17-11-2015 3:55 p.m.

NOVIEMBRE DE 2015  /  SOLIDARIDAD

Bir Lehlu: solidaridad en lo básico

17-11-2015 3:55 p.m.

Hoy en día todos tenemos móviles, internet, televisión, gadgets que en más de una ocasión no sabemos usar… son esas necesidades que nos creamos y que ya no sabemos qué hacer si no las tenemos. Lo demás es tan básico que ni siquiera nos planteamos una vida sin ello. Pero hay realidades distintas. Como la que se vive en las darias de Bir Lehlu, una pequeña localidad saharaui situada en el noreste de la provincia de Saghia el Hamra, en el Sahara Occidental. Allí, las necesidades son otras, tal y como nos explica Montse Oró, presidenta de la Asociación Bir Lehlu Pozuelo. “Alimentos básicos, agua, electricidad, un techo bajo el que cobijarse…”, enumera Oró.

Ellos llevan en nuestro municipio unos 15 años y siempre han contado con la ayuda del consistorio. Después de unos años, en 2008 y siendo todavía presidenta Roser Sala, se llevó a cabo el hermanamiento con  Bir Lehlu. Allí pudieron construir una biblioteca con volúmenes en árabe. También pudieron dotarla con ordenadores para que pudieran aprender informática. “La pena ha sido que se ha venido abajo tras las inundaciones del pasado mes, que no solo ha destrozado la biblioteca, sino que ha dejado a más de un millar de familias sin hogar”, nos cuenta Montse, que ya sabe que ahora hay que centrarse en lo urgente para luego acometer lo importante. “Son tantas las cosas que hay que hacer en esa zona que no nos podemos entrar en una sola cosa”, señala.

A partir de ahí se enfocó la labor de la asociación en el proyecto de Vacaciones en Paz, en la que los niños vienen a pasar dos meses de vacaciones con familias de acogida. No todos los años han venido la misma cantidad de niños, ya que unos han venido más de 30 y otros, sobre todo en la época de crisis, menos. “Pero llevamos más de una década con este proyecto. No es que cueste mucho dinero, ya que los niños vienen a través de la Comunidad de Madrid y te los integran en tu tarjeta de la Seguridad Social, lo que supone que sus revisiones médicas son gratuitas. Además, tenemos convenios con una serie de ópticas y dentistas que ven sus necesidades”.

Sin parar

Todo el dinero que recaudan, sea a través de la vía que sea, se transforma en dinero para el Sahara. “O bien en comida –imperecedera, por supuesto- que se envía mediante las caravanas que se organizan (una sobre abril y la segunda a finales de noviembre o principios de diciembre), en material o en lo que necesiten”, insiste Montse.
Han construido una Escuela de Ciegos a la que no paran de abastecer. Gracias a los premios conseguidos por los proyectos que han ido presentando a distintos concursos (han ganado varios con la Universidad de Deusto y Telefónica), pudieron, el pasado año, comprarles una pizarras especiales o material escolar… “También estamos con otro proyecto. Este es para la gente mayor y empezamos a colaborar tras la petición que recibimos desde el Ministerio de Sanidad marroquí. Pañales y comidas especiales es lo que les vamos a mandar y para conseguir dinero vamos a hacer un concierto benéfico en el Mira el próximo 13 de noviembre con el tenor Guillermo Casanova y la pianista Ayllín Pla”, anuncia la presidenta.

Ahora están centrados en este proyecto y en enviar ayuda tras las inundaciones. No obstante, siguen movilizándose para poder ayudar más. “Quisimos arreglar los depósitos de agua, pero los precios que hay son altísimos y no podemos hacer más con lo que tenemos”, se lamenta Montse.

Han construido una Escuela de Ciegos a la que no paran de abastecer. Gracias a los premios conseguidos por los proyectos que han ido presentando a distintos concursos (han ganado varios con la Universidad de Deusto y Telefónica), pudieron, el pasado año, comprarles una pizarras especiales o material escolar… “También estamos con otro proyecto. Este es para la gente mayor y empezamos a colaborar tras la petición que recibimos desde el Ministerio de Sanidad saharaui. Pañales y comidas especiales es lo que les vamos a mandar y para conseguir dinero vamos a hacer un concierto benéfico en el Mira el próximo 13 de noviembre con el tenor Guillermo Casanova y la pianista Ayllín Pla”, anuncia la presidenta.

De biblioteca a autobús-biblioteca móvil

El primer proyecto que realizaron fue la construcción de una biblioteca. Tras las inundaciones, “hemos entendido que es mejor no continuar con ese proyecto y derivarlo a una auto caravana que visita todos los poblados y que va con libros. Es mejor eso –llegando los libros a toda la zona- que una biblioteca en una sola Daira. Por eso decidimos que era mejor darle los libros lo que se habían salvado”, señala y continúa explicándonos que “si pudiéramos  reconstruir el edificio, intentaríamos hacer el Centro de Mayores que tanto necesitan”.

Nadia habla del pueblo saharaui

El agua les llega mal, la luz a través de motores de gasolina… “todo eso es mucho dinero y no siempre conseguimos todo el que se necesita. Quizá, con alguna ayuda externa podríamos cooperar más con ellos”, nos dice Montse consciente de la dificultad que supone estar detrás de un proyecto que políticamente tiene aún mucho significado. “Nos encantaría encontrar a alguien que nos apoyara públicamente para dar un pequeño impulso a la asociación”, cuenta Oró.

La presidenta de la asociación nos dice que “somos totalmente apolíticos. Formamos una asociación que hemos ido extendiendo nuestras actividades a otros municipios del noroeste de Madrid, desde donde prestamos ayuda a los refugiados saharauis, tanto para cubrir sus necesidades materiales como para prestarles un apoyo humano que es fundamental en su aislamiento en lo peor del desierto. La ayuda material abarca todos los artículos de primera necesidad, pues en el lugar donde viven no se produce nada. Está tan limitado todo, que empiezas y no paras”.   Ω