10-05-2016 10:28 a.m.

MAYO 2016  /  SOLIDARIDAD

AAQUA-AYUDAR A QUIEN AYUDA Cerrar el círculo de la solidaridad

10-05-2016 10:28 a.m.

Más de trescientos voluntarios activos (que se van rotando) invirtiendo horas ayudando a los demás. Repartiendo comida para que las personas que acuden a los 66 centros sociales (actualmente ayudan en estos) repartidos por todo Madrid puedan tomar, al menos, una comida diaria. Coordinados por Berta Pedemonte y José de Juan, Ayudar A Quien Ayuda ha conseguido en el pasado año repartir un total de 126 toneladas de alimentos y más de 700.000 yogures

La jornada de trabajo comienza como la de cualquier persona, pero Berta ahora mira más a los mails o llamadas que recibe solicitándole alimentos. Lo que hacen es recoger alimentos y productos de primera necesidad, los clasifican, codifican y embalan en función de las necesidades del centro donde se va a enviar. Trabajan, tal y como nos dice Berta en “crear conciencias” para llegar al mayor número de personas. Lo hacen todos los sábados del año repartiendo lácteos en centros sociales y, sobre todo, con dos campañas anuales de recogida de alimentos. No obstante, siempre hay donantes que donan alimentos mensualmente.

A la hora de clasificar los alimentos para su posterior distribución, plantean cuatro tipos de cajas. En una primera o caja menú, introducen alimentos para que quien los reciba tenga la posibilidad de realizar varios tipos de menús: arroz con tomate, verdura con garbanzos…; en la denominada desayuno, la llenan con los productos propios para la primera alimentación del día; otra es la llamada de higiene, y, por último, la caja bebé, con lo necesario para los bebés. Y siempre llevando un control exhaustivo de lo que hacen.

Cuando llevan estas cajas “sabemos que les hace ilusión, porque son cosas que normalmente no reciben”, asegura José. Son conscientes de que no van a quitar el hambre y la necesidad, pero sí que saben que lo que hacen es ayudar. “No lo pretendemos. Tenemos que ayudar, seguir luchando, animar a la gente a que no se hunda. Le podemos dar a cada centro entre 150 a 180 kilos (es lo que cabe en cada coche). Sabemos a lo que llegamos y solo queremos seguir ayudando”, nos dice Berta.

Lo hacen también según las necesidades de cada uno de los centros a los que ayudan. Saben lo que se necesita en cada momento, ya que realizan un seguimiento telefónico o presencial cada 15 días en dichos centros.

Este año han conseguido repartir un total de 126 toneladas de alimentos, cinco mil kilos más que en 2014. Con los datos en la mano y con el control que llevan, han podido sacar una conclusión, de la que nos hacen partícipes: “lo más importantes es, aparte de los 5.000 kilos de más repartidos, es que han repartido unos 25.000 yogures menos.

Eso significa que el peso de esos yogures, más de 3.500 kilos, los hemos recuperado gracias a las donaciones, lo que hace un total de 8.500 kilos de comida más donada.

Una cadena solidaria

“Nosotros ayudamos a los que ayudan, a los que están en primera línea. A los que tratan diariamente con toda esa gente que hay en la Comunidad de Madrid con necesidades primarias. Lo hacemos porque esto es una cadena solidaria. También recibimos mucha ayuda. Cuando desde un centro nos piden algo que les falta, nosotros buscamos quién nos pueda ayudar, y siempre lo conseguimos. Aunque la cifra de las personas necesitadas es desesperante, hay que seguir en el día a día”, señala Berta.

Todo lo que hacen lo realizan de forma altruista y necesitan que se cierre el círculo para poder ayudar más. Buscan como asociación una subvención que les permita mejorar, si se puede, el trabajo que realizan.
Berta subraya que en esta cadena solidaria “nadie está solo, que funciona. Además de transmitirles todo eso, les hacemos partícipe de todas nuestras vivencias animándoles a seguir trabajando y a seguir luchando sin debilitarse”.

Comienza la campaña de verano

Ahora se están realizando los preparativos de la segunda gran campaña que hacen al año: la de recogida de alimentos de verano. Comenzará el 4 de mayo y finalizará el 30 de junio. “Durante ese tiempo en Aaqua recogemos alimentos de particulares y empresas de Madrid. Además, pueden hacer su donación mediante un pedido online vía supermercado.

Un sábado cualquiera

Ellos son un recurso más, un teléfono dónde pueden llamar, porque les transmiten y explican que son miles de personas anónimas las que donan alimentos solidarizándose con los más necesitados, compartiendo sus recursos como sus coches, su gasolina, su tiempo y su esfuerzo.

Un claro ejemplo de esto es lo que pasa los fines de semana. Así, antes de que llegue el sábado (día de reparto de los lácteos), José empieza a llamar a los voluntarios para el reparto de los yogures, natillas, cremas… Él los convoca a todos, pero cada sábado “sólo” pueden ayudar unos 35 voluntarios. Ese día, cada uno de ellos llena su coche, lo lleva al centro y reparte lo que tiene. Luego regresa con el recibí por parte del centro para la contabilidad de la asociación. Berta lo explica: “lo hacemos todo como una empresa, con sus justificantes y demás, ya que nosotros tenemos unos donantes a los que sí que les decimos lo que hacemos con esos productos, porque nos merece mucho respeto lo que hacen”. Así se hace cada sábado del año,

Una maratón ciclista solidaria

Otra de las muchas acciones de las que llevan a cabo se realizó los pasados 9 y 10 de abril. Esos días se celebrará la Madrid Extrema, la maratón ciclista más dura del mundo, y colaborarán con Aaqua recogiendo alimentos para los centros y comedores sociales con los que colaboran. Acércate y colabora. Cierra el círculo solidario.
www.blogdeaaqua.wordpress.com   Ω