Inteligencia artificial versus COVID-19

09-04-2020 5:57 p.m.

Por Jesús Caicedo - CEO/ Founder de Cubic Fort
En estos momentos de gran incertidumbre sanitaria, económica y social por la rapidez con la que se propaga el Covid 19 en todo el mundo, es necesario recurrir a la IA como técnica capaz de aportar soluciones tecnológicas efectivas, seguras e inmediatas para reducir los elevados niveles de inseguridad entre la ciudadanía y a su vez, ayudar, también, a los gobiernos a predecir con precisión los recursos necesarios en ubicaciones específicas e identificar cómo se puede mejorar el tratamiento en los puntos críticos y, en última instancia, ayudar a detener la propagación del virus

Muchos de nosotros ya hemos oido hablar de la Inteligencia Artificial y como ésta puede ofrecer soluciones inmediatas a través de sus métodos algorítmicos , pronosticando de manera anticipada una problemática gracias a la extracción y recopilación de datos y el posterior análisis de los mismos. Esto permite poder obtener un panorama más amplio, nítido y ordenado sobre un escenario específico facilitando de una manera estructurada al “decision maker” como y cuando actuar y hacia dónde dirigir la solución en base a estos resultados obtenidos.

En tiempos de Covid 19, donde la propagación del virus es muy rápida, es necesario disponer de sistemas que gestionen, controlen y almacenen de manera inmediata toda la información referente al impacto del virus en nuestro día a día como: aviso de nuevos contagios, colectivos más afectados, identificación de agentes trasmisores como el diagnostico de posibles focos de incubación…. y todo esto de una manera segmentada.

Es por esto que los países han de contar con sistemas de vigilancia para minimizar los contagios de enfermedades infecciosas a nivel nacional. Sin embargo, y sobre todo en
regiones como la europea, donde la burocracia juega un papel ralentizante, es difícil actuar inmediatamente contra las enfermedades infecciosas debido a la falta y retraso de los informes de la administración, así como la lenta toma de decisiones.

En términos generales no se conocen las tendencias de las enfermedades infecciosas, lo que significa que la predicción no es fácil. Un estudio de la College of Public Health, Tianjin Medical University en China, predice las enfermedades infecciosas optimizando los parámetros de los algoritmos de aprendizaje profundo, considerando al mismo tiempo el uso de Big Data, incluidos los de los medios de comunicación social como Twitter, etc.

Desde Cubic Fort, y gracias a la tecnología, llevamos años ayudando a eliminar los retrasos en la presentación de informes en los sistemas de vigilancia existentes y, por lo tanto, minimizar los costos para la sociedad. Por este motivo y muchos otros, consideramos relevante y como elemento facilitador, el uso de estas técnicas para afrontar de manera mas ordenada y efectiva una crisis de esta envergadura. Los beneficios que podría aportar la aplicabilidad y puesta en marcha de estas técnicas son las siguientes:

Estadistica de Casos Mundiales actualziada a fecha 30/03/2020

- Geolocalización: La monitorización de los movimientos de población es un factor clave para prevenir y predecir la expansión del virus y el impacto de las medidas adoptadas para paliarlo, por ejemplo, se puede saber si se están cumpliendo las directrices establecidas de prevención como el confinamiento, o están activos los servicios mínimos esenciales y son suficientes para abastecer a la población y la predicción de la demanda estimada.

- Formación autodiagnóstico: La monitorización de parámetros físicos relacionados con la salud, temperatura, ritmo cardiaco entre otros permiten un seguimiento en la efectividad de los tratamientos, además la IA analiza con una efectividad pasmosa los TAC de escáneres sobre los pulmones detectando quien es portador del virus.

- Creación de Vacunas: La inteligencia artificial reduce considerablemente el tiempo de desarrollo de las vacunas mediante simulaciones que ayudan a conocer cuales serían sus efectos si se probaran con determinados patógenos.

- Predicción de impacto económico: La gran cantidad de datos existentes de manera abierta y la que se genera día a día sobre la economía de cada sector industrial, permite correlacionar los parámetros que están afectando más seriamente al rendimiento de las empresas, como medidas adoptadas por los gobiernos, efectos de las decisiones adoptadas, por ejemplo ERTE…estos datos sumados a los ya conocidos respecto a crisis anteriores y situaciones de alarma semejantes, producen predicciones muy acertadas sobre las consecuencias a las que atenerse por sector dando claras indicaciones de cuales de ellos deberían ser los receptores de las ayudas públicas por prioridad.

- Programa de concienciación. Con los datos de geolocalización, parámetros saludables, medidas y restricciones acordadas por el gobierno y buenas prácticas sanitarias, el uso de una aplicación basada en IA por cada ciudadano podría ayudar a concienciarle dándole recomendaciones sobre las medidas a adoptar en estado de alarma, indicando si está cumpliendo correctamente con el confinamiento o incumpliendo las directrices, incluso mostrando una simulación de las consecuencias de sus actos en la contención o expansión del virus.

Como resultados, estas acciones permitirían reducir la carga sobre los sistemas de salud, mejorar la eficiencia de los gobiernos y ofrecer una mejor respuesta a los ciudadanos por parte de los servicios sanitarios. Toda esta información será mostrada en forma de mapa y gracias a los algoritmos de inteligencia artificial se podrán llevar a cabo análisis geoespaciales a lo largo del tiempo junto con modelos predictivos de evolución que permitan, anticipar medidas en los puntos más afectados.