El Ejército trabaja en adaptar un robot que destruiría el Covid-19 con luz ultravioleta

12-05-2020 5:43 p.m.

Con el estallido de la pandemia por COVID-19, el Ejército de Tierra ha acelerado la implementación de un robot EOD con capacidad superior germicida, que se empezará a probar a lo largo de esta semana, en una operación real, en el Centro de Comunicaciones de Naciones Unidas en Manises (Valencia).

El proyecto, denominado “Atila” (Antivirus por iluminación de luz ultravioleta autónomo) pretende dotar de esta capacidad al robot Avenger. Previamente, se establece una fase de pruebas y recogida de experiencias a realizar con el robot Teodor, que si bien no reúne, principalmente por tamaño, todas las condiciones buscadas, se considera apto para una utilidad y empleo inicial.

El nuevo sistema preserva la distancia del operador y utiliza un implemento de luz germicida para la descontaminación, principalmente de instalaciones con equipos de comunicaciones que pudieran resultar dañados con desinfectantes basados en productos químicos. Por ello, se pretende que esté todo a punto ante un posible rebrote del virus en próximos meses y se pueda utilizar ya el robot Avenger.

La urgencia operativa ha hecho que bajo la coordinación del Mando de Apoyo Logístico del Ejército se establecieran las responsabilidades y la hoja de ruta necesaria para satisfacer las necesidades de manera inmediata con la finalidad de disponer de una solución industrial solvente y oportuna.

El proyecto responde a la apuesta del Ejército por anticiparse a la innovación tecnológica y de ideas. Todo ello con el objetivo de lograr una ventaja operativa, dentro del salto evolutivo. Este proceso se viene desarrollando por medio de los talleres de la Fuerza 35, a través de la colaboración entre Ejército de Tierra, empresas y universidades; además de la realización de un foro anual y el consecuente seguimiento de proyectos industriales.