19-01-2015 11:57 a.m.

OCTUBRE 2012  /  LIFE STYLE

Soy una privilegiada

19-01-2015 11:57 a.m.

Yo siempre utilizo mis viajes, en los que tengo la suerte de ver las nuevas tendencias antes de que se hagan publicas...

Yo siempre utilizo mis viajes, en los que tengo la suerte de ver las nuevas tendencias antes de que se hagan publicas, para asesorar posteriormente a mis clientes. Tengo la suerte de conseguir un vestuario que aun no está en el mercado gracias a mis contactos y enseñároslo (ver entrevista a Javier Núñez en las páginas siguientes). 

Seguro que decís que soy una privilegiada y sí, os doy la razón. Pero, gracias a que conozco antes que nadie las próximas colecciones, a los jóvenes diseñadores, o a que puedo comprar la ropa en otros países (por estar viajando constantemente), vosotras os aprovecháis y todos salimos ganando. Con todo lo que voy viendo y consiguiendo puedo hacer unas mezclas explosivas. También es curioso. Os cuento: cuando compro algo puro español de algún diseñador de los nuestros, ya sea consolidado o joven diseñador (aún en plena lucha por conseguir tener su parcela de éxito) y voy a EEUU y paseo por las tiendas de Manhattan, prácticamente todas las personas con las que voy hablando me dicen “¡bonito vestido, bonita chaqueta!... ¿De dónde es?” 

En Francia, como en EE.UU., hay muchas marcas españolas consolidadas, pero no me refiero a esas, sino a las pequeñas producciones. Allí no compras las prendas como si fuesen al peso, hay que seleccionar y saber combinar. Eso es lo más importante. Nos podemos inspirar en las grandes firmas, pero como no nos podemos comprar todo lo de las grandes firmas, hay que tener la información correcta sobre las tendencias y la moda y, sobre todo, conocernos a nosotros mismos, cómo somos y qué es lo que nos queda mejor.

Todo eso lo metemos en la coctelera… y ¡a la calle!