JULIO 2015  /  ESPECIAL

España necesita un Ministerio del Mar

08-07-2015 10:47 a.m.

Juan Díaz Cano es el presidente de la Real Liga Naval Española y una voz autorizada en todo lo concerniente a lo marítimo. Esta asociación, como más de 100 años de vida, tenía y tiene una opinión muy consolidada, más aun teniendo en cuenta que España es un país con 7.905 kilómetros de costa

Saben desde la Real Liga Naval Española que su voz es escuchada en muchos foros por no solo por la trayectoria de la institución (su predecesora, la Liga Marítima Española, ayudó y participó en varias leyes marítimas a principios del siglo XX), sino porque son expertos en el tema que tratan. A todos sus miembros les une su pasión por lo marítimo. “Es el único requisito necesario para ser socio de la asociación… y pagar la cuota anual”, nos comenta Juan entre risas.

Este madrileño empezó a hacerse cargo de la RLNE hace menos de cinco años, tiempo en el que ha conseguido una importante renovación tanto administrativa, como operativa e institucional. “Se ha modernizado bastante la imagen de la Liga”, nos comenta este renovador, que entiende que también hay que renovar la política marítima española. “Necesitamos que se cree un Ministerio del Mar que aglutine todo lo relativo al mar. Hay que desarrollar lo marítimo”.
Como eje integrador los intereses navales de la nación, la Liga empezó hace un par de décadas a conocerse más y a tener una presencia más relevante. “Ahora no hay prácticamente ninguna ley sobre el mar en la que no nos pidan nuestra opinión. Empezamos a ser considerados en los ámbitos políticos. Además, el pasado año hicimos nuestro segundo congreso –nos comenta que más de un siglo después del primero- y conseguimos aglutinar a todos los sectores marítimos”, asegura Juan. Incluso han celebrado el tercero en unión al Cluster Marítimo Español. De alguna manera el papel de la Liga está siendo más protagonista en el sector.

Situación del mar

“Tenemos una marina mercante desaparecida (El 80% de las importaciones exportaciones españolas viene por vía marítima. Ya en los años 80 se pasó de mover nueve millones de toneladas a dos y, desde entonces, las políticas gubernativas no han hecho nada para ampliarla); la marina de pesca se está utilizando como moneda de cambio en Europa para favorecer a la agricultura; tenemos unos astilleros que prácticamente han desaparecido por culpa de un sistema de financiación; tenemos una Armada que prácticamente está en los mínimos por culpa de los presupuestos y la marina deportiva tiene unos impuestos tan altos que le impide desarrollarse…”, se lamenta el presidente de la RLNE.

Sabe que hay una solución, pero que pasa irremediablemente porque España no siga dándole la espalda al mar. Juan se pregunta que “¿cómo un país como el nuestro, con el tráfico marítimo tan grande que tiene, solo tenga 122 buques en la Marina Mercante? Hay que concienciar a la sociedad para intentar que el próximo Gobierno cree un Ministerio del Mar que agrupe a los astilleros, a la marina deportiva, a la mercante y a la de pesca, ya que entendemos que la Armada debe seguir siendo competencia del Ministerio de Defensa”. Van a pelear por ello, a través de  una iniciativa de recogida de firmas que pondrán en marcha a partir del mes de septiembre.

La asociación tiene multitud de acuerdos con distintos clubes náuticos, cluster, museos navales… “Lo que hacemos es interaccionar con todos, lo que nos permite hacer la gran cantidad de actividades que realizamos”, señala Juan. En total, en el último curso han llevado a cabo más de 400 actividades. Conferencias por ciclos como una de arqueología submarina, otra de empresas del mar, que comenzará en septiembre, otra de submarinos… también realizan muestras culturales y foros, como el XIV Foro de Turismo Náutico, que van a realizar entre noviembre y diciembre (aún están cerrando fechas) en Zaragoza, organizado junto a la Universidad de Zaragoza y en el que van a tratar temas como el litoral español o el desarrollo de las playas.

Diversidad de opiniones

El objetivo que tienen es conseguir unificar todas las voces que hay dentro de la asociación para así conseguir una serie de conclusiones positivas con todos los actores del sector español. Hay que tener en cuenta que las distintas áreas de la Marina tienen opiniones diferentes: “nos encontramos dentro de la propia Liga que tenemos que ponernos de acuerdo con tanta diversidad y conseguir llegar a un acuerdo común en interés de todos”, asegura su presidente.

Otro de los puntos en los que se encuentra mayor variedad de opiniones en el del título de  patrón de embarcación deportiva. “El actual director general de la Marina Mercante dice que te busques un buen seguro y yo se lo voy a poner relativamente fácil. Claro, la gente nuestra dice que el tema de la seguridad va por encima. Nos costó mucho conjugar las dos versiones. Ahora el título de capitán de yates es tipo test, se han reducido las prácticas... Antes, cuando yo lo hice era mucho más complicado con cálculos náuticos… Entendemos que no es el camino, pero bueno, ellos han tomado esa decisión con la liberación de los títulos”, comenta Juan.

Por eso y por muchas cosas más, el presidente de la Liga está convencido de que lo que tienen que hacer es continuar con la línea de actuación que están llevando a cabo hasta el momento y que la opinión de la gente del mar tenga la fuerza suficiente para mejorar la situación actual.   Ω

Más artículos

La españa que viene

07-11-2018 5:52 p.m.