06-10-2015 8:44 p.m.

OCTUBRE 2015  /  ENTREVISTAS

Lucía Gil, el éxito de la juventud

06-10-2015 8:44 p.m.

Le gusta la música, le gusta la moda, le gusta actuar, está presente en las redes sociales. Y todo lo hace porque le apasiona. Y con éxito. Mucho. Y con sólo 17 años. Dice que no es tan inocente como la chica que interpreta en su última serie, aunque luego sonríe y dice que en más de una ocasión le ha pasado que “de buena, es tonta”. Es Lucía Gil, ídolo de cientos de miles de adolescentes en el mundo entero. Sobre todo, los que siguen el mundo Disney

He hecho muchas cosas, pero aún quedan muchas por hacer. No me he puesto metas. Tengo claro que esto no es ni el principio para lo que yo quiero” son las primeras palabras de esta chica que encandila a miles de jóvenes de España y de Sudamérica.

Empezó con siete años. Lleva más de la mitad de su vida dedicándose a lo que quiere. “Para mí es muchísimo. Igual para una persona con más edad no es tanto, pero para mí es más de la mitad de mi vida. Empecé de casualidad: estaba en un cumpleaños de una amiga mía, vi que estaban haciendo un casting y le dije a mi madre que me quería presentar. Ella me intentó persuadir enseñándome a las otras niñas que iban maquilladas y preparadas para la prueba. Pero al seguir insistiendo, me presentaron y gané. No solo ese año, sino que también lo hice los siguientes…”, resume Lucía.

Mundo Disney

Así hasta el mundo Disney, en el que entró, como no podía ser de otra manera, a través de un concurso. Mandó un vídeo grabado en casa por sus padres, quienes ya creían más en sus posibilidades. Además, ella seguía estudiando y sacando buenas notas, por lo que el apoyo de sus progenitores ya era total. Volvió a ganar y le ayudaron en todo. Ganó con los votos de la gente. Tan solo tenía 10 años. En aquellos años no era ni consciente del éxito que estaba teniendo. A ella lo que le apasionaba era cantar y estar rodeada de gente… En esos momentos, y ahora, no tenía la sensación de fracaso, le daba igual, aunque buscaba ganar. Y lo hacía.

Con un primer disco a sus espaldas y con el proyecto de un segundo del que no nos cuenta nada… un libro. Le gusta lo que hace y se nota. Habla de sus trabajos (música e interpretación) con la misma pasión. Aunque ahora mismo esté más volcada en la música, nos comenta que cuando está grabando una serie (próximamente la podremos ver en la comedia romántica juvenil Yo quisiera interpretando a la protagonista Lana, una chica de 16 años con un gusto por la moda y las nuevas tendencias. A través de su blog 'Yo Quisiera' consigue convertirse en famosa pese a mantener su identidad en el anonimato), “me siento genial. ¡Y además me dejan cantar!”.

Es una chica a la que no le gustan las comparaciones, aunque sí que se puede hacer un pequeño paralelismo con el inicio de la oleada de actrices americanas (Miley Cyrus, Ashley Tisdale…) que triunfan tras las pantallas y sobre los escenarios. Lucía lo tiene claro. “Profesionalmente, solo ahí”, señala, le gustaría llegar a tener el éxito que han conseguido y poder llenar el Madison Square Garden, asegura entre risas. Aquí ha llenado en varias ocasiones del Palacio de Deportes y la legión de fans que tiene no solo se puede ver a través de las redes sociales, sino que sus actuaciones siempre consiguen un lleno.

Son más de 100.000 personas las que la ven diariamente a través de Instagram (luugil), casi 200.000 en twitter (@LuciaGil_Gil), millones de visionados de sus vídeos subidos a Youtube, Facebook… y, además, disfruta con ello. “Creo que le tengo que dar a mis fans todo lo que les gusta. Ellos quieren saber qué haces. Pero de mi vida privada, nada”, asegura y continúa: “las cosas bonitas no me cuesta mostrárselas a la gente. A ellos les gusta mucho. Yo también he seguido a mucha gente y me ha interesado saber de ellos. Todo el mundo es muy cotilla y yo la primera. Nos encanta saber de los demás y mientras no traspasemos los límites, todo bien”.

Esto arranca

Aparte de la ya mencionada serie Yo quisiera, que ya se está emitiendo en Sudamérica y está teniendo un gran éxito, está componiendo ella misma las canciones de su segundo disco. “Además, con gente muy importante”, asegura.

Se tiene que morder la lengua porque no puede decir nada, aunque se ve bien claro que está emocionada con los que van a participar con ella en esta nueva producción, aunque sí que: “pronto se podrá escuchar la primera canción y que, seguro, vendrá con video clip”, nos dice. Después de esto vendrán los conciertos en una gira que seguro llenará los escenarios a los que acuda.

Vuelta al colegio y a su día a día

Una vida normal. Eso es lo que hace Lucía, como las chicas de su edad. Va al colegio (2º de Bachillerato) y se prepara para entrar en la universidad. Quiere estudiar periodismo y comunicación audiovisual. Y tiene notas para conseguirlo (en 1º sacó un 8,22 de media sin ir mucho a clase), a pesar de no parar de trabajar. Y el colegio es uno de esos lugares donde mejor se siente, ya que “todos me conocen y me respetan. Ninguno viene a pedirme un autógrafo ni nada. Quizás los más pequeños son los que alucinan un poco al descubrir que soy yo… Además, en el cole me da vergüenza. Fuera no, pero allí, con todos mis amigos, no sé, me da vergüenza”.

Además del colegio, Lucía no se olvida de sus fans. “Muchos de ellos me siguen desde el primer día. Son muy fieles y no los puedo dejar. A todos les diría que muchas gracias. Ellos me ayudan un montón. No solo por el lado personal. No puedes dedicarte a la música sin que la gente te conozca”, asegura orgullosa.

“Por la calle me piden fotos, autógrafos… eso se agradece mucho. En muchas ocasiones son los padres los que me los piden para sus hijos”, nos cuenta entre risas, mientras explica que eso de la fama lo lleva bien porque me conocen desde hace mucho tiempo. Por eso, no deja escapar la oportunidad para darle las gracias por todo el apoyo que le proporcionan y que sigan ahí porque “¡aún queda mucha Lucía!”, dice.

Otra faceta más, la solidaria

Lucía salta ahora al escenario que se ha preparado en un evento solidario para Infancia sin Fronteras, un acto en el que se une el deporte y la solidaridad para recaudar fondos para 70 niños y niñas del comedor de Kachuma (Bolivia), que tendrán una alimentación equilibrada durante el próximo año. Antes nos ha comentado que le encanta ayudar a la gente que lo necesita y que siempre que le llaman para acudir a cualquier acto benéfico, va. Este proyecto le encanta en particular porque tiene todo lo que le gusta (música, moda y solidaridad, a la que se le añade deporte). “Si todo el mundo pusiera un poquito de su parte, se podría ayudar mucho”. Es el mensaje que quiere mandar Lucía a todos, porque sabe que sus fans, “sí que lo hacen. Son gente muy buena”.

Como su canción Esta vida es una carrera. Así es Lucía y no ha hecho nada más que empezarla.

 

Éxito solidario

Arantxa de Benito, responsable de comunicación de Infancias Sin Fronteras, nos contó que el evento de deporte y solidaridad celebrado el pasado mes en el Club Valle de Las Cañas fue todo un éxito. “Hemos cumplido nuestro objetivo: 70 niños y niñas del comedor de Kachuma (Bolivia) tendrán una alimentación equilibrada durante el próximo año. Gracias a todos los participantes, al Club Fitness Sports Valle de las Cañas y a todas las entidades colaboradoras.   Ω

Más artículos

Fuera de cámara: Soledad Arroyo

06-03-2018 6:32 p.m.

Renta 2016

09-05-2017 1:21 p.m.

¡Come fruta, toma salud!

14-06-2016 10:14 a.m.

¿Qué me pongo?

05-12-2015 2:20 p.m.

Así es la seguridad en Pozuelo

22-03-2015 10:51 a.m.

Programa de Fiestas 2013

12-03-2015 10:18 a.m.