04-10-2014 11:23 a.m.

OCTUBRE 2014  /  DECORACIÓN

La piel que habito

04-10-2014 11:23 a.m.

Tres son las pieles que nos recubren  en nuestra existencia  y que nos conforman como una unidad estética-practica

La primera es nuestra propia piel compuesta por millones de  células, la segunda es nuestra ropa, que nos protege y nos define y la tercera  es nuestra casa.

Justamente esta tercera piel , es LA PIEL QUE HABITAMOS y que cierra el círculo de envoltorios en los cuales desarrollamos la mayoría de nuestras vidas.

Puertas ,armarios, sillones, paredes……elegantes, funcionales, barrocos….. Las combinaciones son inagotables   y las tendencias nos van marcando como desarrollar nuestra tercera piel, pero cada individuo debe de sentirse cómodo con ella y adaptarla a sus gustos y necesidades.

La función de un interiorista justamente debe de ser esa, adaptar las tendencias decorativas a la personalidad del cliente, sabiendo sustraer la esencia de sus gustos  para componer una piel ideal, donde nos encontremos como pez en el agua.

Y para disfrutar  esa piel que mejor que sentarse sobre algo agradable y cómodo como un buen sofá, silla, mecedora……con orejaras sin ellas , bajo , alto…...

Las sillas son un elemento cotidiano en nuestros días y posiblemente uno de los mejores inventos de la humanidad , el inventor fue el escriba Ebih-II que tuvo la gran idea de adosar unas patas de madera y un respaldo a una sencilla tabla de madera dando lugar a la primera silla en toda la historia de la humanidad.

En el antiguo Egipto se adoptó esta solución sobre todo para Reyes y Faraones considerándola la silla como un símbolo de poder sobre sus fieles y que estaban generalmente talladas en ébano, marfil y oro como símbolo de ostentación y fuerza.

Pero no fue hasta mucho más tarde en 1859, cuando se fabricó al primera silla en serie, la legendaria “Numero 214 de Thonet” más conocida como la silla de las sillas que revoluciono la industria del diseño de muebles y vistió cafés, teatros y millones de hogares.

Desde ahí hasta nuestro tiempo la evolución de las sillas ha sido vertiginosa, encontrándonoslas ahora en todos los materiales posibles, formas y colores para vestir la PIEL QUE HABITAMOS.