09-03-2020 7:27 p.m.

MARZO DE 2020  /  BELLEZA

La batalla contra el envejecimiento. El uso del Vino

09-03-2020 7:27 p.m.

Dra. Mª Cristina Morante
Medicina y Cirugía estética capilar

Desde los primeros tiempos de la medicina moderna el objetivo científico ha ido enfocado a retrasar el envejecimiento y prolongar la vida con calidad.

Nuestras células diariamente a la misma vez que producen energía y queman los nutrientes y el oxígeno que respiramos, generan desechos y radicales libres. Podríamos decir que los radicales libres son la verdadera causa del envejecimiento celular. Nuestro organismo es capaz de controlar y neutralizar los radicales libres que se producen a nivel de la respiración de las células, usando los llamados antiradicales.

Son antiradicales libres la melatonina, el revesratrol y otras sustancias que consiguen mantener bajo control la cantidad de radicales libres y minimizar así el daño que estos producen a nivel celular.

Por lo tanto, podríamos considerar que la producción de radicales libres produce una toxicidad a nivel celular, que por reacciones químicas normales logramos mantener a niveles óptimos.

Pero, ¿qué ocurre cuando producimos más radicales libres de los que podemos neutralizar? ¿qué ocurre cuando los mecanismos de control que tenemos dentro de las células se gastan o saturan?

Es entonces cuando la concentración de los radicales libres se eleva y produce un daño celular irreversible, esto es, comienza la muerte de la célula.

Sabemos que, aunque la eterna juventud es efímera y por el momento inalcanzable, podemos ayudar a controlar y minimizar el daño de estas sustancias tóxicas para la célula y retrasar el envejecimiento de las células y del organismo Una de esas sustancias es el resveratrol, presente en el vino.

La vinoterapia es un tratamiento que ya en tiempo de los romanos se utilizaba, no solo como bebida en sus suculentas fiestas, los romanos se bañaban en tinajas sin saber, quizá todos los beneficios positivos que el vino les aportaba.

Su contenido en resveratrol tiene una potente acción antioxidante y antienvejecimiento celular, así como propiedades de protección cardiovascular. El resveratrol es anticancerígeno, inhibe la formación de trombos o coágulos sanguíneos, incluso algunos estudios avalan beneficios en enfermedades degenerativas cerebrales como el Alzheimer o en la diabetes.

El resveratrol actúa como agente fotoprotector, previene además alteraciones del sistema inmunológico y lo más importante en cuanto al tema que nos ocupa, activa proteínas que retrasan el envejecimiento celular, de ahí que sea una terapia Antiaging.

El uso de resveratrol puede incrementarse en nuestra dieta gracias a un aporte concentrado del mismo. Sabemos que la cantidad de resveratrol que contiene un vaso de vino haría necesaria la ingesta de varios litros de vino al día para poder llegar a consumir las dosis antienvejecimiento, por lo que es recomendable tomarlo como suplemento junto con otros activos antienvejecimiento.

Pero existe otra forma de poder disfrutar de las propiedades antienvejecimiento del vino:  La vinoterapia.
La vinoterapia, un tratamiento wellness del que disfrutaban los romanos. Proporciona firmeza a la piel y acción detoxificante con un mejor control de los radicales libres celulares. Para hacer penetrar los principios activos de la vinoterapia será necesario preparar la piel mediante una exfoliación o peeling a base de pieles de las uvas. Se elimina así la capa más superficial de la piel y permite el paso de los principios activos que contiene en vino: el resveratrol y los taninos.

El aceite a base de uva contiene taninos, un principio activo muy importante para detener y retrasar el envejecimiento prematuro de nuestras células y en consecuencia de nuestra piel. Con un suave masaje activaremos la circulación de la piel y permitiremos la absorción del aceite de uva.

La aplicación de envolturas calientes de vino durante 20 minutos permitirá que los principios activos penetren actúen a nivel de nuestra piel y organismo.

Una ducha tibia para retirar la envoltura de vino y un relajante masaje con aceite de uva finalizará un tratamiento que nos rejuvenecerá la piel por dentro y por fuera.   Ω