02-09-2016 5:03 p.m.

SEPTIEMBRE 2016  /  CONOCE A...

Pablo Gómez Perpinyà La juventud en la política

02-09-2016 5:03 p.m.

Corredor de fondo y atlético de corazón, su orgullo es ser pozuelero. Es el concejal más joven de los que ocupan una silla en el pleno municipal. No llega a la treintena pero cuenta con el verbo correoso y crítico que hay en la formación que lidera Pablo Iglesias en Podemos. En Pozuelo es el portavoz de la coalición Somos Pozuelo, una formación que llegó al municipio con mucha fuerza

26 años, licenciado en Derecho y Políticas pero, sobre todo, pozuelero. Después de un breve currículo en la empresa privada, llegó a la política local porque le gustaba. “Siempre he participado en la política, desde la universidad. Es algo constante en mi vida”, señala.

Ahora, viéndola desde dentro, considera su incursión en el Ayuntamiento como “un baño de realidad. Cuando la veía desde fuera, minusvaloraba el enorme poder que tiene quien gobierna con mayoría absoluta. Desde dentro he comprobado que es un poder que supera lo que reflejan los 14 concejales que tiene el equipo de gobierno. Han empapado la estructura de este municipio con su forma de pensar. Eso es, quizás, lo que más me ha frustrado en el aprendizaje de este primer año en el ayuntamiento”, asegura.

Instrumento del partido

Nos cuenta que su participación en política es “meramente instrumental. Me he puesto al servicio de un proyecto y, evidentemente, es el proyecto quien considera si eres útil o no. Si lo soy, seguiré presente en Pozuelo, pero con lo joven que soy, no puedo decir que voy a seguir en política para conseguir una concejalía. A mí no me tiembla la voz para asegurar que estoy para quitar al PP de la Alcaldía”.

Está convencido de que el PP “no es un adversario inexpugnable. Hay margen para mejorar y hay que mandar un mensaje al electorado señalándoselo”. Cree que el voto recibido en las municipales “ha venido desde la izquierda, sí, pero también hay gente que nos ha dado el voto porque lo que quieren es cambio y que antes habían votado a la derecha. Es posible que el cambio llegue incluso a Pozuelo”, asegura.

Para estos tres años que restan de legislatura, Perpinyà lo tiene claro: “lo primero que tenemos que hacer es hacernos mayores en términos de entendimiento del funcionamiento de este aparato administrativo que es el Ayuntamiento. Conocer las posibilidades que ofrece y, sobre todo, ser útiles para los vecinos de Pozuelo”, señala.
“Si todo eso lo podemos explicar claramente con los pocos medios que tenemos y conseguir el mayor eco, estaremos haciendo bien nuestro trabajo. Por eso tenemos que plantear alternativas a las posiciones que de el equipo de gobierno. Quizás sea esa la principal diferencia que tenemos con el resto de partidos de la oposición”, explica sobre su manera de hacer una política alternativa.

La única posibilidad para que en Pozuelo cambien las cosas, “es que cambie el gobierno. Lo necesitamos y eso hay que hacerlo en el día a día”, señala.

Pozuelo es genial para vivir

“A Pozuelo le falta amabilidad con parte de sus vecinos. En particular con los jóvenes, porque cuesta mucho vivir aquí”, señala. La dificultad la ve en el hecho del perfil socioeconómico de los jóvenes, que no llega para vivir aquí.
Por eso, entiende que “esta amabilidad hay que pedírsela a los políticos, porque todos los ciudadanos tienen derechos. Se soluciona con acciones de los políticos, ya que  formamos parte de Pozuelo”, concluye.   Ω

Más artículos

Miguel Ángel Berzal

13-05-2015 10:36 a.m.

Pablo G. Perpinyà

13-05-2015 10:32 a.m.

Jose Antonio Rueda

13-05-2015 10:25 a.m.