Las Damas de Blanco de Cuba visitan hoy la Universidad Francisco de Vitoria

04-10-2017 11:32 a.m.

Hoy miércoles 4 de octubre, el Observatorio de Política Internacional de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) organiza un encuentro con cuatro representantes de este colectivo.

En el último año, el número de presos políticos en Cuba se ha duplicado hasta alcanzar la cifra de 140 personas encarceladas. Por este motivo, miembros de las Damas de Blanco de Cuba, un grupo formado por esposas, madres e hijas de presos políticos que reclaman la libertad de los encarcelados, visitarán la UFV para compartir su experiencia y hablar sobre la realidad de la isla caribeña y de cómo se vive bajo una dictadura. Este encuentro está abierto a todos los profesores y alumnos de la UFV.

El coloquio, organizado por El Observatorio de Política Internacional de la universidad, pretende dar visibilidad a un grupo que no es ni una asociación política ni representa a ningún gobierno o partido político. “Son tan solo una agrupación de mujeres que reclama la liberación de sus seres queridos: los prisioneros políticos que todavía siguen encarcelados en Cuba”, explica el director del Observatorio, Javier Gil.

Las Damas de Blanco siguen siendo perseguidas por el gobierno cubano. Gil resalta que “en los últimos años han sido detenidas y acosadas por las fuerzas del régimen cubano en numerosas ocasiones”. De hecho, el mes pasado, “más de 40 Damas fueron arrestadas para impedir una movilización y, esta semana, ha sido detenida la líder del grupo, Berta Soler”, añade el director.
Sobre las Damas de Blanco

Las Damas de Blanco han sido reconocidas internacionalmente por diferentes instituciones. La organización Human Rights First les concedió el Premio a los Derechos Humanos 2006 por “su dedicación al progreso de los derechos humanos en Cuba, su coraje y determinación”. Asimismo, el Parlamento Europeo las galardonó con el Premio Andrei Sajarov a la Libertad de Conciencia en 2005.

Cada domingo, las Damas se siguen movilizando y acudiendo a misa a lo largo y ancho de la isla de Cuba. Su mensaje es simple: la liberación de los presos políticos y el fin de la dictadura castrista.