Cáritas ha colaborado activamente con el Relator de las Naciones Unidas para Extrema Pobreza y Derechos Humanos

24-07-2020 10:17 a.m.

En el Informe final del Relator tras su visita a España afirma que: “El hilo conductor de los testimonios fue la falta de ayudas públicas para impedir que la población sufra innecesariamente los peores efectos de la pobreza"

El pasado 7 de julio de 2020 se hizo público el Informe final del Relator de las Naciones Unidas para Extrema Pobreza y Derechos Humanos, Olivier de Shutter, sobre su visita a España entre enero y febrero de 2020. Dicho Informe señala en sus conclusiones, “la pobreza existe, en definitiva, a causa de decisiones políticas, y los Gobiernos pueden optar, si lo desean, por eliminarla”.

A lo largo del Informe, en el que abundan las referencias a la acción de Cáritas y a los informes de la Fundación FOESSA, impactan algunas de sus afirmaciones, como cuando reconoce que la palabra que oyó con más frecuencia durante las dos semanas de su visita fue “abandonados”. De manera textual, afirma: “El hilo conductor de los testimonios fue la falta de ayudas públicas para impedir que la población sufra innecesariamente los peores efectos de la pobreza, situación a la que muchas personas se enfrentan a causa de fenómenos que, en gran medida, escapan a su control, como la pérdida de un trabajo, la discriminación estructural o una enfermedad.”

Cáritas Aravaca-Pozuelo sigue, incansablemente, ayudando a las familias que lo necesitan. La labor de Cáritas es el acompañamiento a estas personas, para solucionar sus problemas de trabajo, vivienda, formación, etc. En las circunstancias actuales, provocadas por el coronavirus, se han tenido que dar prioridad a cubrir las necesidades más básicas:

En Cáritas Parroquial Ntra. Sra. de la Asunción (Pozuelo Pueblo) se continúa atendiendo a unas 100 familias, a quienes se les ha facilitado unos 5.130 kg. de comida y 1.300€ en prestaciones económicas, para ayudas al pago de alquileres, luz, etc. Los voluntarios se han ofrecido para continuar prestando las ayudas necesarias durante el mes de agosto.

En Cáritas Parroquial Ntra. Sra. del Carmen (Pozuelo Estación) se ha pasado de atender 70 familias a 250 familias, repartiendo 6.000 kg. de alimentos y 2.000€ para ayudas de alquiler, bonos transporte, medicinas, luz, ropa, etc. Hay que destacar la iniciativa que esta parroquia ha puesto en marcha dentro del proyecto EL MAR SON GOTAS; PON TU GOTA: Se trata de la “Operación 100 K, que consiste en que entre varias personas (llamados nudos) consiguen varios kilos de productos de primera necesidad, entre sus vecinos, amigos, comunidades escolares o asociaciones y a través de un coordinador (llamada ancla) se lo  entrega a Cáritas, que es quien lo gestiona y reparte. La operación ha sido un completo éxito, evidenciando el espíritu de solidaridad y animando a toda la comunidad a dar esperanza en estas circunstancias tan especialmente excepcionales.

La crisis no está siendo igual para todos, y están siendo los más frágiles quienes con mayor rapidez y de forma más intensa ven que sus condiciones de vida empeoran al perder el empleo y por tanto los ingresos que tenían.

También se agrava la delicada situación de vivienda que ya existía y nos sitúa más cerca de una posible emergencia habitacional, ya que hay hogares que no disponen de dinero para pagar la vivienda ni los suministros. Hay familias que pueden verse obligadas a tener que abandonar su vivienda, ya sea por desahucio o por tener que buscar otra con costes aún más reducidos.