Si continúa la navegación por nuestro sitio web estará aceptando nuestras condiciones, que puede consultar en:


PACO NARRA SU PESADILLA: OKUPAS Y UNA PLANTACIÓN DE MARIHUANA EN SU VIVIENDA

16-01-2024 8:15 a.m.

Casa okupada en Pozuelo de Alarcón
(3)

Paco decidió alquilar su vivienda en Pozuelo de Alarcón, pero lo que comenzó como un acuerdo de arrendamiento se convirtió en una auténtica pesadilla para él.

REDACCIÓN - Después de cuatro meses de inquilinos que dejaron de pagar, la situación empeoró drásticamente, culminando hace apenas dos semanas con el desmantelamiento de una plantación de marihuana por parte de la Policía en su propiedad.


"Cuando alquilamos la casa, nos dejaron de pagar. Después de año y medio, nos dijeron que podíamos recuperar la vivienda. Al abrir la puerta con la comitiva judicial, nos encontramos con todos los muebles fuera, mojándose, todo tirado. Un disgusto muy grande", relata Paco ante las cámaras de Telemadrid, visiblemente afectado por la situación.

La sorpresa no terminó ahí. Al adentrarse en la vivienda, se enfrentó a una situación aún más inesperada: una plantación de marihuana. "Hubo una intervención policial, pero nadie nos informó de que habían realizado una redada en mi domicilio, de que habían evacuado a personas, nada".


La pesadilla de Paco no se limitó al impago de alquiler; los okupas también dejaron la casa destrozada. "Destrozaron la casa y se llevaron absolutamente todo, incluso los radiadores. Armarios, ventanas y camas rotos, tabiques derribados, tuberías cortadas", lamenta Paco.

La situación se volvió aún más alarmante cuando Paco descubrió indicios de que los okupas habían estado viviendo cómodamente en su propiedad hasta poco antes de la intervención policial. "Mi madre pasó por aquí el jueves y había luz en la vivienda. Hay comida en la nevera todavía, así que han estado viviendo aquí tranquilamente", cuenta con indignación.


Psicológicamente destrozado, Paco ahora espera las respuestas de la Policía y del seguro. "Espero ver qué cubren los seguros, qué no cubren, ya que generalmente no cubren casi nada. Y ver cuánto dinero tengo que desembolsar para volver a dejar la casa habitable", dice con preocupación.

Como medida preventiva, Paco ha decidido tomar cartas en el asunto. "Hemos instalado un sistema de alarmas para que no vuelvan a okupar la vivienda. También hemos colocado sensores y cámaras de seguridad", concluye al programa Madrid Directo, esperando recuperar la tranquilidad en su hogar después de esta traumática experiencia.

COMENTARIOS

no hay comentarios

Añadir un comentario

Deja tu comentario aquí: