23-12-2017 7:25 p.m.

ABRIL 2013  /  MOTOR

Toyota RAV4 Ahora más familiar

23-12-2017 7:25 p.m.

La nueva generación del todocamino medio japonés crece en dimensiones y se hace más rutera. Entre sus motores, destaca un diésel de 126 CV con tracción delantera que concentrará buena parte de las ventas. Por E. Cano

Llega a los comercios este mes y encarna la cuarta generación de uno de los modelos que ha popularizado, también en España, el concept SUV o todocamino. Hablamos del nuevo RAV4 de Toyota, un vehículo que crece hasta los 4,57 metros de longitud (20,5 cm más), y que gana 10 cm entre ejes. Estos incrementos se traducen en un hueco para las piernas de los pasajeros traseros bastante más generoso.

También mejora, y mucho, el maletero, que asciende a 547 litros con 5 pasajeros a bordo, y que escala hasta los 1.746 litros cuando abatimos, en una sencilla maniobra, los respaldos trasero. Ojo, de serie suma kit reparapinchazos, pero como opción podrá hacerse con una rueda de repuesto tipo galleta e incluso convencional, en cuyo caso el maletero perderá 100 litros.

Hablando de ruedas de repuesto, ya no colgarán del portón trasero del RAV4, como antes. Ahora, ese acceso se abre hacia arriba, e incluso en algunos acabados contará con movimiento.

Mejor hecho
Estructuralmente más rígido y mejor aislado, su afilado diseño enlaza con el visto en creaciones recientes de Toyota, como los nuevos Auris y el monovolumen medio Verso. Es un coche más maniobrable y de mejor comportamiento en carretera gracias a un chasis con suspensiones independientes, a una confortable y comunicativa dirección y a un dosificable equipo de frenos con ABS, corrector EBD y servo de emergencia BA. No faltan control de estabilidad VSC o VSC+.

A todo ello, hay RAV4 de tracción delantera (suficiente para la mayoría) y total AWD, especialmente indicado para aquellos que transiten con frecuencia sobre firmes deslizantes. No es un modelo ideado para uso intensivo de campo, pero puede adentrarse con garantías por pistas y caminos, sobre todo en la versión de tracción total.

Como extras, puede contar con cambio de carril involuntario, alerta de obstáculos en ángulos ciegos, cambio automático de las luces de cruce y carretera (pueden ser de xenón), siete airbags, multimedia Toyota Touch (de distintos tipos, hasta con navegación y pantalla táctil a color)...

Con tres motores
De calidad interior sustancialmente mejorada (el cuadro va tapizado y acolchado), disfruta de un puesto de conducción más vigilado, de mejor visibilidad... El nuevo RAV4 se vende con dos motores de gasóleo, los 2.0 D-4D (124 CV y tracción delantera) y 2.2 D-4D (150 CV y tracción total AWD), con cambios manual o automático. Junto a ellos, una alternativa de gasolina 2.0 Valvematic de 151 CV manual o auto secuencial AWD.

Los RAV4 AWD añaden Sistema Integrado de Conducción Dinámica, un mando para circulación normal o Sport. En la última aviva la respuesta del acelerador (y del cambio automático si lo equipa), endurece la dirección y envía más tracción al eje trasero para hacer activa la tracción total y no sólo reactiva, en caso de derrapajes.