Como cada verano continúa en Pozuelo la Operación Asfalto

13-08-2020 10:34 a.m.

La operación de este año comenzaró a principios de marzo, pero quedó suspenda por el estado de alarma y ya se viene realizando desde el mes de mayo

Como es costumbre en verano, el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón está llevando a cabo una nueva fase de la Operación Asfalto con la que se mejorarán 86.245 metros cuadrados de superficie. En esta nueva fase se incluyen 46 calles en las que el Consistorio invertirá 995.000 euros en estos trabajos que comenzaron a principios de marzo, pero quedaron suspendidos por el estado de alarma y ya se vienen realizando desde el mes de mayo.

Esta Operación Asfalto, que concluirá en los próximos meses, ya se ha realizado en más de la mitad de las calles, aunque en algunas solo se han asfaltado algunos tramos, como son: San Silvestre, aparcamiento ESIC, Modesta Utrilla, Mercedes y Carmen Granizo, Francisco y José Martín Granizo, Nápoles, Elvira Cuesta, Lacal, María Jesús Martín, Purificación y Santiago Martín Elvira. También están ya asfaltadas Reina Mercedes, Hermanos Gil Coca, Vicente Muñoz, Camino Largo, Andrés Martín, Rafael Martín, Avenida del Monte, Los Juncos y Avenida de Montealina. En la urbanización La Cabaña, este asfaltado se ha realizado en las calles Santander, Ceuta, Toledo, Oviedo, Pontevedra y Badajoz.

Otras calles en las que en los últimos días se están realizando estos trabajos son: Arroyo del Tesoro, Brea de Aragón, Doña Evarista, Anochecer y Atardecer.

Estas labores de mejora en las calles o tramos de las mismas, también llegará en esta fase a las siguientes vías: Cándido Soto González, Florentino Granizo, Francisco Béjar, García Martín, Isla de Arosa, Isla de Tabarca e Islas Baleares. Asimismo, en las calles: Manuel García, Sanchidrián, Rosas, Barlovento, Los Gamos, Carretera de Majadahonda, San Rafael Arcángel y la calle Estación.

En este plan de asfaltado también se están realizando otros acondicionamientos en las calzadas como la sustitución de tapas de registro, arreglo de aceras y bordillos, así como la retirada de los reductores de velocidad de caucho, que se están sustituyendo por lomos de asno o pasos de peatones elevados.