Porqué algún día acabará por fin toda esta pesadilla. Pensad, que queda un día menos para sentir y disfrutar de la cultura y las tradiciones de nuestro amado municipio, Pozuelo de Alarcón.  .   Ω 

Más artículos

La brillantez de Carmen Navarro

12-02-2020 5:10 p.m.

Paseando por Pozuelo

10-12-2018 8:18 p.m.