06-06-2018 11:47 a.m.

JUNIO 2018  /  SOLIDARIDAD

Perlas en el Barro

06-06-2018 11:47 a.m.

Una perla en el barro es una joya muy valiosa en bruto que por un entorno desfavorecido puede perderse en el camino. Así son los 26 niños que, gracias a la ONG sobreviven en Kisii, Kenia. Pero ya no están perdidos vagando por las calles sin rumbo ni familia, sino en casa de Isaac, gracias a la inestimable ayuda de Iván Rodríguez, vecino de Pozuelo, fundador de “Perlas en el barro” y CEO de iKasa. Por Mª Teresa Haering Portolés

Kisii tiene una vegetación  muy frondosa y los lugareños poseen cultivos,   por lo que no se mueren de hambre pero a partir de ahí no hay nada más: ni ropa, ni medicamentos, ni Sanidad, ni Educación. Las casas son de barro, construidas con adobe, no tienen luz y los baños son fosas. En España hay Sanidad Pública y Escuelas Públicas pero en Kenia no hay solidaridad pública.

Perlas en el barro surge entre Kenia y España de una forma muy casual, a través de Facebook, en el que el Iván Rodríguez, un día en el Messenger es contactado desde Kenia por Isaac Bokea. Iván e Isaac hablan casi a diario desde hace 2 años. En ese momento, al principio de estas conversaciones vía Facebook, Isaac tenía 17 niños recogidos de la calle, ya que en Kenia cuando sus padres mueren o enferman, el Estado no se ocupa de ellos.
Isaac después de presentarse, le explica que él sostiene un orfanato en Kisii, que no tiene dinero para mantener a los niños y le pide ayuda. El keniata le cuenta su desgarradora historia personal, ya que él mismo en el pasado fue recogido de la calle. Isaac se dedica a recoger niños abandonados, sin familia y hogar, con permiso de las autoridades locales.

AYUDAR DE FORMA DIRECTA
A medida que Isaac e Iván hablan vía redes sociales, Iván se da cuenta que  puede colaborar con el keniata desde España y empieza a ayudarle de forma económica para acciones concretas. Lo siguiente que sucedió fue que una niña de 3 años del orfanato enfermó por beber agua del arroyo, la única agua disponible para los niños acogidos por Isaac. Iván desde España, le envió dinero para llevar a la niña al hospital. A partir de esa experiencia, y de ver cómo se desarrollaba con éxito, la confianza entre ambos aumenta, a pesar de los kilómetros y las aparentes diferencias. Después de ello, Iván envió dinero a Isaac a Kenia para un “tanque de lluvia” con el fin de evitar que los niños enfermaran al beber del arroyo. Una vez más, habían conseguido ayudar a esos niños con éxito y seguían avanzando en este maravilloso proceso. Pero todavía quedaba mucho por hacer.

Tras enviar ayuda para las necesidades inmediatas que comentábamos al principio, Iván le preguntó si los niños estaban escolarizados, y como no era el caso, se encargó de cubrir los costes de su escolarización. Isaac siguió desde entonces recogiendo niños en la calle hasta llegar en la actualidad a 26 niños entre los 3 y los 13 años.

Iván, desde Madrid, empezó a conocer cada una de las desgarradoras historias de estos niños sin familia. Después de la escolarización Iván decidió cubrir el coste de comprar un terreno para cultivar, en el que se han decidido a construir un orfanato. Tras el terreno compraron una vaca y construyeron una cocina sencilla con materiales de la zona. En esos momentos el empresario todavía no había ido a Kenia pero ya sabía que Isaac era una persona de fiar. Lo que más conmovió a Iván fue “la emoción que empezó a sentir cuando ayudaba directamente a cada uno de los niños”. Esa sensación indescriptible estableció un compromiso aun más profundo con la causa.

LA CONSOLIDACIÓN DE LA ONG “PERLAS EN EL BARRO”

Isaac Bokea es universitario, licenciado biología y agricultura, lo cual favorece y hace sostenible el orfanato para saber qué cultivos plantar y cómo hacerlo. En el futuro esos niños podrían ir a la Universidad, recibir financiación para sus estudios y tener familias de acogida aquí en España. Iván Rodríguez consultó a su familia y empresa si querían implicarse más. En los eventos solidarios que suelen hacer en iKasa, incluyeron el proyecto “Perlas en el barro”, se le dio una forma jurídica como ONG y empezaron a recibir donaciones.

Iván Rodríguez ha creado un proyecto más estable y consolidado e incluso, además de escolarizarles allí, se plantean enseñarles un oficio e incluso darles acceso a la Universidad a los niños en un futuro. “Perlas en el barro” ofrece la posibilidad de brindar una ayuda directa porque es una ONG pequeña. Cualquiera de los que aporte puede ser voluntario e implicarse en las reuniones y decisiones. Iván Rodríguez le pide a Patricia Sanfiz que sea gerente de la ONG porque ve claramente su inclinación y voluntad hacia el tema, además de la experiencia perfecta para el cargo.
Después del primer viaje a Kenia, que fue bastante duro, cargados con maletas de ropa y juguetes, medicinas, libros y material todo fue tomando aun más forma y pudieron ver en persona los frutos de su esfuerzo y ayuda. “Cuando llegamos allí la recepción fue muy emotiva, nos recibieron cantando y nos cogían de las manos”- afirma Iván refiriéndose a la llegada de su grupo de ayuda en la Kenia profunda. Cuando superaron la emoción del primer momento, vieron todo lo que se había construido con las aportaciones y decidieron que además tenían que construir allí un orfanato. Iván estaba también muy emocionado al conocer al bebé que habían tenido Isaac y su mujer, porque habían llamado a su hijo como empresario en señal de agradecimiento.

Isaac, el keniata que comenzó el proceso, “irradia honestidad, alegría y ganas de ayudar” en palabras del fundador de “Perlas en el barro”. En el viaje también conocieron al gobernador regional, que había permitido a Isaac desarrollar la actividad y por lo tanto comprobaron que contaba con apoyo público para desarrollar la actividad.

IKASA Y “PERLAS EN EL BARRO”
Por supuesto iKasa será uno de los patrocinadores oficiales en la construcción del orfanato pero no quieren limitarlo a iKasa, sino que abren la puerta a quien quiera colaborar, no solo económicamente sino yendo allí y ayudando si así lo desean.

Iván Rodríguez, muy concienciado de la Responsabilidad Social Corporativa, y una convicción muy profunda de que cada uno de nosotros tiene que hacer el bien y ayudar, nos explica que “Cada persona debería participar directamente en una experiencia como ésta para poder valorar profundamente lo que es la vida y lo que es la suerte de haber nacido en un entorno rico y comprender lo que realmente importa en la vida.”

Para informarse y/o ponerse en contacto con la ONG se puede acceder a www.perlasenelbarro.org o escribir a info@perlasenelbarro.org y se entra en contacto directamente con Patricia Safiz, gerente de la ONG.   Ω

Más artículos

Nuestros héroes

07-03-2017 6:05 p.m.

Anthony Blake

12-10-2016 12:01 p.m.

Susana Pérez Quislant

12-10-2016 11:50 a.m.

Programación de Fiestas 2015

09-09-2015 10:02 a.m.

Practica deporte solidario

09-09-2015 9:51 a.m.

Protagonistas de sus vidas

05-11-2014 1:02 p.m.

Juan Manuel Sánchez

03-09-2014 11:18 a.m.