11-03-2019 5:50 p.m.

MARZO 2019  /  SALUD

La medicina estetica …. Es medicina

11-03-2019 5:50 p.m.

La Dra. María Rey Varela, Medico especialista en medicina estética en la Clínica Medicina-Estética MAWA de Majadahonda nos explica los beneficios médicos de la medicina estética

Ya las antiguas civilizaciones utilizaban técnicas para el tratamiento y promoción de la estética tanto masculina como femenina. Los fines de la medicina estética son la restauración, la belleza y la salud, para lo que se utilizan diversas prácticas médicas y de pequeña intervención en las que se aplican anestesia tópica o local. Cada vez son mas las personas que sin presentar patologías previas, sí demandan una mejora de su imagen, aspecto muy importante y que el sistema de salud público no puede abarcar.

Después de una reflexión para mi primer articulo en esta revista de divulgación y contando con mis mas de treinta años de experiencia medica en esta especialidad, creo que seria acertado llevar al lector una importante consideración, sobre la responsabilidad que conlleva esta rama de la medicina. 

En los últimos años, y con las experiencias vividas en mi consulta médica, gracias a la confianza depositada en mí, por los numerosos pacientes que superan los 10.000, puedo certificar con gran conocimiento de causa, que se cometen a diario graves irresponsabilidades por parte de centros de estética, que cuentan con personal no especializado y con aparatología sin el certificado CE ( Conformidad europea que cumple la normativa) , esto se traduce en que estos centros no cumplen ninguno de los requisitos legales y técnicos en materia de seguridad.
La medicina estética, debe ser un acto médico, es decir no solamente se trata de corregir pequeñas arrugas, eliminar manchas de la piel, infiltrar unos labios, etc.  sino que se trata de reparar y corregir irregularidades anatómicas producidas, bien por el paso de los años, o bien por algún tipo de trauma que cause deformaciones.

El profesional medico debe estudiar al detalle la anatomía del paciente y, además, no generar falsas expectativas, así como aconsejar debidamente el tratamiento mas adecuado para cada caso. Desafortunadamente estamos contemplando a diario como aparecen en los medios de comunicación personajes populares “hiperinfiltrados” que nos llaman la atención negativamente al estar su fisonomía totalmente modificada y en medicina estética MENOS ES MAS.

Actualmente y gracias a la cultura de la estética que las personas han ido adquiriendo en los últimos años, los pacientes saben mucho mejor lo que quieren y lo que quieren son cambios sutiles para mejorar su aspecto y no grandes cambios para aparentar menos edad.

En la medicina estética, como en cualquier otra rama de la medicina, la relación medico paciente es fundamental. La confianza mutua y el diálogo hace que los tratamientos sean mucha mas eficaces y se ajusten a las expectativas creadas, por eso es básico que tanto los tratamientos como las revisiones, sean llevadas a cabo por el mismo facultativo.

Tampoco debemos caer en las ofertas de bajo coste y en las promociones que, a modo de rebajas de verano, lanzan algunas marcas con el único objetico de hacer caja. Cualquier profesional medico que se precie, debe anteponer el interés medico sanitario y el tiempo dedicado a cada consulta, a la masificación y a la deshumanización que esto supone.

Los tratamientos de medicina estética no solamente sirven para embellecer o mejorar el físico de las personas, sino algo tanto o mas importante que esto, y es elevar la autoestima, y aumentar la confianza del paciente en si mismo, en un mundo donde la imagen prima tanto en las relaciones personales, como laborales.

Otro punto importante de la medicina estética es realizar una verdadera medicina preventiva a través de diferentes tratamientos, ya que una buena imagen es siempre beneficiosa para el paciente y ayuda al bienestar y a una notable mejora de la salud general.

Destacamos por lo tanto que la medicina estética no puede luchar contra el envejecimiento, pero si una longevidad saludable.

No se puede entender la medicina estética, sin la parte primera, la medicina.

Por último, es importante destacar y hacer llegar a la población, que la medicina estética potencia el bienestar, la prevención de enfermedades y en definitiva la salud general de todos, no únicamente, como algunos piensan de manera frívola, que está destinada y dirigida al “mundo del famoseo”.   Ω