ESPAÑA, REACCIONA

13-05-2020 9:24 a.m.

Por José Luis García Castañeda
Es imposible tratar a diario todas negligencias de nuestro desescalado (des)gobierno. Lo dije en su día. No se puede ser tan inútil, tan negligente, tan imbécil. Nos van a destrozar, van a destrozar España. Ya están destrozando España.

Mascarillas. Tenemos al tonto Simón, el de la canción de Radio Futura. “Dicen que siempre cuentas la misma historia. Es lo que esperan todos, se sienten mejor”. Santiago y Luis Auserón parecen profetas. El tonto Simón dice que no hace falta que sean obligatorias, que “la mejor mascarilla son los dos metros”. Eres tonto Simón y no tienes elección. Pero acuérdate que, por tu gestión, tenemos miles de muertos. ¡Vete a tu casa! ¡Lo pagarás!

Cuarentena de viajeros. Hoy, de repente, nos dicen los desescalados culturales del (des)gobierno, los nuevos anormales de la normalidad, que todos los turistas que lleguen a España, deberán guardar una cuarentena de 14 días, en los hoteles o lugar donde fueran a alojarse. ¿En serio? Y la medida se aplicará ¡hasta que se llegue a la “nueva normalidad”! Pero, de verdad, ¿esta gente es imbécil?

Residencia de NUESTROS mayores. Están en las manos del JOKER Pablo Iglesias. El Joker, ese psicópata de los cómics. Ese psicópata que parece representar este sectario comunista. Y este individuo les ha dejado abandonados. A los mayores y a los que deben ayudarles. El vicepresidente del (des)gobierno no suma las cifras de fallecidos en residencias. Como si fuera un cómic. No recoge el número de contagiados, ni de fallecidos, ni de residentes, ni de empleados en las residencias. Nada, nada de transparencia. Mentiras. Abandono.

TEST, TEST Y TEST. Y no, no los hacen. Mienten en la información que facilitan a la OCDE y luego dan su ranking falseado. Mienten diciendo que somos de los mejores en un informe de la Universidad Johns Hopkins. Mienten siempre, sin parar. No hacen test, NO NOS LOS HACEN.

Y podríamos seguir. Utilizan a la Policía Nacional y a la Guardia Civil para perseguir a españoles libres y cumplidores de la ley. No tienen fin. Como los cientos de personas en colas para recoger comida. La pobreza la traen estos inútiles desescalados de la nueva normalidad. España, reacciona. Españoles, o reaccionamos o… ¡Basta ya!