Cáritas lanza la campaña “NO TENER CASA MATA”

19-10-2020 11:46 a.m.

La esperanza de vida de las personas sin hogar está entre 42-52 años, aproximadamente 30 años menos que la población general
Imagen Ricardo Rubio

El próximo 25 de octubre, Cáritas realiza la Campaña nacional “Nadie Sin Hogar”, por las personas en situación de calle, un grupo especialmente vulnerable en el contexto de la pandemia. En esta situación sanitaria Cáritas ha sido más conscientes de la importancia del hogar, donde protegernos, estar a salvo, cuidarnos, etc. Las personas en situación de “sin hogar” que viven en la calle son un grupo especialmente vulnerable: dormir en la calle o en alojamientos que por sus condiciones no pueden garantizar su protección, las coloca en una situación de alto riesgo en el contagio propio y en la transmisión del virus, y dificulta su acceso a un espacio adecuado de cuidado, higiene y/o aislamiento.

En la “Estrategia Nacional Integral para Personas sin Hogar 2015-2020”, se recoge por ejemplo que “la esperanza de vida de las personas sin hogar está entre 42-52 años, aproximadamente 30 años menos que la población general”. Las condiciones de inseguridad, de dificultad para mantenerse en una vivienda, generan en muchos casos problemas de ansiedad, de angustia, e incluso depresión.

Según el último Informe Foessa, en la Comunidad de Madrid, los indicadores más destacados son:

-167.000 hogares  viven en situación de hacinamiento.

-43.000 hogares estan en entornos muy degradados y/o barrios conflictivos.

-315.000 hogares se quedan por debajo del umbral de la pobreza severa una vez pagados los gastos de la vivienda o tienen deudas relacionadas con el pago de la vivienda y los suministros.

-89.000 hohares se encuentran en situación de vivienda inadecuada, sin contrato de arrendamiento o con notificación de deshaucio.

"Hay que recordar que todas las personas tienen derecho a vivir con dignidad y que las diferentes legislaciones internacionales, nacionales, autonómicas y locales lo reflejan en sus normas. Es necesario incrementar el esfuerzo realizado por la Administración pública en materia de rehabilitación y mantenimiento del parque de viviendas, control de situaciones anómalas en su uso, y promoción de vivienda en alquiler social de forma preferencial" nos recuerda Cáritas.

Cáritas Aravaca-Pozuelo cuenta con el Servicio de Orientación a la Vivienda, desde donde apoya, orienta y asesora a personas y familias con dificultades relacionadas con la vivienda.

Pero Cáritas nos pregunta: ¿además, que podemos hacer? A modo de ejemplo podríamos:

1.- Interesarnos, desde el respeto y la cercanía, por las situaciones de amenaza de la pérdida de vivienda de personas cercanas, amigos, vecinos, orientando y acompañando si es posible hacia los servicios de ayuda existentes (servicios sociales públicos, espacios de acogida de Cáritas, de otras entidades…).

2.- También podemos sacar a debate y reflexión la situación de familias con amenaza de desahucio o expulsión de su vivienda en los espacios donde participamos, nos coordinamos o trabajamos en red, de manera propositiva y respetuosa.

3.- En situaciones en que seamos arrendadores o propietarios/as de vivienda, no valorar única y exclusivamente el lucro y ganancia económica en términos de mercado a la hora de alquilar o vender una propiedad, sino darnos cuenta de que estamos siendo favorecedores del acceso a un derecho humano de personas y familias, y como tal debemos ser sensibles a dicha realidad.

COMENTARIOS

no hay comentarios

Añadir un comentario


AVISO:

Ha de estar registrado y logueado para escribir un comentario.

Puede hacerlo aquí.