13-10-2014 8:50 p.m.

OCTUBRE 2013  /  ENTREVISTAS

Susana Pérez Quislant. La visión general del municipio

13-10-2014 8:50 p.m.

Entre risas asegura que “las mujeres nos organizamos mejor”. Metódica, exigente, mujer y con muchos años a la espalda dedicada a la política. Así es Susana Pérez Quislant, la primer teniente de alcalde del municipio, quien también se encarga de las áreas de Presidencia, Urbanismo y Vivienda. Aunque parezcan que son muchas las parcelas que ocupa, ella se encuentra “muy cómoda”, ya que consigue tener el Ayuntamiento “en la cabeza”

Susana es de esas personas a las que le gusta el tema de la gestión y desde hace tiempo. Más de 25 años. No obstante, llegó al municipio después de haber sido gerente en los distritos madrileños de Centro y Retiro, además de ser una de las representantes legales y secretaria del comité jurídico del PP de Madrid. Es madre de un hijo y se declara “muy madraza”. No para, pero como ella misma se encarga de repetir “me organizo muy bien. Además, desde la Concejalía de Presidencia se tiene una visión global, más amplia, del municipio”.

Urbanismo, un negociado por el que pasa todo el mundo

La principal diferencia que encuentra entre su trabajo anterior al actual es “la dificultad a la hora de explicar todo lo que hago. Además, a mí me gusta revisar todos los expedientes. Eso lo hacemos con los técnicos, que hacen un gran trabajo. Los políticos tenemos que saber dirigir esa labor y es una cosa que me gusta. La política la tienes que orientar tú”, asegura Susana.

Respecto a su día a día, al trato con el ciudadano, Pérez Quislant señala que “no sale todo lo que le gustaría salir” para estar más en contacto con la gente, aunque asegura que recibe diariamente a mucha. “El otro día, entregando unos premios, me preguntaban que de qué conocía a tanta gente y es porque en la Delegación de Urbanismo conoces a todo el mundo. Todos necesitan algo de esa área. Además, a mí me gusta recibirlos y hablar de todo, saber qué es lo que piensan y cuál es su opinión sobre lo que ocurre en el municipio”.

Una visión privilegiada

Una de las cosas claras que tiene Pérez Quislant es que hay que ver el municipio de forma global. “Si una concejalía necesita la ayuda de otras, hay que dársela. No vale que unas sean más importantes que otras”, señala. Esa capacidad de visión la da la Concejalía de Presidencia, que “aunque sea más política, cubre todas las áreas municipales”, asegura.

Lo que más le gusta de esta nueva etapa es la visión política de las cosas que tiene ahora y que no tenía en las gerencias de los distritos madrileños. Con una sonrisa en la boca, nos dice que “antes era mucho más técnico lo que hacía. Ahora es más político. Y es una cosa que me gusta mucho”.

El A, B, C de ARPO

Entre chascarrillo y chascarrillo, porque a Susana le gusta hablar de todo y reírse con todo, la concejal se pone más seria para hablar de uno de los principales objetivos que ha marcado en la agenda: el tema de ARPO. Es una de las espinas que tiene. Asegura que “ARPO, que ahora va muy adelantado, lo va a sacar adelante. No sé si en esta legislatura. Tampoco sé si voy a estar en la siguiente, aunque espero que este asunto esté entonces finalizado”. 

Susana lo tiene claro: “La gente lo que quiere saber es cuándo va a tener su casa. Hay auténticos dramas personales en los que una familia ha realizado su inversión y no tiene aún su vivienda”. Y matiza una cosa: “No hay que equivocarse. Hay que dejar claro que el Ayuntamiento llega hasta un punto y que son luego las cooperativas las que tienen que ponerse a trabajar”.

Así las cosas, la concejal señala punto por punto cómo van los trámites: “El proyecto de reparcelación, que estará aprobado inicialmente antes de fin de año, tendrá un plazo de exposición pública de un mes, aunque me gustaría ampliarlo para que la gente tenga tiempo para preparar y presentar sus alegaciones”, señala. Y anuncia que para facilitar la labor de estas personas, “habrá un asesoramiento municipal”. Posteriormente, se llevará a cabo la aprobación definitiva.

El siguiente punto es el proyecto de urbanización, para ver dónde poner las calles, las aceras, donde poner un banco, una escuela infantil, etcétera. “Una vez urbanizada la zona, habremos terminado”, asegura. Y nos explica lo que viene después: “El tema de las licencias, pero eso será cada cooperativa quien solicite las licencias oportunas para la construcción”.

No se olvida, claro está, de lo que califica el tema collar de ARPO: el colector, porque sin colector, no hay ARPO. “El problema que nos encontramos es que ha habido que ir aprobando todos los ámbitos (parcelas) por los que pasa y pedirle a sus propietarios su parte proporcional para pagarlo. Ya están aprobados en su fase inicial y ahora estamos pendientes de las alegaciones”, señala.

“Es una cosa muy complicada y nos vamos a encontrar con que hay que pagarlo. En cuanto tengamos aprobados todos los ámbitos, sacamos a licitación el colector en concurso público. Nuestra idea es aprobarlo ya y sacarlo a concurso el año que viene, sin duda”, concluye Susana.

Un aparcamiento para La Estación

Después de otro pequeño intermedio, Susana contesta a otro de los temas que tiene sobre la mesa y que ya anunció la alcaldesa hace un par de plenos: la creación de un aparcamiento con 300 plazas en el barrio de La Estación. Parece que la idea de llevarlo a cabo en la zona que hay tras la estación de Renfe saldrá adelante.

En concreto, este proyecto –una de las peticiones de los comerciantes de esa zona del municipio–, sería en la zona del antiguo matadero y contendría, además de las mencionadas plazas de aparcamiento, un desarrollo con vivienda, otro con vivienda pública, así como zonas verdes. Tendrá tres plantas y zona terciaria. “Queremos llevarlo a cabo ya y estamos trabajando para ello”, concluye. Al final, le darán un gran cambio a La Estación.

Más artículos

Perú: paraiso gastronómico

08-05-2017 11:27 p.m.

Maria Teresa Goya Burgués

07-03-2017 6:09 p.m.

Ya sólo queda el PP

06-03-2015 1:14 p.m.

Exclusividad en tus diseños

01-09-2014 11:11 a.m.