Las Rozas facilitará la ampliación de terrazas y la venta al aire libre para el comercio tradicional

06-05-2020 1:55 p.m.

Se flexibilizará la normativa para permitir nuevas instalaciones y ampliar las actuales cumpliendo con la nueva reglamentación

El Ayuntamiento de Las Rozas flexibilizará la normativa para facilitar que el pequeño comercio traslade su actividad al exterior, así como la ampliación de las terrazas ya existentes para adaptarse a la nueva normativa decretada por la desescalada del confinamiento, con una ocupación máxima del 50%. La modificación de las bases de utilización de dominio público, que aprobará la Junta de Gobierno el próximo viernes 8 de mayo, permitirá al Consistorio aprobar de forma más ágil nuevas terrazas e instalaciones y ampliaciones de espacio.

El alcalde de Las Rozas, José de la Uz, señaló que “debemos ser proactivos y adelantarnos a las necesidades que van surgiendo en esta difícil situación para estimular la actividad económica. Los comercios y restaurantes de Las Rozas nos tienen a su lado para poner en marcha las medidas necesarias para su vuelta al trabajo en las mejores condiciones”. “Tenemos que generar la confianza necesaria en nuestros comercios, nuestros negocios y nuestra hostelería para que los vecinos vuelvan a salir a la calle con toda la seguridad”, concluyó el regidor.

Así, tras esta modificación, todos aquellos negocios o comercios que deseen sacar a la calle su actividad podrán solicitarlo al Ayuntamiento. De esta manera, a partir del próximo 11 de mayo cuando, previsiblemente, la Fase 1 de la desescalada permitirá la apertura de comercios, el Consistorio permitirá la actividad comercial en las calles, previa autorización de los técnicos municipales.

Hasta 500 metros cuadrados
Por otro lado, ante la nueva regulación, que solo permitirá una ocupación del 50% en las terrazas de los negocios de hostelería, el Ayuntamiento autorizará la ampliación de estas instalaciones ya existentes para aumentar su capacidad y hacer más sostenible la apertura inicial.

Tanto las ampliaciones, como las nuevas instalaciones de los comercios y negocios del municipio, no podrán superar en ningún caso los 500 metros cuadrados, y tendrán que ser solicitadas previamente para la autorización de los técnicos municipales.