16-10-2014 8:16 p.m.

MARZO 2012  /  MOTOR

Porsche Boxster

16-10-2014 8:16 p.m.

Puede parecer el anterior, pero es un coche 100% nuevo, mejor hecho, más potente y, al mismo tiempo, más eficiente

Cuentan que hace años, en su peor momento comercial, Porsche resucitó gracias a un pequeño descapotable tipo roadster–biplaza con techo de lona y altas prestaciones con un plano y bajo parabrisas–llamado Boxster. Corría el año 1996. El coche se vendió de maravilla desde entonces.

En 2005 alumbró su segunda generación con el concepto original –entre otros, motor en posición central, por delante del eje trasero, que es el de tracción, y por detrás del habitáculo, techo de lona eléctrico…–, y un diseño semejante. Ahora sucede lo mismo con la tercera entrega, para la que ya hay precios –entre 52.879 y 67.640 euros–, aunque no se comercializará hasta abril.

El nuevo Boxster es algo más grande, aunque sus voladizos son más cortos y el parabrisas va ligeramente más avanzado. La silueta se aprecia más plana y sus rasgos generales más musculosos y prominentes. La capota cuenta ahora con un cofre para ocultarse cuando va plegada y el habitáculo es ligeramente más habitable, con un puesto al volante muy similar al del último 911, gracias en parte a una elevada consola central.

Dos motores

Porsche lo venderá en versiones básica y S, la primera 2.7 de 265 CV y la segunda 3.4 de 315, ambas con cambio manual de seis marchas de serie o, con sobreprecio, automático y secuencial de doble embrague PDK, mucho más recomendable y, paradójicamente, garante de un consumo levemente inferior con mejor aceleración.

En este sentido, el Boxster contará con el tan de moda sistema de parada y arranque automático de motor Start/Stop, que apaga el propulsor al llegar a un semáforo para no consumir mientras se espera la luz verde, y que nuevamente lo pone en marcha con sólo pisar el embrague (también lo llevará con caja PDK).

Chasis renovado, mayor distancia entre ejes, dirección asistida electromecánica… Como extra podrá contar, entre otros, con Sport Chrono Package, que incluye Porsche Torque Vectoring (PTV) y diferencial autoblocante mecánico trasero, uno y otro para mejorar la trazada en curvas en conducción rápida sin “perder rueda”.