12-04-2016 10:24 a.m.

ABRIL 2016  /  SALUD

¿Cuándo llevo a mi hijo al dentista?

12-04-2016 10:24 a.m.

Actualmente la sociedad está  más concienciada con la salud bucal pero todavía hay que luchar contra algunos mitos que persisten y se siguen trasmitiendo de generación en generación. Por Dra. Aitana Loughney

Actualmente la sociedad está  más concienciada con la salud bucal pero todavía hay que luchar contra algunos mitos que persisten y se siguen trasmitiendo de generación en generación.

La "educación" de los hijos está en casa, no en los colegios. Dicha educación debe establecerse a todos los niveles, concienciar e instruir a nuestros hijos con respecto a sus hábitos de higiene oral es nuestra labor y responsabilidad. A continuación,  basándonos en la literatura científica y la evidencia clínica intentaremos exponer la respuesta a esos mitos tan frecuentes sobre los dientes y los niños:

1. Si un diente de leche tiene caries no pasa nada, esos dientes al final se caen:
FALSO. El diente temporal cumple una función, la de conservar el espacio en la arcada para el diente definitivo. Si existe una caries, se crea un espacio y una pérdida de contacto, lo que produce un movimiento dentario, por lo tanto si una caries no se trata, el diente definitivo puede tener apiñamiento o no salir nunca. Por otro lado, la caries es una infección y al no tratarse progresa llegando a afectar al nervio y terminando en una endodoncia para niños o en la exodoncia del diente.

2. Los niños tienen que ir al dentista a los 14 años aproximadamente:
FALSO. Las revisiones odontológicas infantiles han de ser anuales a partir de los tres años. Una revisión anual, puede detectar problemas de una forma precoz evitando así  tratamientos complejos y costosos. La ortodoncia tiene una primera fase de ortopedia, acción sobre el hueso, que se debe iniciar sobre los nueve años para evitar asimetrías faciales.

3. A los niños hay que ponerles selladores en las muelas y así se evita la caries:
FALSO. Los selladores están recomendados para anatomías oclusales muy abruptas o para niños con algún trastorno psicomotriz. Si no se da uno o los dos factores no es necesario sellar las muelas. Hasta puede ser contraproducente, puesto que se puede hacer caries debajo de los selladores.

4. Los niños no tienen que comer chuches :
FALSO. Si un niño no come chucherias a su edad ¿cuándo lo va a hacer? Lo importante es que tras una ingesta de chucherias o dulces debe cepillarse los dientes para evitar la formación de caries.

5. Los chupetes no son perjudiciales para los dientes:
FALSO. Evita que tu hijo utilice chupete. No se lo ofrezcas nunca. Muchas de las necesidades que creemos que tienen nuestros hijos se las creamos nosotros. Los chupetes influyen negativamente en el desarrollo del crecimiento del maxilar y la mandíbula. Si no se retira, más adelante necesitará un tratamiento de ortodoncia  y/o cirugía ortognática .

6. No pasa nada porque se duerma con un biberón a partir de los tres años, así se relaja:
FALSO. Te viene muy bien a ti, pero para tu hijo es nefasto. Los azúcares de la leche o los cereales quedan en boca durante toda lo noche y aumenta el riesgo de caries. A esa edad cepillarse los dientes y beber agua es lo último que debe de hacer antes de acostarse.

Recuerda:
La salud oral empieza en casa y el responsable de que tu hijo la tenga eres tú. Enséñale a cepillarse los dientes y revísale después de cada cepillado. Por lo menos el de la noche. Evita los chupetes desde su nacimiento y que se duerma con el biberón a partir de los tres años. Llévale al odontólogo una vez al año a partir de los 3 años y así tu odontólogo de confianza se encargará de que tu hijo/a disfrute de su salud oral traducida en una bonita sonrisa.   Ω