Si continúa la navegación por nuestro sitio web estará aceptando nuestras condiciones, que puede consultar en:


RELATOS EN CARNE CRUDA DE UN GLORIOSO Y REMOTO MADRID

20-06-2023 8:15 a.m.

Lola Blanco
(4)

Lola Blanco (Madrid, 1951), y pozuelera desde su infancia, donde pasaba sus veraneos en la colonia de San José. Hasta que acabó viviendo en el pueblo tras su boda. Lola acaba de sacar a la luz un libro tan asombroso como excitante “Protagonistas secundarias". Ed. Pigmalion), un espejo conforme, disparatado y deforme, laberíntico de aquél remoto Madrid de principios del siglo XX a base de testimonios reales y retazos de ligazón fantástica. ¿Quién hubiera podido hacer un cara a cara con Gómez de la Serna?, por ejemplo.

Por Germán Pose 

-El viaje literario que has emprendido es asombroso y por ese camino se cruzan Ramón Gómez de la Serna, Gutiérrez Solana, José Bergamín...hasta Valle Inclán, son historias que confiesas haber escuchado de niña, escuchando a lo que comentaba tu familia ¿dónde se confunden realidad y ficción en estos escritos?

-Bueno, una cosa es lo que yo recuerdo de pequeñita y otra es mi creación literaria, lo que he ido añadiendo fluyendo de mi imaginación.  

-Una buena verbena de recuerdos y delirios tuyos sobre hechos que acontecieron realmente.

-Sí, he añadido mi fantasía a todos esos recuerdos reales que he escuchado en casa desde que era una niña. Incluso he conocido a varios de estos personajes de los que hablo en el libro. De hecho, hasta que murió la protagonista, Piti Bartolozzi, la hija de Salvador Bartolozzi, a quien he conocido mucho porque, entre ottas cosas hice la tesis doctoral sobre ella. Piti es la primera hermana de mi abuela, y ahí se mezcla todo, como podrás suponer. Todas esas historias muy personales que Piti me ha relatado por carta y no aparecen en ningún otro sitio las he utilizado yo.


-¿De qué manera, aunque sea imaginaria, has tenido relación con todos esos ilustres personajes que aparecen en tu obra?

-Mi fuente es Piti Bartolozzi. Ten en cuenta que su padre, Salvador, era íntimo amigo de Gómez de la Serna y del fundador de la editorial Calleja, eran tres amigos inseparables e inauditos, a la vez. Por ejemplo, los tres hacían de Reyes Magos en la Cabalgata de Madrid de aquél principio del siglo XX.  Así que he pretendido hacer un relato de ese Madrid fantástico de principios del siglo XX a través de las cartas que recibía de Piti.  

-¿Cuál era tu intención a la hora de escribir este libro?

-Lo que he querido hacer es contar la historia de esta familia Bartolozzi a través de acontecimientos importantes de aquella época, que no fueron pocos.

-Bien, cuéntame, ¿quién era Salvador Bartolozzi?

-Salvador pertenecía a una familia muy modesta y empezó dibujando, para lo cual tenía muchas buenas cualidades. Se trasladó a París y allí conoció a muchos artistas y se empapó de las vanguardias del momento. Al cabo de unos cuatros años  regresó a España con todos sus conocimientos y se puede decir que introdujo las vanguardias de principios del XX en Madrid y en España. Y también fue un gran cartelista, en la línea de Rivas y Rafael de Penagos.  

-Abundan en tu libro las referencias a aquella vida bohemia en los cafés de Madrid como El Pombo, El Oriental, El Príncipe....Todo eso se recrea en tu obra como si lo hubieras vivido en primera persona. 

-Sí, lo que ocurre es que aparte de haber oído hablar de ello he investigado mucho sobre ese asunto. Y todo lo recreo con una mezcla de realidad y ficción. Madrid adquiere gran protagonismo en mi obra, se habla de las fiestas de Carnaval, del Retiro, de la Casa de las fieras...un libro muy madrileño, no cabe duda.

-En este libro, destaca, a parte de todo, el protagonismo que adquieren las mujeres de la época. 

-Sí, son protagonistas, pero siempre secundarias en todo, como reza el título de la obra: “Protagonistas secundarias”. Salvador dejó a su mujer Angustias por Magda Donato, aunque nunca se divorció. Él vivía su vida, pero tanto a Angustias como a sus hijos los tenía en “palmitas”, nunca les faltó de nada. Una de sus hijas fue pionera en el golf y Piti siguió con él la ilustración y la modernidad cultural del momento. 


-Relatas historias de Margarita Nelken, del Psoe; Victoria Kent, del Partido Republicano Radical Socialista y Clara Campoamor, feminista de corazón. Las tres mujeres diputadas del congreso republicano. Hay que resaltar y recordar que las dos primeras, Nelken y Kent, se opusieron a que votaran las mujeres, en contra del criterio de Campoamor.

-Pues sí, es verdad, pero tanto Nelken como Kent pensaban que la mujer no tenía una formación adecuada para ejercer el voto debida a la posición dominante de sus maridos. 

-Esa postura de Nelken y Kent ¿no crees que era una actitud perversa y timorata?

-Es posible, pero había que tener en cuenta que consideraban que la mujer no tenía la suficiente formación cultural y libre para emitir un voto con una idea propia. Pensaban que las mujeres iban a votar lo que les dijera el marido, el cura o quien fuera. Y creo que no les faltaba razón, porque primero es preciso una buena formación cultural y educativa para actuar con libertad en la sociedad.

-Hablando de cuestiones feministas y masculinas, hay una frase que citas en el libro que quiero resaltar: “la infidelidad es una consecuencia lógica del matrimonio”. 

-Pues eso, si no existe el divorcio la infidelidad es una consecuencia lógica y la puedes mantener en secreto, si puedes. Hay que ser muy fuerte para renunciar a una pasión.

-También hay una extensa referencia a ese modelo de educación que propone la Institución Libre de Enseñanza, que apoyaron tanto políticos liberales como artistas y escritores. 

-Bartolozzi decide sacar a sus hijos de la escuela religiosa y llevarlos a estos nuevos modelos de educación, al Instituto Escuela, donde comienza una nueva enseñanza. Y ahí estaban las mujeres intelectuales del momento, entre ellas María de Maeztu.  

-Y luego, la cosa avanza y se crea algo que conoce muy poca gente, el Círculo Sáfico, que se creó con las primeras mujeres que “salieron del armario” y se proclamaron lesbianas.  

-Claro, eso lo he investigado a fondo. Entre esas mujeres lesbianas estaba Elena Fortuny, escritora y creadora del personaje de Celia, y esto no consta en ningún sitio porque todo era clandestino. Y Piti participó en esas reuniones porque le interesaba mucho. 

-¿Cuánto tiempo te ha llevado la escritura de este libro?

-Bueno, aparte de todo mi trabajo de investigación, que fue largo, empecé a escribir en febrero de 2022 y acabe en septiembre del mismo año. He disfrutado mucho, ha sido como un vicio que me ha atrapado y al terminar me he quedado con un enorme vacío. Algo tendré que hacer.

COMENTARIOS

June 20, 2023, 12:12 p.m.

Personajes Secundarias lo recomiendo por su calidad literaria. Me gustaría hacer un comentario, pero algun defecto me impide poner algunas letras.


Añadir un comentario

Deja tu comentario aquí: