JUNIO 2020  /  BELLEZA

Revitaliza tu piel tras el confinamiento

20-06-2020 2:54 p.m.

Dra. Mª Cristina Morante
Medicina y Cirugía estética capilar

Tras este largo periodo de confinamiento nuestra piel ha sufrido. Se encuentra más pálida y deshidratada. la tensión de estos últimos meses, la ansiedad que hemos vivido y la preocupación de esta situación ha hecho que nuestros hábitos hayan cambiado. Hemos alargado las noches, hemos sufrido más de insomnio, hemos comido más de lo habitual y todo a ello a generado una aceleración del envejecimiento de nuestra piel.

Cómo revitalizar de nuevo nuestra piel
Empezar de nuevo a salir a la calle, comenzar de nuevo con nuestras rutinas aunque no sean completas, nos está llevando a una paulatina normalización de nuestra vida. Hemos empezado a cuidar de nuevo nuestra alimentación y nos hemos propuesto seguir con nuestro ejercicio o hemos comenzado con pequeñas rutinas de paseo que nos ayudan a mejorar la oxigenación de nuestra piel.

Cuando hablamos de dar vida de nuevo a nuestra piel, que no deja de ser el mayor órgano que tenemos en nuestro cuerpo, hablamos de REVITALIZAR.

La revitalización precisa de trabajar a nivel de:
• Colágeno
• Hidratación
• Nutrición.
• Luminosidad

El colágeno es la proteína más abundante que forma parte de nuestra piel. Es fabricada por los fibroblastos, las células principales de nuestra dermis a nivel superficial y profunda. Forma parte de la estructura profunda de nuestra cara dando sostén y vitalidad a nuestra expresión. Gracias al colágeno mantenemos la elasticidad de nuestra piel.  Por ello el primer objetivo será lograr generar de nuevo un colágeno de calidad estimulando la fabricación del mismo.

Para ello necesitamos primero dar los nutrientes necesarios para que los fibroblastos puedan generar colágeno a este nivel. Como toda proteína, el colágeno está formado por aminoácidos y las cadenas que los forman se estabilizan gracias al silicio, oligoelemento necesario para crear un colágeno de calidad, por ello nuestro consejo médico será la toma de colágeno por via oral y de silicio como aporte extra a nuestra alimentación a la vez que vamos a estimular los fibroblastos.

Formas de estimular los fibroblastos
El poder antienvejecimiento de la piel radica en éstas células que se mantienen activas fabricando colágeno y ácido hialurónico las primeras décadas de nuestra vida, cuando nuestra piel está creciendo adecuándose a nuestra estatura. Pasada esa fase el fibroblasto solo se estimula cuando sufrimos algún traumatismo y debe reparar la piel, quedando en reposo y no renovando nuestro colágeno.

El fibroblasto puede ser estimulado gracias al calor. Para ello disponemos de tecnología de radiofrecuencia que aumenta la temperatura de la zona a tratar por encima de 42-45ºC  debiendo mantenerse al menos 20 minutos para lograr la producción de colágeno a nivel de dermis.

Otra forma de estimular estas células es por calor generado a través de una tecnología más novedosa que actúa más en profundidad generando una hiperestimulación de los fibroblastos con alta producción de colágeno de sostén a nivel facial. Esta tecnología se llama HIFU (ultrasonidos de alta intensidad), que actúan generando calor interno entre 60-70ºC realizando un efecto lifting facial y rejuveneciendo la calidad de la piel.

No tan novedosa pero muy eficaz es la estimulación de la piel gracias a la tecnología microneedling, microperforaciones indoloras que nos permiten poder aprovechar para nutrir la piel en profundidad usando proteoglicanos, vitaminas, ácido hialurónico, etc.  Con esta técnica trabajamos la luminosidad de la piel dando un aspecto descansado y rejuvenecido.

Y, por último, trabajemos en hidratar la piel
La piel se hidrata gracias al paso de agua a sus capas dérmicas. Esta agua queda atrapada gracias a la presencia de ácido hialurónico en la estructura de la dermis. La cantidad de ácido hialurónico en nuestra piel disminuye con el paso del tiempo por ello debemos actuar en este aspecto.

Podremos realizar una hidratación intensa con tratamientos muy novedosos de tecnología nanosómica que permiten introducir partículas de ácido hialurónico en la dermis superficial y profunda. Sesiones relajantes que nos aportarán una hidratación intensa de la piel, reduciendo arrugas finas y mejorando la tersura de la piel.

Pero podemos aprovechar las inyecciones superficiales de ácido hialurónico para hidratación intensa o la tecnología microneedling para introducir el hialurónico en la dermis de forma indolora.  

Una vez estimulado el fibroblasto deberemos mantener una adecuada nutrición con una suplementación de colágeno durante los 2-3 meses siguientes y una adecuada hidratación para que el agua sea captada por el ácido hialurónico y mantenerla turgente.    Ω