27-08-2018 10 a.m.

SEPTIEMBRE 2018  /  EL BAÚL DE KATY

Carla Barber: “En mi trabajo aúno mi vocación de ayudar al prójimo y mi pasión por la belleza”

27-08-2018 10 a.m.

De la física y la metafísica, la estética con ética, el pasado con futuro de una belleza inteligente y una inteligencia bella, considerada hoy (probablemente) la Doctora de medicina estética más mediática y demandada de España
Por Katy Mikhailova
Imágenes: Carlos Aranguren
Organización de Miss Universo

Me recibe en su clínica Carla Barber en Glorieta de Plaza de Alonso Martínez nº7 (ahora cuenta también con una segunda clínica en Las Palmas de Gran Canaria). No lleva bata. Porta tacones, pantalón ajustado y americana.  A diferencia de otros médicos estéticos, prefiere atender con ropa de calle: busca transmitir cercanía y normalidad a sus clientes.

Es lo que cuenta en su perfil de Instagram, en donde alcanza la admirable cifra de los 134 mil seguidores. Adicta a las redes (y a su trabajo), cada día comparte su vida en vídeos de 30 segundos en los famosos instastories.

En este red comparte cada día casos de pacientes. Lo que empezó siendo una fantasía hace cerca de dos años, hoy ya es un hecho y ejemplo práctico y real de empresaria de éxito, que con tan sólo 27 años, puede presumir de tener la agenda completa para los próximo 3 meses.

También fue Miss España y además participó en Supervivientes 2016, marcando un récord en la historia del reality en Tele5 (que más adelante contamos).

Ella es Carla Barber (Las Palmas de Gran Canaria, 18 de mayo de 1990). Canaria de pura cepa, habla inglés y alemán a la perfección, aunque su acento tan característico no le abandona, a pesar de haber vivido en numerosas ciudades de Europa.

Es licenciada en Medicina por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, estudió en Alemania y cuenta con un  máster en Medicina Estética por la Universidad de Alcalá, aunque sigue formándose en su área asistiendo a numerosos congresos de medicina estética en las principales capitales de Europa.

Segura de sí misma, divertida, risueña. Habla alto y claro. Es elegante y educada. La conozco desde hace 8 años. En 2010 en Toledo en Miss España. Yo era la reportera oficial del certamen, y ella aspirante a Miss España 2010. Recuerdo cuando se me acercó en un desayuno en el Hotel El Cigarral El Bosque, y con su acento canario me dijo “me duelen los ovarios. ¿Me puedes ayudar a conseguir un ibuprofeno?”. Una Carla de 20 años que se dirigía a una Katy de otros 20. Una, estudiante de medicina y aspirante a representar a la mujer más bella de España; otra, estudiante de Periodismo y aspirante a contar historias con las palabras. De igual a igual. Seguimos caminos diferentes pero paralelos. Y me apetecía un montón este Baúl en el que nos reencontramos nuevamente (aunque he de confesar que ya he pasado un par de veces por “sus manos” para prevenir el envejecimiento, una especialidad de Carla). Siempre desde el cariño y la admiración.

De una infancia feliz a Supervivientes, con parada en Miss España
—¿De qué color pintarías tu infancia?
Azul, como el mar que rodea mi preciosa isla.

—¿Cuál es tu primer recuerdo de tu Canarias natal?
La playa en la que veraneaba siempre.

—Una pregunta fija de El Baúl de Katy… ¿cuál es el valor de valores que has aprendido de tu madre y de tu padre?
Sin lugar a dudas el esfuerzo y el trabajo para conseguir cumplir tus sueños, sin pisar nunca a nadie por el camino.

—¿Qué querías ser de mayor?
Siempre tuve un dilema entre ser médico o ser modelo.

—Lo de ser modelo no me extraña, tú belleza salta a la vista. ¿Cómo encajaban tu fìsico en el cole?
Nunca me consideré una niña guapa de pequeña, ni siquiera de adolescente. Aun así, estuve en un cole solo de chicas, así que no había problema. (Carla rie)

—¿Eras buena estudiante?
La verdad es que sí… Excelente desde pequeñita.

—¿Qué hacías en tu tiempo libre?
Jugaba a tenis, iba a la playa, me encantaba ir al cine y salir con mis amigos.

—¿Cuándo y por qué decides presentarte a Miss Las Palmas?
Con 19 añitos, justo acababa de dejar la relación con mi novio de toda la vida y quería hacer algo diferente.

—Fue en 2010 en Toledo...donde quedaste en segundo lugar en el certamen. Pero años más tarde representante a España en Miss Universo 2015… ¿Qué opinas de los concursos de belleza?
A mí personalmente me encantan, creo que si los aprovechas bien, te permiten vivir momentos únicos y te sirven para tu propio futuro.

—¿Qué te han aportado a nivel personal?
Mucha experiencia, amigos, trabajo... No veo ningún aspecto negativo en todos estos años la verdad.

—Hay muchas corrientes en contra de este tipo de certámenes, ¿qué crees que aportan a la sociedad?
Creo que ser miss es ser embajadora de tu país, eres la imagen de tu país internacionalmente y de la sociedad en la que vives y por lo tanto un ejemplo para la juventud de la misma.

—Terminas saltando a la pequeña pantalla por el reality de Tele5. ¿Qué te animó a presentarte a Supervivientes en 2016?
Siempre me gustó el formato del concurso y cuando me llamaron, no lo dudé ni un segundo. Me encantan los retos.

—Marcaste hitos históricos: 4 minutos de apnea, la primera mujer de la historia del reality en conseguir hacer fuego… Sé que estuviste preparándote. Cuéntame cómo recuerdas aquella época.
Me preparé en un solo día. Realmente lo que hice fue practicar para hacer fuego... lo de la apnea no lo había practicado nunca, fue todo poder mental.

De estudiante de medicina a empresaria de éxito
—No cualquiera se mete a estudiar medicina, ¿en tu caso qué te motivó?
Me motivó el hecho de ver a mi padre desde pequeñita, ya que él también es médico. Es algo que tengo en casa desde que tengo uso de razón y siempre ha sido un referente y una ilusión seguir sus pasos.

—¿Cómo se te dio la carrera?
Estupendamente, la acabé en cinco años en lugar de seis, que es lo que dura. Desde que empecé fui cogiendo asignaturas de cursos posteriores para adelantar... ¡y al final... mira!

—Hiciste una especie de MIR en Alemania, ¿cómo fue esa experiencia?
El MIR es un examen que solo existe aquí, ya que sirve para coger plaza en España. En el resto de países no es así. En Alemania tuve que hacer dos exámenes, uno de idioma y otro en la cámara de médicos de la región en la que residía y fue una experiencia maravillosa.

—¿Tenías claro que tu “misión” en la vida iba a consistir en ayudar a la gente a ser más guapa? 
En mi trabajo actualmente aúno mi vocación de ayudar al prójimo y mi pasión por la belleza que siempre he tenido.

—Yo que te he seguido desde tus comienzos, es alucinante el crecimiento y el éxito que ha tenido tu clínica de Madrid. Incluso has abierto una segunda en Las Palmas, ¿cómo empezó este proyecto empresarial que hoy es todo un gigante?
Empezó por la confianza de los pacientes en mi trabajo... Todo gracias a Instagram que me ha permitido enseñar lo que hago y llegar a millones de personas.

—Supervivientes te aportó muchos seguidores en Instagram y tu actual prometido, Doctor Esquivel, siempre te ha asesorado, cuéntame más…
Supervivientes me dió algunos seguidores pero nada comparado con el crecimiento desde que comencé a publicar mi trabajo. Hay que ser realista y la estética encanta a casi todo el mundo. Mi prometido y yo siempre nos apoyamos y asesoramos mutuamente, eso nos permite crecer como lo estamos haciendo y en eso consiste el amor a mi parecer.

—¿Recuerdas el primer tratamiento que hiciste a un cliente?
Sí, fueron unos hilos tensores a la madre de mi prometido. Fue muy especial (Carla sonrie).

El amor, filosofía de vida
—Te veo muy feliz, Carla. Y contagias tu energía. Adoras comer, la música; pasar el tiempo con tus amigos; viajar, las redes, tu trabajo, ayudar.. ¿Qué concepto y definición tienes de la felicidad?
Para mí la felicidad es disfrutar de cada detalle, aprovechar al máximo cada minuto y saber sacar el lado positivo a todo aunque parezca que no lo tiene.

—¿Y la infelicidad? 
Creo que es la mala suerte de no poder ser feliz por algún motivo en concreto: no tienes lo que esperas, no estás con quien deseas, echas de menos demasiado a alguien que ya no está.... y no eres capaz de superar esas situaciones, de forma que pueden acabar contigo.

—¿Cuál crees que es tu mayor virtud?
Que nunca me rindo, para mí todo es posible.

—¿Te preguntas qué es la vida y qué hay después de la ella? 
Muchas veces... sobre todo desde que mi abuela ya no está en la tierra conmigo... Creo que hay algo más allá y estoy segura de que la vida no se acaba aquí.

—Si fueras una palabra… ¿Serías…?
Guerrera.

—¿Qué entiendes por amor?
Para mí el amor es lo que da sentido a nuestra vida.   Ω