05-04-2018 10:35 a.m.

ABRIL 2018  /  COMENTARIOS

Actualidad política

05-04-2018 10:35 a.m.

Ni privilegios, ni favoritismos
Por Adolfo Moreno Portavoz Ciudadanos Pozuelo de Alarcón

Se ha confirmado en los últimos días lo que era un secreto a voces entre los vecinos de Pozuelo de Alarcón: que la concejala de Gobierno Dª Almudena Ruiz Escudero vivió en una vivienda de promoción municipal con un contrato de alquiler bonificado, cuando era ya miembro de la Junta de Gobierno Local entre los años 2007 y 2010.
Los hechos, probados, hablan por sí solos: La actual concejala se estuvo beneficiando de una vivienda subvencionada con los impuestos de los vecinos cuando ya percibía más de 60.000 euros al año y gracias a la confianza que le otorgaron todos los pozueleros en las elecciones de 2007, siendo por entonces alcalde D. Jesús Sepúlveda.
No parece que entre las prioridades de la Sra Ruiz Escudero al convertirse en edil, estuviese renunciar a esos beneficios, más bien al contrario. Su decisión fue quedarse con todos ellos, caso típico de pensamiento “porque yo lo valgo”.

Esta polémica podría catalogarse como un caso más de esa ‘moral laxa’ que demuestran determinados dirigentes políticos ante las reglas de juego que se supone deben de respetarse si se dedica uno al servicio público. La transparencia en su gestión y la ética en su comportamiento.

¿Entendía la Sra Ruiz Escudero, que no era suficiente con el honor y el privilegio que suponen pertenecer al consistorio de nuestra ciudad, sino que también merecía beneficiarse del patrimonio pagado por el resto de los vecinos a través de sus impuestos ?

Debemos entender que sí, porque allí estuvo tres años disfrutando de un alquiler bonificado de algo más de 200€ al mes durante los momentos más duros de la crisis económica que sufrimos, mientras que la inmensa mayoría de los jóvenes de nuestra ciudad se vieron incluso obligados, muy a su pesar, a trasladarse fuera del municipio para poder pagarse el alquiler de una vivienda.

Habiendo sido confirmados todos los detalles objetivos anteriormente por el propio Ayuntamiento, y no negados por nadie. ¿Cómo es posible que no haya habido ninguna reacción oficial ante esta falta de ética en el desempeño de un cargo público?

Es más, irónicamente y tal como se entiende por la nota que ha emitido el Gobierno Local, parece que además los vecinos de esta ciudad deberíamos de dar gracias a la Sra. Ruiz Escudero, que tenía un contrato de alquiler de ocho años y “tan sólo residió en aquella vivienda cuatro de los mismos”.

¿Ésta es la famosa política de transparencia de la que alardea nuestra Alcaldesa, la Sra Pérez Quislant, de tolerancia cero con la corrupción y máxima transparencia?

Nos parece una magnífica ocasión para posicionarse de verdad ante hechos concretos y no para reiterar esa retórica hueca y vacía a favor de los comportamientos honestos y profesionales de nuestros dirigentes, que el PP parece olvidar cuando surgen casos tan denunciables como el que nos ocupa. Entonces, el silencio parece ser la única reacción ante los mismos.

Se deberían pedir disculpas públicas y se debería devolver al presupuesto municipal el importe de esas bonificaciones que a través del esfuerzo de todos los vecinos y durante aquellos años, disfrutó Ruiz Escudero -contrato de alquiler mediante-, mientras cobraba un sueldo también pagado con el esfuerzo de todos los vecinos como concejal de Gobierno, siendo una privilegiada, sin apenas experiencia en la vida laboral y ninguna en la vida pública.

Muchos interrogantes, y ninguna respuesta en este caso, más allá de la clara estrategia por parte de los actuales dirigentes del Gobierno Local de a mirar hacia otro lado e intentar que este asunto se olvide cuanto antes.

Desde Ciudadanos, sin embargo, seguiremos trabajando día a día para que nuestra ciudad tenga una administración transparente y donde todos los vecinos disfruten de las mismas oportunidades de acceso a cualquier tipo de ayuda sin ningún tipo de favoritismos, ni privilegios.   Ω