¡Colaboremos todos para salvar nuestro planeta Tierra!

01-04-2020 10:08 a.m.

En los últimos 65 años se han producido a nivel mundial mas de 8.300 millones de toneladas de plásticos.

Apenas un poco mas de 2 millones de toneladas de plásticos se fabricaron a nivel global en 1950 que fue cuando comenzó la producción en masa de materiales perdurables.

A pesar de todos los esfuerzos que se hacen en materia de reutilización, apenas el 9% fue reciclado, otro 12% fue incinerado y el 79% del mismo, terminó en vertederos o en el medio-ambiente, incluyendo los océanos.

Al ritmo actual más de 13.000 millones de toneladas de desperdicio plástico acabarían en el 2050 en vertederos o en el medio-ambiente.

Una visión más clara de esta cifra nos la da la pregunta, ¿a qué equivale el peso de 8.300 millones de toneladas?:

822.000 Torre Eiffel o 25.000 Edificios Emperi State o 1.000 millones de elefantes.

Un mundo sin plásticos parece inimaginable hoy en día, sin embargo, su producción y uso a gran escala solo se remonta al 1950.

Según Greenpeace, en España se hace actualmente bien poco contra este fenómeno.

Nuestro país es el quinto del mundo en consumo de plásticos. En España se consumen 3.500 millones de botellas y envasases de plástico al año, cada día abandonamos 30 millones de latas y botellas. Y el destino de las que depositan en los contenedores de reciclaje no es mucho mejor.

El 50% de los plásticos que llegan a los sistemas de gestión terminan en los vertederos sin ser reciclados.

Un ejemplo muy ilustrativo que plasma muy bien este fenómeno es el “Tren de residuos de la CEE“ que es de 100 millones de vagones al año, y equivale a una longitud de 1.500.000 km, ¡es decir!, 4 veces de la tierra a la luna.
Los medios de comunicación hablan de la “Isla de Plásticos“ y muy pocos vemos la magnitud de ese fenómeno generado por la mala gestión de estos residuos tanto por la Administración, Gestores de Residuos o empresas privadas.

Actualmente esas “Islas de Plásticos“ cubren 1,6 millones de km² de nuestros Océanos, equivalente a una superficie como el tamaño de tres veces Francia.

La basura se acumula en todos los Océanos, pero la mancha más grande se encuentra en el Océano Pacifico entre Hawai y California.

Los plásticos constituyen el 99,9 % de todos los residuos de las “Islas de Plásticos“ y al menos el 46% son redes de pesca y más del 53% de los plásticos son pedazos de más de 5 cm, entre los que se incluyen plásticos de baja y de alta densidad.

A esta situación tan escandalosa contribuyó también la cantidad de plásticos que llego al mar después del terremoto y tsunami de Japón en 2011, que pudieron causar al menos el 20% de plásticos acumulados en años recientes.
Hoy día se define como “Séptimo Continente“ a la Isla de Plásticos que flota en el Pacifico.

Los diez ríos responsables del 90% del plástico que va a parar a nuestros mares son por orden de contaminación el Ganges Indo, Yangze, Rio Amarillo, Amur, Hai, Rio de las Perlas, Menkong, Nilo y el Níger.

Así el Ganges, el rio sagrado del hinduismo, esta transportando hasta el mar un volumen de contaminación equivalente a 545 millones de kilos mientras el Yangze arroja 330 millones de kilos de residuos plásticos al año al mar sin mencionar los restantes.

En el 2016, China importo 7.350.000 toneladas de plásticos y Hong Kong otras 2.850.000 toneladas. En total importaron casi el 70 % de todos los residuos plásticos que se movieron en el mundo.

Cientos de empresas de gestión de residuos de todas las nacionalidades llevan 20 años dedicándose a clasificar residuos y a enviarlos al gigante asiático. No obstante, no hemos aprendido nada y sigue imperando el precio cuando se habla de reciclaje y ya se habla de exportar a la India o a Nigeria.

Boadilla del Monte

Durante décadas “reciclar“ ha sido realmente des-localizar la contaminación
Muy pocas empresas han sabido procesar los residuos plásticos en productos útiles para la humanidad sin generar ningún tipo de contaminación tanto al agua ni al aire y a su vez no generando residuos resultantes de su proceso de reciclaje.

Estas empresas no se han limitado a ver el reciclaje como una simple transformación, es decir, de un residuo plástico se genera una granza que en la mayoría de los casos termina en vertederos o en el mar. En esos casos reciclar ha sido transformar y no crear un producto final útil para la sociedad.

Este es el caso de Iberbautek, una de las pocas empresas que recicla esos residuos plásticos heterogéneos en productos de alta calidad que encuentran una gran utilidad en nuestra sociedad contribuyendo a la reducción de “Las Islas de Plásticos“.

Brunete

El material resultante del proceso de reciclaje de plásticos genera productos que pueden ser utilizados en múltiples aplicaciones y que pueden ser a su vez nuevamente reciclados sustituyendo a la madera y en muchos casos al hormigón.

Tanto la materia prima y su procedencia como el producto terminado están certificados por los organismos más prestigiosos e importantes de Europa. Entre las muchas certificaciones el “ANGEL AZUL“ es la certificación por excelencia concedida para distinguir los productos con baja incidencia ambiental durante su ciclo de vida.

Los productos resultantes de este proceso tienen numerosas aplicaciones en nuestra sociedad. Solo queremos destacar algunos de ellos como perfiles, tabla, tarima, mobiliario urbano, cerramientos, pasarelas, puentes, pantalanes, pavimentos, tejas, barreras acústicas, jardineras de protección vial, pallets y muchísimas más.

Boadilla del Monte

Afortunadamente, hoy día, hay muchísimos municipios en Europa que han comprendido la importancia que tiene utilizar elementos fabricados de material plástico reciclado y contribuir en la reducción de las Islas de Plástico.

En España hay también ayuntamientos que han apostado por el camino ecológico y participan activamente en la reducción de las “Las Islas de Plásticos“ al influir en el desarrollo y en los criterios sociales y ecológicos utilizando productos fabricados en plástico reciclado, pero aun estamos muy por debajo de otros países Europeos.

El instrumento clave es la compra ecológica, una opción que en muchas partes de Europa ya se aplica y se fomenta intensivamente a la hora de sustituir por ejemplo mobiliario urbano convencional por mobiliario ecológico.

Esos ayuntamiento no solo contribuyen a reducir “Las Islas de Plásticos“ sino que a su vez ahorran impuestos a sus contribuyentes ya que instalan mobiliario de altísima durabilidad que no requiere ningún tipo de mantenimiento de por vida.

Ciudades y municipios deben servir como modelo y ejemplo para sus ciudadanos, demostrando que reciclar no es transformar plásticos que la mayoría termina en manos de gestores y finalmente acaban en vertederos o vertidos en el mar.

Zoo (Madrid)

Debemos ser conscientes, que definitivamente, la compra ecológica favorece a la reducción activa de “La Isla de Plásticos“. La Sociedad debe de comprender que lo que se entiende hoy día como reciclaje es “pan para hoy y hambre para mañana“ que las miles de toneladas de Residuos Sólidos Urbanos, una vez entregados en las plantas de selección, ya se consideran “RECICLADAS”, cuando realmente deberían de ser transformadas de forma adecuada en nuevos productos que quedaran integrados en nuestro entorno y no como un residuo, si no como algo útil que el ciudadano pueda tocar y utilizar.

De esta forma podremos ir dando un paso para cerrar el circulo del reciclado y participar activamente en la reducción de “La Isla de Plásticos“.

¡Trabajemos todos juntos para salvar a nuestro Planeta Azul!