Filtros HEPA, ¿estarán más seguros los niños de Pozuelo en las aulas?

31-10-2020 8:52 a.m.

¿Son tan efectivos los filtros HEPA como los pintan para combatir el COVID19?

El pasado miércoles el Ayuntamiento de Pozuelo anunción la inversió de 36.000 euros en la compra de purificadores de aire con filtros HEPA para la instalación en los colegios y en las escuelas infantiles públicas. ¿Son efectivos estos aparatos? ¿Acaban con el virus al 99% como informaba el consistorio?

Desde Pozuelo IN aplaudimos la apuestan en  colegios por la salud, para reducir el riesgo y mejorar la calidad del aire de sus espacios, y no sólo para combatir el COVID, sino también para luchar contra muchas otras enfermedades infecciosas al tiempo que se mejora la calidad de vida en general de los alumnos y sobre todo para aquellos con otros problemas respiratorios como por ejemplo el asma.

Según fuentes consultadas po Pozuelo IN, los datos que nos han aportado son los siguientes:

Hay que valorar que el tamaño estimado de COVID 19 es de 0.12 micras.

Los filtros HEPA (del inglés High Efficiency Particulate Air) y ULPA (Ultra Low Penetration Air) poseen esta designación si cumplen unos estándares (UNE-EN 1822-1:2020) que en función de su grado son:

    HEPA (H13): 99,99% de eficiencia para la filtración de partículas de 0,3 micras de diámetro o mayores.
    ULPA (U15): 99,9995% de eficiencia para la filtración de partículas MMPS (0,1 – 0,25 micras).
 

El gran problema de estas tecnologías es que símplemente atrapan y no destruyen.

 

Por tanto, sólo algunos purificadores con filtros ULPA de tipo superior a U16-U17, podrían por sí solos filtrar eficientemente partículas como las del Coronavirus, o si se compran purificadores con filtro HEPA (mínimo H13), para ser realmente eficientes, deben al menos ser aparatos que combinen otros mecanismos de eliminación bacteriológica como la ionización, el carbón activo o forzar el paso del aire por luz ultravioleta UVC (siempre dentro de los aparatos no al exterior), y siempre y cuando estén certificados para su uso mientras hay alumnos en esos espacios.

Existen en el mercado sistemas de filtrado que se diferencian sobre otras tecnologías de limpieza de aire, que simplemente atrapan contaminantes como por ejemplo los filtros HEPA, como sistemas que combinan filtros y  equipamiento de filtración que contienen entre ellos también filtros HEPA. Estos sistemas destruyen de forma efectiva los químicos nocivos. En estos sistemas, el filtrado de aire se combina el ionizador y la luz ultravioleta de onda corta que no es dañina para la salud, con el proceso de filtrado catalítico purificando el aire más de un 99,97 %. Tras este proceso los rayos de la luz ultravioleta de onda corta (GERMICIDA) destruyen todo tipo de microorganismos desencadenando una reacción fotocatalítica en el filtro logrando esterilizar el aire.

En conclusión, los filtros en la purificación de las aulas son únicamente efectivos a medias, ya que si estos filtros son tan tupidos como para contener el virus, simplemente lo concentran en el aparato a no ser que se opte por otra opción, porque sigue vivo. Estos filtros, que no son eternos y hay que reemplazarlos, exponen al personal que los manipule a contagiarse, aparte de poder convertirse en la conocida Clostridium difficile, la bacteria asociada a la ventilación de los hospitales.

COMENTARIOS

no hay comentarios

Añadir un comentario


AVISO:

Ha de estar registrado y logueado para escribir un comentario.

Puede hacerlo aquí.