Las Rozas invertirá más de 3,4 millones de euros para remodelar el entorno de El Montecillo

24-09-2020 10:32 a.m.

Se remodelarán completamente las calles Marie Curie, Emilia Pardo Bazán, María Moliner y Clara Campoamor, además de la glorieta

La pasada Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Las Rozas aprobó la salida a concurso del proyecto de remodelación integral de los principales viales de la zona de El Montecillo. Se trata de un ambicioso proyecto que busca la pacificación del tráfico en la zona y la mejora de las condiciones de uso de la misma en todos los sentidos, desde la iluminación hasta los servicios disponibles o la capacidad de plazas de aparcamiento. Su precio de salida a licitación es de 3.427.328 euros, IVA incluido.

“Se trata de una ambiciosa intervención que hemos planificado atendiendo a las demandas de los propios vecinos y usuarios de la zona. El Ayuntamiento se dispone así a realizar un importante esfuerzo inversor en El Montecillo del que resultará una mejoría general que esperamos que puedan disfrutar todos los roceños. El magnífico parque infantil que albergará es una invitación a ello, así como el nuevo tramo de carril bici”, declaro José de la Uz, alcalde de Las Rozas.

La obra planificada afecta fundamentalmente a las grandes vías de la zona, que se asfaltarán en su totalidad (más de 45.000m2), es decir, Emilia Pardo Bazán, María Moliner, Clara Campoamor y Marie Curie, la que recibirá una mayor intervención. En ella se conservarán los anchos de acera actuales y modificará la mediana para incluir aparcamientos en línea entre los alcorques existentes actualmente, conservando una parte peatonal de 3 metros de ancho en el centro de la misma. De esta forma la calle queda ordenada con un carril para cada sentido de más de 4 metros de ancho, y se generan 179 nuevas plazas de aparcamiento.

La calle Emilia Pardo Bazán se modifica para poder albergar el tramo correspondiente del nuevo carril bici, además de incorporar la ordenación y medidas necesarias para permitir el giro hacia María Blanchard, que actualmente no está permitido. Por su parte, en la calle María Moliner se remodela el tramo comprendido entre la plaza Madre Teresa de Calcuta –que también se modificará íntegramente- y la intersección con la calle María Guerrero. En esta intersección, de la que también participa la Avda. de los Toreros, se ubicará además una miniglorieta para flexibilizar el tráfico del cruce. En total, esta calle contará con 13 nuevas plazas de aparcamiento

La calle Clara Campoamor incorporará en la zona del colegio Gredos un nuevo aparcamiento en línea, el tramo de carril bici correspondiente y una zona estancial de anchura variable, de entre 4,5 y 10 metros, donde se reubicará el parque infantil ahora existente. El tramo desde el colegio hasta el puente incluirá también el carril bici y el sendero ahora existente, que se dotará de arbolado e iluminación. En lo que respecta a plazas de aparcamiento, tras la remodelación de la calle estarán disponibles 43 nuevas plazas, y además se procederá a soterrar el área de aportación de residuos actualmente existente en la zona.

Además, en esta misma zona se emplearán técnicas de drenaje urbano sostenible para la evacuación de las aguas pluviales que, además de reducir el caudal producido por la lluvia, disminuyen los contaminantes arrastrados por la escorrentía, evitan el riesgo de inundaciones, minimizan los costes económicos en la gestión de pluviales y mejoran el paisaje urbano.

Un dinosaurio de 4 metros
En las inmediaciones del colegio, además de pavimentar y acondicionar la zona estancial actualmente de zahorra, se instalará un gran parque infantil dotado con más de 20 juegos, zonas de estancia y elementos lúdicos. Este parque se ubicará donde se encuentra el actual, que se reubicará más cerca del colegio, y empleará principalmente madera Robinia de plantaciones bajo manejo forestal responsable y sostenible, que es altamente duradera y capaz de resistir la prueba del clima y el uso. Los elementos se dispondrán sobre un suelo de arena de río y gravilla, sin emplear materiales plásticos. Además, la instalación se hará con un mínimo movimiento de tierras, ajustándose al máximo al perfil de terreno existente e integrándose con el arbolado.

El protagonista de este nuevo parque infantil será sin duda un colosal dinosaurio de 4,20 metros de alto repleto de juegos y desafíos para los niños, al que se podrá acceder por sus patas, su boca o su cola, y que estará también realizado en madera de Robinia, como la mayoría de los juegos, contribuyendo a adaptarse al espacio natural adyacente.

Este dinosaurio estará acompañado en toda la superficie del parque infantil por otros elementos y juegos, como torres, casitas, columpios, plataformas de muelles, barras de equilibrio, carruseles o estructuras de escalada, todos ellos ambientados en el mismo tipo de escenario y realizados en madera u otros materiales sostenibles.
Nuevo tramo de carril bici

Frente al nuevo parque transitará parte del nuevo carril bici que, gracias a esta remodelación, atravesará El Montecillo. Se trata de algo más de 1.600 metros de carril bici que conectará con los ya existentes de Avda. de Nuestra Señora del Retamar y la urbanización del Cerro de la Curia, que tendrá continuidad en todo el tramo y que estará debidamente segregado de las zonas para peatones o para vehículos. El carril se prolongará también por la parte central del puente Puerta de Las Rozas.

Este puente también verá modificada por completo su iluminación, lo que supondrá la sustitución de las luminarias actuales por luminarias LED para mejorar tanto la calidad de la iluminación como el consumo energético, y verá renovado tanto su pavimento como sus elementos de protección y balizamiento.

Además de ello, el proyecto completo también supondrá la nueva iluminación de la calle Clara Campoamor junto al colegio Gredos y de la nueva zona estancial asociada, así como la colocación de iluminación de refuerzo en todos los pasos de cebra de la zona afectada por la actuación.

Más de 1.000 ejemplares de arbustos y árboles
Por último, cabe destacar de entre todas las intervenciones previstas en el proyecto el acondicionamiento del talud situado entre el aparcamiento de la Plaza Multiusos y la calle Emilia Pardo Bazán. Se remodelará toda la zona mediante un proyecto de ajardinamiento que recibirá buena parte de los más de 1.000 ejemplares de árboles y arbustos que está previsto incorporar al entorno urbano en todo el proyecto. En este caso se trata fundamentalmente de arbustos como lavanda o juníperos, acompañados de flores de temporada, a lo que se suman otras especies como los olmos, arces y prunos que se plantarán en la calle Clara Campoamor. Todos los nuevos ejemplares contarán con conexión a la red de riego automático centralizada de la ciudad.