FEBRERO DE 2021  /  LAS COSAS CLARAS

¡Una edukacion con “B” de vurro!

13-02-2021 6:43 p.m.

Por Fernando Fanego Castillo
Abogado en Responsabilidad Civil
Imágen Ricardo Rubio

Señalaba la tropa, -¡No disparen!; ¿y qué hiCon la Ley Celaá o LOMLOE, recientemente aprobada, comienza un nuevo periplo de insensateces futuras de muy fácil verificación.
Los alumnos que comiencen bajo el yugo educacional marcado por la nueva Ley de educación, van a tener a su disposición todo tipo de trabas futuras para poder alcanzar la meta laboral que se propongan.

¿Qué por qué digo esto?
Porque me parece una verdadera desfachatez que se juegue con estas cosas.
Lo digo más que nada porque si hay algo que resulta más obvio y notorio en la vida, es que te consideren como un analfabeto con titulación tan precaria y primaria como de un primate, es decir, habrán tenido acceso a ella pero no van a poder ejercerla.
La sociedad que se nos avecina vendrá tildada de la ignominia cultural capaz de cocear a todo mercado laboral que se le ponga delante. La futura cultura en España está muerta. Los nuevos estudiantes del mañana habrán tenido acceso a una educación que ni es general ni es básica como aquella que tuvimos algunos.
Las diferentes reformas acometidas en la Ley Celaá, no hacen otra cosa que limitar aún más las cortapisas de la anterior, -o Ley Wert- que ya tenía. ¿Por qué ese afán de hacer aún más cutre y salchichero a una cosa tan necesaria como vital para el futuro de un páis?.
Me da la sensación que los políticos gobernantes actuales -pseudo comunistas-, quieren aniquilar todo lo que huela levemente a cultura.

¿Por qué será?
Pues, porque parece que temen que se supere la media del cuarto mental amputado actual.
Parece mentira y me da lástima que algunos muchos no se quieran enterar que el verdadero rasero para medir el futuro nivel de un país, es la educación y la cultura, sobre todo, la básica.
En mis tiempos estudiantiles, -vividos con gran intensidad-, me facultaron en la facultad para postularme sobre un futuro que parecía pintar bien. Las cartas y credenciales que llevaba en la enseñanza primaria del colegio, me sirvieron para progresar en los estudios que posteriormente cursé y de los que hoy vivo dignamente.
La nueva reforma de la Ley de educación se empeña en no dejarte pensar, en no tener que buscar nada mínimamente ingenioso para aprobar, como por ejemplo, ESTUDIAR y, en no dificultar la paz y el sosiego de la acémila.
La Ley Celaá contempla que el alumno apruebe el curso cuando se decida en su conjunto por sus profesores. ¿Se acuerdan del artículo 33?, se permitirá “progresar” con suspensos, siempre y cuando, lo acuerde el consejo académico, …”tócate los pies”.
Y agárrense que vienen curvas, porque en la Ley Orgánica que se modifica la Ley 2/2006, de 3 de mayo, de “educación”, el castellano deja de ser la lengua vehicular. Lo que significa que tanto el castellano como las lenguas cooficiales tengan la misma importancia.
Estos no se han enterado…es decir, que en España el Castellano desaparecerá de las aulas en las comunidades autónomas donde haya otras lenguas, como el catalán, el euskera o el gallego.
Algunos profesores que tuve el gozo de conocer, me enseñaron antes que el castellano, una educación hacia el prójimo. Cosa que el actual ejecutivo ha querido pasar por alto, y esto, traerá repercusiones.
Otro de los despropósitos de la reforma educativa, es que se elimina las opciones para acceder a un centro concertado, que permitía crear más plazas en este tipo de colegios si las familias lo solicitaban, aún existiendo plazas libres en colegios públicos. Por supuesto, los colegios concertados, -como fue el mío-, no podrán cobrar cuotas a las familias por recibir la enseñanza de carácter gratuito.
Y, por cierto, del sexo mejor no hablar, se dará prioridad a los centros que apliquen el principio de coeducación y no separen a los alumnos por su género o su orientación sexual. Queda, por tanto, totalmente prohibida aquella canción que decía: …”los niños con los niños y las niñas con las niñas”. ¡Sartá de memeces!.
¡Todos al mismo saco!
Se apuesta por que la educación especial, -la que deberían recibir algunos ministros-, se imparta cada vez más en los colegios, para de esta forma, cumplir con el Desarrollo “sostenible”, referente a garantizar una educación inclusiva, más equitativa y de calidad. Se pretende conseguir que en una década, los centros ordinarios cuentes con los recursos necesarios para poder atender a los estudiantes con cualquier discapacidad.
En fin, vamos dirigidos directamente a un hoyo cultural de difícil remedio. Una sensación de que lo que prima, es que cuanto más complicado, mucho mejor. Este gobierno parece que nos quiere acomplejar inhumanamente, -en cultura y educación- para un futuro incierto y “que pinta en bastos”.
Se deviene una sociedad cargada de ineptos, -el triple de los actuales-, que encontrarán un entorno hostil para acceder a un puesto de trabajo, limitando ampliamente su posibilidad en alcanzarlo.
Ahora, permítanme que les transmita unas palabras desde nuestro futuro cultural educativo y, en la toma de posesión de un cargo público:

En Madrid, Ex – paña, a  27 de enero de 2.050.
SOLICITÚ DE EM PLEO DE FUTURO MINISTRO.
“…me postulo para egercer el carjo de Ministro de Travajo de este Govierno.”


En fin, me quedo sin palabras, …y lo que nos queda por ver.  Ω

Más artículos

Parto navideño

12-03-2015 8:33 a.m.

Una idea, un regalo, un recuerdo

16-02-2015 12:12 p.m.

Magia en el MIRA

09-10-2014 7:53 p.m.

polideportivo

07-10-2014 4:58 p.m.