22-10-2019 10:14 a.m.

¡Viva España cabrones!

22-10-2019 10:14 a.m.

Por Jesús Castells

Por primera vez me voy a saltar mis propias reglas. Voy a hablar de política, ya no puedo más. Creo que mantenerme en silencio es ser cómplice pasivo de lo que está pasando, y no quiero. No escribo nunca de política, porque no la entiendo y tampoco me gusta hablar de lo que no sé, pero desde mi humilde opinión hoy reivindico mis ideas.

Estoy harto, al igual que millones de españoles, de ver el circo en el que estamos inmersos. Tengo sentimientos mezclados de pena, rabia y miedo. Apelo a la responsabilidad de la clase política en su totalidad para ponerse en los zapatos de los españoles a los que representan y dejar de mirarse el ombligo.

¿Queréis otra guerra civil? ¿Queréis que los hermanos se maten por un trozo de tierra? ¿Qué queréis? Explicádmelo, por favor, que yo os voy a decir lo que queremos los que nacimos en esta España nuestra. Recordad que nadie elige nacer en un sitio de este lugar llamado mundo. ¿O elegiríais nacer en Etiopía?

La gran mayoría de los que por suerte hemos nacido en España ¡QUEREMOS VIVIR EN PAZ, COÑO! Queremos un trabajo, queremos ver crecer sanos a nuestros hijos, queremos educarlos en un entorno de amabilidad y de progreso. Queremos comer, pasear por las calles, ir al cine, ir de compras, queremos ver a nuestro equipo de fútbol, queremos RESPETO sea cual fuere nuestra condición.

Cuando yo estudié historia, el maestro, al que todo el mundo tenía en consideración, nos enseñó que España era un mosaico de culturas, que en la variedad de los que habían conquistado nuestras tierras en el pasado estaba nuestra riqueza.

Mis padres me educaron en el amor y eso que uno de mis abuelos fue rescatado de un tren a la muerte. A pesar de esto, nunca sembraron en mí semilla alguna de odio por este motivo.

Y gracias a Dios España no es un trozo de tierra, sino personas, muchas personas diferentes que viven en armonía y a las que no les importa si vienes o si vas, de dónde eres o a dónde vas. Somos uno de los países más solidarios, más divertidos y más sanos que pueblan la faz de la Tierra. Somos un país de ganadores. A los que nos ha tocado vivir fuera de nuestras fronteras sabemos lo importante que es ser Español y de lo orgulloso que te sientes.

¡No metáis más cizaña, cabrones!, que no la queremos y no nos hace falta. Dadnos amor, propuestas para mejorar, posibilidades para un trabajo digno, utilizad toda vuestra energía para atraer riqueza, prosperidad, futuro…

Ya siento haberos insultado, pero quiero que penséis que por encima de vuestros intereses privados están las ovejas. Sí, ya sabemos que somos un rebaño sumiso al que manejáis y manipuláis a vuestro antojo, pero dejad ya de dividirnos, de malmeternos, de provocarnos, de robarnos y de insultarnos. Somos ovejas pacíficas y sabéis que acatamos vuestros vaivenes sin apenas pestañear, pero tenemos un límite.

Pensad que lo hemos pasado mal cuando nos quedamos sin comer, cuando nos quedamos sin trabajo, cuando nos tuvimos que ir a otro país a buscar lo que no pudimos encontrar aquí. Reflexionad más allá de vuestra vanidad y orgullo mal entendido, que España somos todos y sólo queremos vivir y dejar vivir a los demás.

Llegados a este punto, y como buen emprendedor, proclamo que hay que reinventarse. Es la revolución del ser humano que se resiste a la autodestrucción a la que nos queréis abocar. Queremos un mundo, una España sin fronteras físicas ni mentales, donde todos y cada uno de nosotros sea considerado como ejemplar único, especial e irreemplazable. Queremos ser personas libres. Potenciar las habilidades de cada uno para construir algo grande entre todos, de lo que nosotros y las generaciones venideras nos sintamos orgullosos. Creemos firmemente en que la educación y el respeto tienen que ser la base de esta nueva sociedad. Queremos fomentar la diversidad de pensamientos y respetar  a los demás como expresión de enriquecimiento personal. Todo se hará con amor y en armonía. No se etiquetará ni discriminará por motivo alguno. Se prohibirá la mentira y la violencia. Seremos respetuosos con la naturaleza y cultivaremos el alma. Iremos venciendo al mal con palabras y hechos bondadosos.

Señores, pónganse de una puta vez a la altura de las circunstancias y levanten todos la cabeza, que estamos esperando.

¡Viva España amores!