10-06-2019 7:04 p.m.

JUNIO 2019  /  EL BAÚL DE KATY

Javier Gállego: “El bipartidismo no ha muerto y no morirá”

10-06-2019 7:04 p.m.

Convertimos “El Baúl de los recuerdos y las emociones” en un baúl de análisis político, junto a uno de los sociólogos y comunicadores más cotizados de la pequeña pantalla y la radio, para ofrecerles a nuestros  lectores una visión profunda y rigurosa del actual panorama político pasadas las elecciones de mayo
Por Katy Mikhailova
Imagen Ricardo Rubio

banner cupon

Aterriza antes de tiempo, repleto de papeles y guiones, en el restaurante Kabutokaji (conocido por sus siglas KBK, en la Calle Pico del Nevero, nº4, de Pozuelo), uno de esos templos de la gastronomía más demandamos, famoso por esa exquisita fusión entre la cocina japonesa y la mediterránea. Sentado en una de las mesas, le encontramos preparando su siguiente programa, el de Julia Otero en Ondacero .

Javier Gállego (Huesca, 21 de junio de 1967) es uno de los comunicadores más cotizados para las tertulias políticas de la televisión y la radio. Dicen que la profesión del tertuliano es ese extraño oficio en el que se habla de todo sin saber nada; pero en el caso concreto, no coincide. Javier es sociólogo de profesión, y probablemente ello le da una posibilidad de análisis más exhaustivo.

Vecino de Pozuelo, estudió la carrera de Sociología y Ciencias Políticas en la UCM: “Llegué a Madrid en 1985. Quería vivir en Madrid. Me atraía la política y la comunicación, incluso el teatro. Y un día se cruzó en mi camino la radio, con Luis del Olmo, y me subí a ese tranvía… hasta hoy”.

Carmen Millán y Javier no dudan en comenzar por desmenuzar la situación política en el municipio con la renta per cápita más alta, no sólo de Madrid, sino también de España. Y es que, en Pozuelo, los populares han perdido esa ansiada mayoría absoluta. Con 11 concejales, deberán pactar con Ciudadanos (que han sacado 4) o con VOX (que también han obtenido 4 concejales). Un claro indicio de que los vecinos de Pozuelo de Alarcón están empezando a cansarse de Quislant. Aunque, según la rigurosa visión de Gállego, esto no es más que el reflejo de lo que ha ocurrido en toda España: los votos del PP que se han fugado al partido liderado por Abascal y al de Rivera.
Entre sashimis y niguiris, de los más exquisitos de Madrid (y a la espera de que Gállego y Patricia, la fundadora de KBK, se conozcan) nos lanzamos a convertir la mesa (para cuatro comensales y decorados con medusas y romeros) en casi un estudio radiofónico improvisado: pero, esta vez, sin micrófonos.

—En pocas líneas, ¿cómo ves el panorama tras las elecciones del pasado 26 de mayo?
El PSOE está en un ciclo ganador, y definitivamente ha vuelto a liderar el espacio de izquierda. Y el PP, a pesar de estar en un momento muy difícil, ha resistido mucho mejor de lo que algunos esperaban. El bipartidismo no ha muerto ni morirá.

—Aunque estemos en Pozuelo, los pozueleros hacen vida en Madrid… Carmena podría haber perdido el Ayuntamiento. ¿También eres de los cree que el hecho de que estuviera la izquierda dividida les ha perjudicado?
Obviamente. No solamente por ir dividida, sino por el espectáculo y la visualización de división, de lucha por el poder interno, de traiciones y de deslealtades personales que han ofrecido. Estas actitudes siempre son castigadas por el electorado.

—Los vecinos que nos movemos de la zona Noroeste a Madrid (en coche), nos ha fastidiado muchísimo las restricciones y las multas… la no-libertad de movilidad en nuestra ciudad… Uno de los principales puntos en contra de Carmena fue Madrid Central. ¿Estás de acuerdo conmigo?
Poner en marcha, en un año electoral, un proyecto tan polémico, con tanta crítica negativa y tantos detractores ha sido un error.

—¿Qué otros errores ha cometido ‘Ahora Madrid’?
No prestar más atención a los barrios periféricos, más allá de la M30, y en concreto a los barrios proclives a la izquierda, dónde más ha aumentado la abstención. Otros errores han sido el no cumplir ciertas promesas, como solucionar realmente el problema de limpieza, o la sensación de cierta permisividad con asuntos polémicos como los okupas, los manteros, etc.

—Los desagradables escraches a Begoña Villacís, ¿le ha perjudicado a la izquierda?
Directamente no, pero ha fortalecido a la candidata de Ciudadanos, frente a los intolerantes.

—Pero lo que más interesa a todos: ¿Pactaran finalmente PP-VOX-CS tanto en el Ayuntamiento de Madrid como en la Comunidad de Madrid?
Estoy absolutamente convencido. Aunque estos días escucharemos y veremos muchas contradicciones (muchos “donde dije digo, digo Diego”) y órdagos. Acabarán pactando seguro.  Los electores de estos tres partidos no entenderían otra opción.

—¿Qué le ha perjudicado al PSOE para este hundimiento en Madrid?
El PSOE ha sido percibido estos años como un apéndice de Manuela Carmena, y de ‘Ahora Madrid’ en el Ayuntamiento.  El candidato Pepu Hernández no ha tenido el tirón electoral esperado.

—Sobre la Comunidad de Madrid... ¿Te esperabas la victoria de la derecha?
Sí, sinceramente. Aunque dependía de la abstención y de la participación. Los partidos de centro derecha sacaron una importante ventaja a la izquierda en las elecciones generales de abril. Tenía que darse una nueva movilización masiva de los partidos de izquierda para revertir los resultados, y eso no se ha producido.

—¿Cómo ha afectado el resultado de las elecciones generales a éstas?
El PSOE está en un ciclo ganador desde los comicios de abril, y ese viento de cola tiene su reflejo en la urnas. En sociología se denomina efecto “bandwagon”, efecto arrastre o caballo ganador.

—¿Puede ser que los votantes de la izquierda se hayan relajado más tras el éxito que obtuvieron el pasado 28 de abril?
La abstención ha afectado a todos los partidos, con respecto a las elecciones generales pasadas. Pero, la izquierda necesitaba movilizarse más en el Ayuntamiento y en la Comunidad para conseguir el Gobierno. Recordemos que los partidos de izquierda en la Comunidad de Madrid superaron en abril en 10 puntos al centroderecha. Esa distancia se ha reducido en las autonómicas, pero no ha sido suficiente para producir el cambio.

—¿Notas en las elecciones de mayo el ‘voto-castigo’ al PP?
El castigo al PP, por la equivocada gestión de asuntos como la corrupción y Cataluña, entre otros, viene de lejos. Tiene su origen –sobremanera- en los gobiernos de Mariano Rajoy. Ahí comenzó la fragmentación del centroderecha, que costará tiempo recomponer. Pero el PP, es mi pronóstico, seguirá siendo el partido referente de ese espacio político.

—¿Qué crees que puede aportar ahora VOX en este panorama político?
VOX es el síntoma del enfado de muchos votantes del PP con las políticas de este último partido en los últimos años, sobre muchos asuntos.  Votantes de derechas, que no se sentían identificados con la forma de hacer política de Mariano Rajoy, tienen ahora un instrumento con el que se sienten más identificados. Aunque no sabemos si ha tocado techo electoral.

—Como sociológo, ¿qué opinión te merecen las encuestas del CIS de Tezanos?
Tezanos es un profesional con muchísima experiencia en sociología, pero también ejerce de politico. Ahora, afortunadamente, ha vuelto al sistema académico para elaborar la famosa cocina en las encuestas. Las últimas predicciones del CIS coinciden mayormente con el resto de empresas demoscópicas, y son acertadas. Al comienzo, sin embargo, cuando llegó al CIS, quiso utilizar un sistema distinto que fue muy criticado. No olvidemos que aún siendo un reputado  profesional, es político, y ejerce de político. Una política cercana a sus ideas socialistas.

—Sobre Pozuelo… ¿cómo ves la situación?
Muy estable. El PP sigue siendo el referente. Ha perdido votos, siguiendo la tónica nacional, que se han ido a VOX y Ciudadanos; pero se ha mantenido con fuerza y un suelo sólido.  Ha conservado un porcentaje de votos superior al 40%, perdiendo sólo unos puntos, con respecto a 2015, a pesar de la aparición de otros partidos. No se ha producido, ni se le espera, el “sorpasso”.

—VOX en Pozuelo, ¿lo podría haber hecho mejor?
Yo creo que no es una cuestión local, sino nacional. En las últimas elecciones del 26M la tónica general, no sólo en Pozuelo sino en toda España, ha sido que muchos votantes de VOX en las generales, que provenían del PP, han vuelto a votar a los populares. La causa no es que la campaña de VOX en Pozuelo haya sido mala, sino que ha sido la tendencia general en España.

—¿Por qué?
Independientemente de que VOX pueda seguir creciendo en el futuro (aunque está por ver), el ‘voto de castigo’ al PP, el voto refugio en otras siglas, se produce sobremanera en las generales. En las municipales, algunos votantes han querido dar un respiro, un apoyo, de nuevo, a sus anteriores siglas, para hacer frente a un posible triunfo electoral de la izquierda.

Sobre Javier Gállego...
—¿Cuándo decides que quieres dedicarte al periodismo? 
Siempre, desde niño, me atrajo la comunicación, en el amplio sentido. Toda mi vida he sido observador, curioso e inquieto. El periodismo no es una carrera, o un oficio. Es, antes de todo, una actitud. Yo nunca decidí fríamente dedicarme a él. Pero mi forma de ser, mi actitud, me ha llevado a él.

—¿Crees que estabas predestinado a hacer esto?
La vida es lo que nos va pasando mientras nos empeñamos en hacer otros planes.

—¿Qué prefieres, la tv o la radio?
La fuerza, la relevancia, la repercusión de la televisión es incalculable. Y te atrae e hipnotiza. Pero la radio es maravillosa: te acaricia, como profesional y como oyente. Cuando cumplí 6 años, mis padres me regalaron una radio pequeñita, un transistor. Y desde entonces, siempre me ha acompañado. Desde ese día, todas las noches me duermo escuchando la radio debajo de mi almohada. Es mi compañera fiel.

—¿Existe la imparcialidad en los tertulianos?
Creo que deberíamos ser mucho más imparciales. No estar en ninguna trinchera ni pertenecer a ningún ejército ideológico o partidista. Todos tenemos ideas y un prisma propio para ver la realidad, pero tenemos que hacer un esfuerzo por intentar ser objetivos. Aunque la objetividad total no existe. Se trata simplemente de honradez profesional.

—¿Cómo ves actualmente el periodismo?
El periodismo está en crisis. La revolución digital le está afectando. Estamos perdiendo el periodismo auténtico basado en conocer, comprobar, contrastar y, entonces, comunicar.  Las redes sociales están provocando una banalización y un exceso de impactos informativos. Estamos dejando de ser ciudadanos informados para convertirnos en simples consumidores de ruido informativo.

—Colaboras con profesionales de la talla de Ana Rosa Quintana, Nieves Herrero y Julia Otero, entre otras...
Son tres de las más grandes. He tenido y tengo la suerte de trabajar con muchos de los mejores comunicadores: desde Luis del Olmo hasta la añorada Concha García Campoy, y otros tantos. Todos tienen su propio estilo. Y de todos siempre aprendes algo muy importante, porque son verdaderos maestros de la comunicación.

—¿Eres feliz?
Intento serlo, cada día…

—¿Qué es la felicidad para Javier Gallego?
La felicidad es una actitud. Está en nosotros mismos, en nuestro interior. Nada que ver con lo material.  Es una actitud positiva ante la vida. No significa ausencia de contratiempos, ni de problemas, sino cómo te enfrentas a ellos. Tener ilusión cada día. Sonreir.   Ω

Más artículos

Programa

08-05-2017 11:42 p.m.

Los beneficios del coaching

04-03-2016 1:24 p.m.