La sede central del servicio de criminalística de la Guardia Civil estará en Boadilla del Monte

19-05-2020 2:28 p.m.

El Ayuntamiento aprueba la cesión de una parcela en Prado del Espino para su construcción

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha cedido al Ministerio del Interior una parcela ubicada en Prado del Espino para la construcción de la sede central del servicio de criminalística de la Guardia Civil. El pleno municipal aprobó el pasado día 15 un expediente de mutación demanial subjetiva, es decir, de cambio de titularidad a favor del Ministerio del Interior-Guardia Civil, de dicha parcela para la construcción del edificio.

El Ministerio solicitó al Ayuntamiento esta cesión una vez analizadas las características de la parcela desde el punto de vista físico (topografía, movimiento de tierras, vegetación autóctona...), buscando una solución que optimizara  costes respetando el medio ambiente.

El consistorio ha realizado todas las actuaciones necesarias, entre ellas la preceptiva exposición al público del expediente, que no ha recibido ninguna alegación, para poder ceder el terreno en cumplimiento de los principios de colaboración y cooperación interadministrativa recogidos en la Ley con el fin de ayudar al logro de fines comunes que sean beneficiosos para los ciudadanos.

La parcela, que cuenta con casi 25.700 m2 de extensión, se encuentra en un ámbito del municipio que, en la actualidad, no está urbanizado aunque se prevé el inicio de las obras de urbanización durante 2020, por parte de la Junta de Compensación, en la que también se encuentra el Ayuntamiento de Boadilla.

Dicho ámbito, en el que la mayoría de suelo pertenece a propietarios privados, pondrá a disposición un alto volumen de suelo para la implantación de nuevas empresas, que ayudarán a dinamizar la economía local. Esta cesión a la Guardía Civil es un primer paso para dotar de atractivo a esta nueva zona, en la que que también se encuentra la Ciudad Financiera del Banco Santander.

El Ayuntamiento tiene el convencimiento de que tener esta instalación en el  municipio ayudará a incrementar la seguridad, en la medida en que habrá más miembros de la Benemérita en la localidad, y a dinamizar la economía local toda vez que trabajarán a diario en este centro más de 500 personas. 

Según indica la memoria justificativa del Ministerio, las instalaciones en las que se desarrollan actualmente las labores del laboratorio del SECRIM han quedado obsoletas e insuficientes debido a la complejidad que las nuevas tecnologías han ido introduciendo en la investigación policial.

La elección de esta parcela responde a la certeza de que se puede construir en ella el edificio que se necesita, en este momento y en el futuro, para albergar los múltiples departamentos y dependencias que son necesarios para el correcto desarrollo de la investigación policial.

El plazo para la construcción de esta nueva infraestructura es de cinco años, pasados los cuales y en el supuesto de que no se haya iniciado la obra, la titularidad del terreno podría revertir de nuevo al Ayuntamiento.