Mariano Gil: “Pozuelo es una ciudad equilibrada”

Su padre fue uno de los primeros constructores que entró en la ciudad hacia finales de los años 60. “Fue en la época del último acalde del franquismo, Manolo García, ya que el municipio era eminentemente vacacional”, nos cuenta Mariano Gil, un empresario de la construcción que conoce bien la historia de Pozuelo, ya que ha participado en su crecimiento

La historia de Pozuelo se remonta al primer tercio del siglo XVII, cuando la familia Alarcón compró la villa de Pozuelo de Aravaca para llenar las arcas reales de Felipe IV, en ese momento es cuando surge Pozuelo de Alarcón. Desde entonces hasta nuestros días, la villa se ha convertido en una de las ciudades más importantes de la Comunidad de Madrid.

¿Cuándo empieza el crecimiento del municipio?

En la época de la democracia, quizás un poco antes con Manolo García, último alcalde del franquismo.

¿Mariano, qué papel jugó tu familia?

Mi padre y mi tio fueron pioneros, empezaron en los años 70 construyendo los primeros chalets y edificios en tres alturas, calle Portugalete, Gil Coca… con las primeras promociones importantes para alquiler con más de 300 viviendas. A partir de ahí, empezaron con las promociones para venta.

¿Cómo empezó tu padre?

Bueno, él fue un visionario. Se dedicaba al negocio de las algas y cambió unos terrenos que tenía en Madrid por unos en Pozuelo para utilizarlos de secadero de las mismas. Pero mi padre en realidad era constructor, se dio cuenta del gran potencial que tenía este municipio. Pozuelo era  una villa muy cerca a Madrid  con tres entradas, las cuales seguimos teniendo y que en 10 minutos te plantas en la capital, con gran potencial. Él fue el primero que compró suelo y alquiló, no fue ningún bombazo, al principio costó pero al año ya tenía una rotación increíble.

¿Es entonces cuando empezáis a venir  a Pozuelo?

Pozuelo era un lugar de veraneo para muchas familias como los Becerril, los Puerta, los Rubio… iban a la Colonia de la Paz, construida después de la guerra civil, a lo que debe su nombre. La zona de La Estación eran chalets importantes donde veraneaban también  familias con mucho dinero. Nosotros veraneábamos aquí, tengo recuerdos de Pozuelo siendo muy pequeño.

¿Quién le da el impulso a Pozuelo?

Sin duda Martín Crespo, fue el máximo impulsor de Pozuelo, él desarrollo la Avd. de Europa, la ampliación de Somosaguas, La finca… todo esto significo mucha riqueza para el municipio, pasando de 45000 a 90000 habitantes.

¿Cómo ves a día de hoy Pozuelo?

Pozuelo es una gran ciudad donde vivir, que ofrece variedad, con gran riqueza y grandes parques donde pasear. Una ciudad segura y saludable. Con importantes empresas afincadas dentro del municipio y en los alrededores en los parques empresariales,  un gran comercio, una gran oferta gastronómica y una inmejorable oferta educativa.

¿Qué echas en falta?

Es un municipio muy extenso, con un centro, parques, urbanizaciones… por lo que no es cómoda  para pasear. Pozuelo tiene fallos importantes en su construcción, son pueblos levantados a manotazos, destruidos en la guerra civil y construidos sin concierto. Necesitaría más carril bici, terminar de arreglar la zona de La Poza, la zona del centro tiene aceras muy estrechas y es incómoda para andar, pero en general es muy completo.

¿Cuál es tu zona preferida?

Para mí, la zona más bonita es el Monte de Oriol, una zona  con muy pocas parcelas todas de más de  10000 y  15000 metros, en esta zona  vivía Espinola o Beckham en su primer año en España. Tiene un paseo precioso para andar o ir en bicicleta. Es una zona muy amplia, llega hasta Majadahonda, y cuenta con un gran arbolado, donde podemos ver desde conejos hasta corzos.

¿Qué te une a este municipio a día de hoy?

Nunca he dejado de vivir aquí, mi familia y yo seguimos ligados a este municipio. Además yo trabajo también en Pozuelo, soy socio de  Zarosán, empresa que se dedica a las reformas y la construcción. De esta manera seguimos la línea familiar.   Ω

septiembre 2016

NÚMEROS ANTERIORES:

2017 2016 2015 2014 2013 2012