10-07-2018 7:01 p.m.

JULIO 2018  /  COMENTARIOS

Impuestos, impuestos, impuestos...

10-07-2018 7:01 p.m.

Caminando por Pozuelo:
Por Rubén Gallardo
Militante de Vox Pozuelo

Pozuelo de Alarcón, repite año tras año como la ciudad con mayor renta por hogar de España. Pozuelo de Alarcón, la población con más coches de alta gama, donde viven los ricos y famosos, los futbolistas, las “celebrities” de la televisión, los cantantes de éxito, … Pues eso debe ser, que todos los que vivimos en Pozuelo somos ricos y llevamos coches de alta gama. Eso es lo que debe pensar nuestra Corporación Municipal a tenor de lo que vamos a analizar en las siguientes líneas.

Desde hace unos años, nuestra ciudad, ha ido sumando un superávit que es la envidia de cualquier gestor público, sí, han leído bien, no es que no haya deuda, como en la mayoría de pueblos y ciudades, es que había un superávit económico de varios millones de euros, unos 10-12 millones anuales en los últimos ejercicios, hasta haber acumulado la asombrosa cifra de 60 millones de euros. Pero digo había ya que tras lo escuchado en el último pleno ordinario del mes de junio parece ser que ese dinero ha desaparecido y se ha empleado en diferentes cometidos que ya conoceremos y analizaremos bien.

Y no solo hemos contado con tan magnífico superávit, es que además, tal es la potencia económica de la ciudad que se cuenta con una solvencia de 83,3 millones para pagos a corto plazo, según se desprende del presupuesto publicado.

Los Ayuntamientos y el resto de entidades de gestión pública, han de tener, claro está, un techo de gasto y ser ejemplares en la administración de sus finanzas, pero su objetivo, no lo olvidemos, es gestionar con diligencia esos recursos, mientras promueven el mayor bienestar posible a sus administrados. Dotar a las ciudades de los mejores servicios públicos, las mejores instalaciones, invertir y mejorar, pero también proporcionar una gestión económica lo más igualitaria y proporcional posible y con la mínima presión fiscal, o al menos así es lo que entendemos en VOX, de lo que ha de ser una gestión pública ejemplar.

Pozuelo goza de grandes instalaciones públicas de todo tipo, tanto es así que últimamente ya notamos que sobra el dinero y se están empezando a repetir muchas y sobredimensionar otras. Incluso a desmontar instalaciones sin estrenar. Sólo se piensa en gastar, comprar, invertir, pero ¿por qué no se plantean bajar algunos impuestos?

No hay nada más justo e igualitario que unos impuestos mínimos, al menos en lo que a la teoría liberal se refiere y con la que estamos de acuerdo, lo contrario, los impuestos altos y abusivos son el principio básico del socialismo. La mala gestión y el aumento del gasto público necesitan mayor desembolso por parte de los ciudadanos, no hace falta señalar o enumerar ejemplos. Pero este Gobierno Municipal ¿es liberal o socialdemócrata? Por sus políticas los conoceréis.

Vamos a analizar las tasas e impuestos que se pagan en nuestro municipio y cotejarlos con lo que aplican otras ciudades del entorno.

Muchas veces he oído que en comparación con Madrid nuestras tasas e impuestos son inferiores, correcto, puede ser, pero ¿por qué comparamos una ciudad de 85.000 habitantes con otra de más de 3 millones que además es la capital de España? Lo apropiado es comparar Pozuelo de Alarcón con ciudades similares, ciudades de tamaños parecidos, localizadas en la misma área geográfica, de niveles socio económicos afines. Veamos, por tanto, qué ocurre con los impuestos para vehículos de tracción mecánica, más conocidos como impuestos de circulación, en Las Rozas, Majadahonda y Boadilla del Monte.

Si observamos qué tasas se aplican en Madrid, efectivamente, Pozuelo es algo más barato, una media del 7,36%, perfecto, aunque creo que es un diferencial muy estrecho entre la capital de España y una ciudad mediana, pero ciertamente es inferior. Ahora vayamos a ver qué hacen nuestros vecinos de la zona noroeste.

Los impuestos de circulación en Las Rozas (95.000 habitantes) son un 11,91% más baratos que aquí, como media, llegando incluso al 12,44% si nos referimos sólo a turismos, el tipo de vehículo que alcanza el mayor número de propietarios. Sorprendente ¿no?

Veamos ahora que ocurre en nuestra otra vecina, Majadahonda (70.755 habitantes) Pues que sus administrados propietarios de turismos pagan un 18,08% menos que nosotros, alcanzando como media la nada desdeñable cifra del 20,94%. Ya estamos alcanzando un diferencial más que destacable, incluso insultante, diría yo.
Pero ahora viene lo mejor, vayamos a Boadilla del Monte, el municipio más pequeño y de menor número de habitantes de los comparados (sólo 47.037 habitantes) Su bajo instinto depredador en lo que a estos impuestos se refiere, es digno de ser mencionado. La media de este impuesto sobre los turismos arroja una diferencia del 65,29% a su favor.  Sí han leído bien, Boadilla es un 65,29% más barato que Pozuelo para los que tienen un turismo y ofrece una baja media total del 61,29%.

En el cuadro adjunto, pueden ver los impuestos aplicados a cada tipo de vehículo, por grupos o categorías. Busquen cual o cuales son sus vehículos por los que pagan, vean y comparen.

¿Y estas enormes diferencias? Quizá estas ciudades necesiten menos dinero que Pozuelo, pero no lo creo ya que tienen otros problemas y carencias importantes.

¿Cómo están las ciudades de la comparativa? Pues comenzando por la última, Boadilla, está como nosotros, deuda cero. En 2013 recaudaban por este concepto 2,797 millones de euros y en 2017 han bajado hasta los 2,380 millones. Majadahonda sí tiene deuda, unos 11,5 millones en el último ejercicio y, sin embargo, no castigan a sus vecinos por ello, al contrario, les aplican unos impuestos bajos, imagino que, en la medida de lo posible, más de un 20% por debajo de los nuestros. Las Rozas también sigue arrastrando deuda, la ha reducido significativamente y está en 17,7 millones, pero de igual modo, intenta no gravar a sus vecinos con estos impuestos y aplica unas cifras más que moderadas. Para bajar los impuestos han de bajar obligatoriamente las inversiones, no voy a juzgar si estos municipios deben o no aumentarlas, pero si lo tenemos claro en el caso de Pozuelo.

Si echamos un rápido vistazo a los presupuestos de Pozuelo desde el 2013, vemos que la recaudación de este epígrafe en es año alcanzó los 5,5 millones de euros, en 2014 bajó a 5,060 millones, resultado de aquella rebaja del 10% tan anunciada, pero en 2015 y 2016 se recaudó la misma cifra 4,895 millones y en 2017, sube hasta los 4,9 millones, es decir, que mientras se iba reduciendo la deuda y hasta su cancelación, no ha habido interés alguno en ayudar a los vecinos en lo que más nos duele, no disponer de nuestro dinero. Y encima este equipo de gobierno apunta como logro la congelación de algunos impuestos.

Pozuelo es una de las ciudades de la Comunidad de Madrid con más vehículos por hogar. No tenemos actualizadas las cifras desde 2011 pero seguro estaremos rozando los 2 vehículos por vivienda. Conocemos muchísimas familias que disponen de varios coches y alguna motocicleta, pequeños comerciantes, profesionales y autónomos que necesitan sus vehículos para desarrollar sus trabajos, jóvenes que necesitan ciclomotores o motocicletas para desplazarse. En VOX, abogamos por el transporte público claro que sí, pero no vivimos en una zona que lo ponga fácil ante el vehículo privado. La extensión de nuestro término municipal, la dispersión de nuestros centros comerciales y sociales, la lejanía al lugar de trabajo y a los centros educativos y de enseñanza, las numerosas urbanizaciones, son la causa de que arrojemos esa cifra tan alta de vehículos matriculados y no es nada fácil bajarla. Necesitamos el vehículo privado de forma mayoritaria. Por eso, cualquier bajada fiscal concerniente a estos vehículos siempre será bienvenida y aplaudida en los hogares de Pozuelo, que señores, están conformados en su mayoría por familias de clase media que trabajan cada día y cada vez lo tienen más complicado para prosperar. Familias que ya pagan innumerables impuestos directos e indirectos, que no solo no bajan si no que malos gestores y gobernantes que van llegando a las distintas Administraciones se encargarán de ir subiendo descaradamente y sin contemplaciones. 
Como dije al principio, desde VOX consideramos que un buen administrador público es aquel que optimiza al máximo los recursos de sus administrados, invierte con tino, gasta con rigor, facilita el desarrollo social y en general mejora las condiciones de vida de estos. Pero nunca ha de olvidar que el dinero del que dispone sale del trabajo de sus vecinos, que el dinero público sí tiene dueño y que conforme se vayan alcanzando los objetivos programados su deber es ir pidiendo cada vez menos dinero, o lo que es lo mismo, ir bajando tasas e impuestos. No busquen en qué gastar más, no contraten personal que no es necesario, no inventen, no ahorren y, por favor, no tiren el dinero, simplemente recauden menos ya que no lo necesitan, dejen que los que ahorremos seamos nosotros, los individuos y que gestionemos lo que es nuestro.

Desde aquí pedimos a nuestros gobernantes municipales que analicen bien este cuadro y nos digan ¿por qué no nos bajan de manera significativa estos impuestos?   Ω