Si continúa la navegación por nuestro sitio web estará aceptando nuestras condiciones, que puede consultar en:

MARZO DE 2024  /  LA BUENA EDUCACIÓN

MIRIAN GALÁN: “LA EDUCACIÓN INFANTIL ES ESENCIAL PARA EL RESTO DE LA VIDA”

12-03-2024 10:42 a.m.

Mirian Galán (Madrid, 1984) ejerce como maestra de educación infantil desde hace 20 años y derrama sus conocimientos en Pozuelo de Alarcón. Ha sido galardonada con el prestigioso premio internacional Global Teacher Award y acaba de publicar el libro: ”Felices en la escuela” (RBA) una obra en la que una de las mejores profesoras del mundo comparte sus experiencias personales y pautas de crianza para las familias y educadores. 

—¿Qué idea principal has querido transmitir con este libro, “Felices en la escuela”?

Lo primero, que no fuera la típica guía al uso que hacen por ahí sicólogos, siquiatras y pediatras tan alejados de la realidad de estar día a día en una escuela con los niños. Es una obra singular donde relato muchas anécdotas, historias de mi infancia, de mi experiencia de formación…quería que fuera algo diferente.

—¿Tú fuiste feliz en tus años de colegio?

Yo sí, aunque la adaptación fue dura. Mi maestra era una mujer muy esbelta y ruda y yo no paraba de llorar cuando me dejaba mi madre y ella me sacaba a la ventana para que me despidiera de ella. Pero yo lo pasaba mal, sí. 

—¿Por qué lloran tanto los niños cuando les dejan en el cole?  

Porque no pueden desprenderse del apego que tienen con sus padres cuando son muy pequeños y la separación no la entienden, creen que le están “abandonando” cuando les dejan en el cole, así es. Cuando ellos ven que se sienten seguros en la escuela y las maestras se lo demuestran ya se quedan más tranquilos. 

—¿Hasta qué punto es importante una buena educación infantil para el posterior desarrollo del ser humano, del adulto?

Gran pregunta que no me suelen hacer. La educación infantil es una de las etapas más importantes de nuestra vida. El momento más álgido de aprendizaje se sitúa entre los 0 y los 6 años. El niño, cuando más absorbe conocimientos y valores es en ese período de edad, entre 0 y 6 años, con lo cual es una etapa muy importante para crear una personalidad. —¿Y esa etapa es decisiva para la manera en que nos comportamos de adultos?

Sí, influye mucho en el desarrollo cognitivo y emocional. A los niños hay que tratarles de una manera en la que ellos se sientan felices, seguros y queridos. 

—En tu libro afirmas que los educadores pueden cambiar el mundo. Suena muy rotundo, no?

Sí, no hay nada más importante que puedas aportar al mundo que un futuro lleno de gente feliz. Los conocimientos los terminarán adquiriendo, pero si tu crías a un niño en el encanto y las buenas maneras eso nunca lo olvidará. 


—¿Qué cualidades crees que debe reunir un buen educador?

(Ríe) Pues que le guste su trabajo, que se sienta apasionado por la misión que tiene entre manos, que no es poca cosa. No digo que yo sea la mejor por muchos premios que me hayan dado pero sí soy una apasionada de la educación y la infancia. 

—¿Dónde crees que debe residir el verdadero concepto de la educación, en la escuela o en la familia?

En ambos, la familia es muy importante pero la escuela también es fundamental, es mitad y mitad. Ni lo vamos a dejar todo en la familia ni todo en la escuela. 

—¿Tú crees que en estos nuevos tiempos que nos toca vivir se ha invertido el concepto de la jerarquía tanto en la familia como en la escuela?, ¿Crees que ha decaído el respeto por el maestro, incluso por los padres por la actual sobreprotección de que gozan los niños?

Mucho, de verdad, mucho. De hecho hay muchos estudios sobre la ansiedad que sufren los maestros debido a esta inversión de valores. La educación desde casa es muy importante y algo está fallando. El respeto al maestro o al profesor ya no es igual y eso no está bien. Se ha perdido bastante, no está bien. Y la culpa la tiene la sociedad en general. 

—Dime, ¿es más o menos duro educar a niños pequeños o a adolescentes?

Bueno, yo conozco todos los campos, he estado con niños, adolescentes y adultos….pero a mí me gustan los niños pequeños, mira, si tienes un día malo les ves su sonrisa y es pura terapia, los niños te curan los males, en general. Los adolescentes me parecen muy complicados, y más hoy por hoy, en la sociedad en que vivimos.

—¿Cuál es la importancia en la elección de un colegio para los niños?

Las prioridades de las familias, depende de esos principios familiares que quieres inculcar en tu hijo. Sean católicos, o no, o de otras tendencias educativas. No voy a decir cuál es el mejor colegio, todo depende de esas prioridades familiares. 

—¿Cómo valoras la calidad de la educación que se ofrece en España con respecto a otros países?  

En los informes Pisa estamos muy por debajo y no les falta razón, creo que, al final, los profesores, que estamos muy agobiados porque llevamos mucha carga administrativa, papeleos y demás…Nos saturan de trabajo, ese el problema. Creo que vamos mejorando, pero hay mucho por hacer aún. Además, aquí cambian las leyes educativas cada poco y nos vuelven locos.

—Bueno, ahora parece que no puedes ni levantar la voz a un niño, ¿cómo les regañas?

Normalmente yo no les regaño, intento hablar con ellos, aunque sean muy pequeños. Con buen tono de voz, un refuerzo positivo y negociar. Antes que pegar un grito es mejor darles opciones, elegidas por ti, claro, para que ellos se sientan con el poder de elegir. Hay que tratar con ellos, pequeños trucos para que, por ejemplo, se coman la tortilla que no se quieren comer.

—Resumiendo, Mirian, una buena educación nos hará mejores personas, no?

Sí, desde luego, no lo dudes. La buena educación te puede salvar.   Ω

Más artículos

Practica deporte solidario

09-09-2015 9:51 a.m.

… Y llegó la calma

15-06-2015 5:45 p.m.

ADIÓS A LA BUROCRACIA

16-10-2014 7:11 p.m.