09-03-2020 6:32 p.m.

MARZO DE 2020  /  HABLEMOS DE...

¡Abrete, sésamo! NEOM, la puerta a la libertad económica y social esperada desde hace 40 años

09-03-2020 6:32 p.m.

Por Eduardo López García de Jaime

Son las empresas constructoras locales saudíes de gran prestigio, como EMAR ALJANOUB CONSTRACTON & BUILDING CO (http://ejc.com.sa), las que están interesadas en trabajar con empresas españolas en Arabia Saudí. Y este ámbito, nuestras empresas de obra civil son un referente a nivel mundial.

Gracias a los acuerdos bilaterales entre estos dos reinos, iniciados en 2010, el comercio y los contratos obtenidos por las empresas españolas superan ya los 17.000 millones de euros, siendo los mega proyectos del AVE entre La Meca y Medina, y el metro de Riad -el primero por valor de 6.736 millones de euros y el segundo, por 6.500- , los que representan más del 75% del negocio.

Al servicio de Su Majestad
Estos proyectos han sido en gran parte conseguidos gracias a la labor de la diplomacia española, que ha contribuido a mantener las buenas relaciones que siempre han existido entre nuestra Casa Real y la de los Al- Saud.

S.M. el Rey Don Felipe VI, y anteriormente su padre, han jugado un papel relevante, ya que la cordialidad y el respeto mutuo han dado lugar a que nazcan nuevas oportunidades de negocio en un país que busca liderar el futuro en Oriente Medio.

NEO del latín nuevo y M del arabe (Mostaqbal) futuro
NEOM Saudi Vision 2030, es una iniciativa de mega ciudad futurista y ZEE (zona económica especial), que cuenta con sus propias leyes, y que ha sido propuesta por el príncipe heredero MBS (Monhamed bin Salman), con la intención de reducir la dependencia del petróleo y diversificar la economía. La primera fase del proyecto está programada para el 2025 y contará con una inversión de unos 500.000 millones de euros, provenientes del Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita e inversores internacionales. La mega ciudad abarcará unos 26.500 km2 en la región fronteriza entre el Reino de Arabia Saudita y el Reino de Jordania, uniendo a Egipto y el continente africano a través de un puente en el Golfo de Aqaba. La intención es que sea uno de los centros globales de negocios y tránsito más importantes del mundo, debido a que por el Canal de Suez fluye una décima parte del comercio mundial. El consultor Ghanem Nuseibeh, declaró que la intención de Arabia Saudita era «pasar del petróleo a la alta tecnología y poner el país a la  vanguardia de los avances tecnológicos. Klaus Kleinfeld, expresidente y CEO de Alcoa Inc., y expresidente y CEO de Siemens AG, dirigirá el desarrollo de la ciudad. El objetivo es la robotización de funciones de  seguridad, logística, cuidado de personas, y que la ciudad sea abastecida únicamente con energía eólica y solar.

Actualmente, el país tiene una dependencia económica del 90% de petróleo, mientras que el 40% del PIB procede del sector privado. Su papel de liderazgo en la OPEP, contabilizando un 20% de la reserva  mundial (justo por detrás de Venezuela, con el 28%). Es, además, el tercer mayor exportador de petróleo del mundo, por detrás de Rusia y de los Estados Unidos, (en cabeza gracias al fracking, una técnica de extracción de petróleo basada en la inyección de gas y agua en roca).

El Reino de Arabia Saudí existe como tal desde el 23 de septiembre de 1932, cuando Abdulaziz bin Abderrahmán Al Saud se declaró rey de Arabia Saudí después de 25 años de la campaña militar. Sin embargo, el rey  tuvo que hacer frente a quienes no estaban de acuerdo con su forma de gobernar y pretendían expandir el wahabismo por todo el territorio. Fue el oro negro lo que hizo pasar al país de ser el más pobre del mundo, en 1919, a crecer económicamente por encima de cualquiera de Oriente Medio. La ignorancia, que siempre es atrevida, nos lleva a criticar con descaro la cultura y tradiciones de un pueblo, que, nos guste o no, la historia y sus consecuencias han definido el país que es hoy en día.

A finales de la década de 1970, el país estuvo inmerso en un proyecto de modernización, financiado principalmente por el beneficio del crudo. Gracias al Rey Faisal (1964-1975) se produjo un periodo de modernización y desarrollo, lo que provocó un incremento de la calidad de vida y una expansión de los servicios públicos, destacando una atención médica gratuita y universal para los saudíes, subsidios al gua, alimentos y rentas. La idea en sí era proteger al estado contra la oposición interna que buscaba derrocar a la familia real a través del islamismo radical, conocido como  wahabismo (corriente político-religiosa musulmana). Faisal y el Gran Mufti, Muhammad ibn Ibrahim Al- al Shaykh, se unieron para proveer una justificación religiosa al progreso del reino. Ésta serviría para mantener en calma a los islamistas radicales. A pesar de los esfuerzos del gobierno para impedir rebeliones dentro de las instituciones a través de la mejora de los servicios públicos, grandes sectores de la población veían que los ingresos del petróleo beneficiaban principalmente a una oligarquía. Otros no eran partidarios de una repartición económica equitativa, ni de la estrecha relación entre la élite gobernante y los norteamericanos. Por esta razón, en 1975 surgió el Partido Comunista Saudí, que aglutinó algunos de los sectores más desfavorecidos de la clase trabajadora, campesinos, estudiantes y a algunas poblaciones nómadas.

El 20 de noviembre de 1979 fue un punto de inflexión los países del Golfo Pérsico. Esto supuso grandes desafíos para los Al Saud, tanto políticos, como económicos y sociales estaban entrecruzados en este nuevo reto interno para el régimen. Irónicamente, una gran cantidad de los nuevos opositores surgieron de sectores de la sociedad que anteriormente tuvieron un fuerte apoyo del Estado Saudí. El régimen estaba siendo también amenazado por militantes religiosos educados por las nuevas estructuras de educación islámica que se crearon en los años anteriores. La Gran Mezquita de Meca fue tomada por un grupo armado el en este día, tomando 130 personas como rehenes. El salafismo de dicho grupo, a su vez, hacía un llamado a retomar la doctrina más dura del islam.
La toma de La Meca duró dos semanas, hasta que el 4 de diciembre de 1979, el gobierno retomó el control de la mezquita y los rebeldes fueron capturados, juzgados y sentenciados a muerte.

Las grandes perdedoras y las repercusiones sociales y políticas
El gobierno decidió entonces implantar un plan de desarrollo integral que involucró la reinserción de políticas islámicas en su agenda para aplacar las crecientes protestas de los grupos más radicales. Algunas de estás medidas fueron la construcción de nuevas mezquitas, la revitalización de una educación islámica estricta, la aplicación renovada de códigos morales islámicos de austeridad y el aumento de la restricción del rol de la mujer en el sector laboral.

Los derechos de las mujeres saudís se vieron gravemente afectados tras 1979,  pues se promulgaron leyes para prevenir que viajaran o iniciaran un negocio sin un representante masculino de su familia, también se suspendieron las becas escolares para las éstas. Muchas de ellas fueron despedidas, mujeres periodistas dejaron de aparecer en televisión y, en algunos lugares, los salones de belleza fueron clausurados.

La llegada del NEO del Arabia Saudi
Con la llegada del rey Salman en 2015 y con la ayuda de su hijo MBS se está devolviendo al país a aquel 1979, en el que no se pudo llevar a cabo tan esperada apertura. Ahora la sociedad saudí está mucho mejor preparada y es más  abierta al cambio. Se han eliminado obstáculos para la integración de la mujer al mercado laboral sin necesidad de un permiso del hombre (padre, marido, hijo o hermano), o para acceder a la justicia. Pero de entre todas las medidas, la más llamativa fue la habilitación del permiso de conducir para las mujeres, pues éste es un símbolo de autosuficiencia e independencia, y de avance con la mujer como eje principal. MBS es representante de una nueva generación que ve la necesidad de un nuevo rumbo económico derivado del declive de los precios del petróleo. Su manera de atraer capital es mostrando un país distinto al mundo mediante el entretenimiento,  y para ello no ha escatimado en pagar lo que haga falta por la Supercopa de fútbol italiana y española durante los próximos 3 años, junto con la Formula E, el Rally Dakar y la próxima reunión del G-20 en el 2020.

En definitiva, es el momento para visitar este país, que en octubre abrió la E-VISA turista y de la que hasta final de año ya han disfrutado más de 100.000 españoles. El momento es ahora, si se quiere descubrir un país distinto, a caballo entre lo antiguo y lo moderno. Para ello es importante no hacer (pre)juicios de valor, si no dejarse abrazar por la apertura y la liberta que este país busca.   Ω