Si continúa la navegación por nuestro sitio web estará aceptando nuestras condiciones, que puede consultar en:

DICIEMBRE DE 2022  /  FIESTAS

LOS BELENISTAS DE POZUELO SE VUELVEN A LUCIR

12-12-2022 8:26 p.m.

Segundo Redondo, presidente de la Asociación de Belenistas de Pozuelo de Alarcón, visita Pozuelo IN con el entusiasmo intacto que sacude su espíritu y el de todos los artesanos que se dedican a este ancestral arte de los belenes. Unas navidades más están preparados para mostrar sus extraordinarias obras y radiantes por haber sido declarados por el Gobierno de España Patrimonio Cultural e Inmaterial. 

Por Germán Pose - 

—¿Qué supone para vosotros el reconocimiento de haber sido nombrados este año por el gobierno de España Patrimonio Cultural e Inmaterial?

Es un honor, claro. Y estamos trabajando para que la Unesco lo reconozca como Patrimonio de la Humanidad. Para nosotros el Belén es una escuela de buenos sentimientos que se sustenta en la familia y es una fuente de nergía positiva y de creatividad. 

—De todas formas, la Asociación de Belenistas de Pozuelo tiene una característica singular, no?

Sí, nosotros trabajos con reflexiones. Creamos a través de los espejos y dioramas con el fin de conseguir una mayor profundidad en la obra. Por ejemplo, los Belenes que instalamos en el Mira o en la iglesia de Santa María de Caná. Y también, en muchos de los comercios de Pozuelo donde los exhibimos.

—Este es un gran trabajo que lo hacéis a lo largo del año.

Sí, empezamos en febrero, después de recoger todo la campaña de navidad y cada año los dioramas que creamos son distintos. Y trabajamos todo menos las figuras, que son de artesanos belenistas.


SE CELEBRAN LOS 800 AÑOS DEL PRIMER BELÉN

—Este año 2022 hacéis la V Ruta de Belenes.

Efectivamente. Y los tres últimos viernes de diciembre -16, 23 y 30- hacemos una visita guiada por todos los Belenes expuestos en los comercios de Pozuelo Calidad para todo el que se quiera apuntar. Uno de los Belenes más importantes se expone en la sede de Pozuelo IN. Luego está el Belén de Nuestra Señora de la Consolación, el de la Iglesia de la Asunción, el del Ayuntamiento y otro en el mercado de Las Flores.   

—Y luego, hay merienda.

Sí, tras la ruta guiada invitamos a todos los asistentes a chocolate con roscón y concluimos en el Ayuntamiento con el Belén monumental y los dioramas. 

—Estas acciones no salen gratis, ¿cómo os financiais?

Básicamente de la subvención que nos da el Ayuntamiento y, también, de algunas aportaciones individuales y de los socios. 

—Y, aparte de vuestra vocación tradicional, ¿hay relevo, jóvenes que se dediquen a esto?

Nosotros hacemos cursos todo el año y acuden jóvenes, sí, aunque nos gustaría fomentarlo más. Nuestro objetivo es crear en Pozuelo un Museo Taller del Belenismo, que fuera museo y, además, taller de aprendizaje. 

—Otra cosa, ¿qué os parece la inclusión de la figura del “caganet”, como ocurre en los belenes catalanes?

Pues ellos verán, a nosotros no nos parece ni bien, ni mal. 

—Para acabar, creo que el año que viene está previsto un acontecimiento de altura relacionado con el Belenismo.

Sí, en otoño de 2023 se va a organizar el “Franciscus”, un Congreso Internacional que se celebra en Sevilla y que conmemora los 800 años del primer Belén que se realizó, y corrió a cargo de San Francisco de Asís, el patrono de los belenistas. Allí montó el primer Belén, en la cueva de Greccio, en Italia.

 

LOS BELENISTAS DE POZUELO, QUINCE AÑOS DE HISTORIA

Esta Asociación se creó en Pozuelo el año 2007, sustituyendo a la que existía anteriormente desde 1999 bajo el nombre de Asociación de Belenistas del Noroeste. Segundo lleva aquí desde el año 2009 y dedica sus días, junto a otros diez socios, a crear las escenas de los belenes que se pondrán en los comercios de Pozuelo, en el Ayuntamiento, en el centro cultural MIRA y en la Iglesia de Caná. Esta asociación se trasladó al municipio porque llegaron a un acuerdo con el Ayuntamiento de Pozuelo “quedamos en que haríamos siempre una instalación en el patio de Segovia”, explica Segundo.  

La especialidad de los responsables de esta asociación son los dioramas, “cajones de un metro cúbico donde se mete una escena, recreamos lo que es el ambiente de la navidad y ponemos las figuras, éstas no las hacemos nosotros, pero el resto sí”, comenta el presidente de la asociación. Los dioramas que se realizan en Pozuelo son únicos porque utilizan una técnica que pocos conocen y usan: los espejos, con el fin de crear profundidad. Colocan uno o dos espejos que reflejan el ambiente y causan una nueva perspectiva más grande, que da una sensación de profundidad “la gente se pregunta dónde acaba esto si la caja es pequeña”.


La técnica del belenismo

Hacer un Belén completo con todos sus elementos lleva tiempo, atención y cuidado. Segundo explica cómo hacen los dioramas, faena que les lleva todo el año, prácticamente, “dedicándole un rato cada día podemos tardar un mes en terminar una escena”. Todos los años cambian sus dioramas, menos las figuras, varía la decoración y la forma de presentarlo. 

“Los belenes los diseñamos y los realizamos nosotros”, prosigue Segundo. Esta Asociación da mucha importancia a la técnica del belenismo, por ello, dan cursos sobre las técnicas del belén a aquellos que estén interesados. “El belén tiene muchas técnicas, hay que usar poliespán, saber tallar, saber pintar, saber escayolar, trabajar la madera, el corcho… Tienes que hacer muchas tareas”, explica. 

Algunos de los materiales más utilizados son el poliespán, la madera, el cartón, la escayola, el aguaplás, el corcho, la espuma de polioricato, las luces y la pintura. “El belenismo es utilizar la artesanía”, comenta orgulloso el artesano Redondo. Debido a la dedicación y tiempo que lleva crear un belén con estos materiales en algunas ciudades es considerado Bien Inmaterial Cultural de la Humanidad, aunque en Madrid todavía se está estudiando el asunto con el fin de declararlo a finales de año. 

Para Segundo, que lleva 15 años dedicando sus días al Belenismo, lo esencial de un belén es el misterio y que refleje el ambiente de cuando nació Jesucristo, un ambiente hebreo. “No es un tema solamente religioso, es también familiar, implica que la familia esté unida y recree esta tradición tan antigua y arraigada en España y en Pozuelo”, así lo siente Segundo que, junto a otras 10 personas trabaja los dioramas en un pequeño almacén situado en las instalaciones de la Cruz Roja de Pozuelo.   Ω

Más artículos

Un nuevo callejero

10-05-2016 10:20 a.m.

Tendencias del verano

08-07-2015 10:26 a.m.