Científicos españoles descubren que la combinación de dos medicamentos revierte la artrosis en ratas

22-01-2020 6:41 p.m.

Investigadores de la Unidad de Terapia Celular de la Clínica CEMTRO, dirigidos por el Prof. Pedro Guillén, y del Salk Institute de California, dirigidos por el Prof. Juan Carlos Izpisúa, han descubierto que una combinación de dos medicamentos experimentales revierte los signos celulares y moleculares de la artrosis en ratas, así como en células aisladas de cartílago humano. Los resultados de este estudio han sido publicados recientemente en la revista Protein & Cell.

Las personas que sufren artrosis tienen muy pocas opciones de tratamiento, ya que actualmente no hay medicamentos aprobados que puedan prevenir, detener o incluso restringir la progresión de la artrosis. “Los tratamientos que se utilizan en la actualidad tienen como objetivo reducir el dolor, la inflamación y la discapacidad retardando el desgaste del cartílago y la progresión de la enfermedad, pero no la curan y se llega inevitablemente a la cirugía de reemplazo de la articulación”, explica el Profesor Pedro Guillén, co-autor de correspondencia del artículo y Presidente de la Fundación Dr. Pedro Guillén.

Este estudio investigó si la acción sinérgica de dos moléculas previamente identificadas (αKLOTHO y TGFβR2) podría mejorar la eficacia del tratamiento para la artrosis, teniendo en cuenta que cada uno de estos medicamentos experimentales por separado había moderado los síntomas de la artrosis. «Pensamos que al combinar estas dos moléculas que funcionan de diferentes maneras, tal vez podríamos conseguir un resultado mejor», explica la Dra. Paloma Martínez-Redondo, investigadora asociada del Instituto Salk.

La artrosis, que afecta a nivel mundial a 242 millones de adultos, es el trastorno articular más común en España afectando a más de 7 millones de personas y se espera que su prevalencia aumente en los próximos años debido al envejecimiento de la población. La artrosis es una enfermedad crónica y degenerativa de etiología multifactorial que afecta a las articulaciones y conduce a la aparición de dolores y de dificultades susceptibles de incapacitar seriamente a las personas que la sufren. Es la causa más habitual de dolor y discapacidad en los adultos y la primera causa de cirugías de reemplazo articular. Esta enfermedad es una degeneración del cartílago que recubre las extremidades óseas de las articulaciones. Éste pierde espesor, se fisura y termina por desaparecer. Durante el envejecimiento y el estrés repetitivo, se produce un cambio en las moléculas y los genes de las células que componen el cartílago (condrocitos) lo que eventualmente conduce a la rotura del cartílago y al crecimiento excesivo del hueso subyacente, causando dolor crónico y rigidez.