08-11-2018 8:35 a.m.

NOVIEMBRE 2018  /  EMPRENDEDORES

¿Cómo elegir la profesión de futuro?

08-11-2018 8:35 a.m.

Por FERNANDO MORALES
Especialista en Organización y Gestión de Personas
Con 26 años de experiencia en multinacionales

 ¿Cómo elegir la profesión de futuro? ese dilema para padres y alumnos. El otro día asistí a una reunión para padres en el colegio de mis hijos con el fin de orientarnos en cómo ayudar a nuestros hijos en la difícil respuesta a la pregunta y ¿Tú qué quieres ser de mayor? Los alumnos de cuarto de la ESO tienen que ir perfilando el itinerario académico, ciencias, letras, etc que les guiará en su futuro profesional.

La reunión me pareció muy interesante y los ponentes, personas del ámbito académico tanto universitario, escuelas de negocio e institutos, demostraron un gran conocimiento de la materia lo que nos ayudó a ver otras opciones aparte de la tradicional carrera universitaria.

Entre las muchas reflexiones, dudas y posterior debate, quiero destacar la opinión de dos profesores de universidad. Ambos coincidieron en que las universidades deberían tener muchos menos alumnos y acoger única y exclusivamente a aquellos jóvenes que bien por vocación o por un verdadero interés por conocer en profundidad la materia, estén dispuestos a afrontar una dura etapa de estudio. Las salidas para el resto pasarían por una formación de grado superior de dos años , que prepara a los alumnos con mayor practicidad y especialización procurando su incorporación al mercado laboral de una forma más rápida y adecuada.Hay que señalar que la elección de un grado de formación profesional no solo no nos cierra la posibilidad de estudiar un grado universitario posteriormente sino que además, en muchas ocasiones, supone un impulso para continuar estudiando puesto que ven la utilidad de sus estudios.
Tras analizar todas las cuestiones planteadas y con mi experiencia profesional en el área de recursos humanos, me llevó a preguntarme una vez más, ¿por qué los jóvenes españoles prefieren estudiar un grado universitario a un grado de formación profesional?

La primera respuesta que encuentro hace referencia a la oferta laboral que demandan las empresas que en su mayoría son titulaciones universitarias, en este aspecto cabría preguntarse si todas estas posiciones son necesariamente para titulados superiores o se podrían cubrir perfectamente con personal cualificado proveniente de Formación Profesional.

En Alemania, el mercado laboral recoge en un porcentaje muy elevado a los alumnos que realizan grados de formación profesional. En el número 216 de la revista del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social indica, que en este país, “la FP dual sigue siendo una opción prioritaria para muchos jóvenes, el año pasado se firmaron 520.000 nuevos contratos de formación. Una de las grandes ventajas de este tipo de formación es que su anclaje en la realidad empresarial es un factor decisivo para que la transición al empleo sea directa y mucho más fácil que en la formación solamente teórica o los estudios universitarios." Estas personas orientadas más a saber hacer que a las labores de planificación y control, son las que se decantan por una formación profesional de alta calidad y alto reconocimiento. “Se puede decir que quien termina una FP dual en Alemania tiene un puesto de trabajo seguro”.
Podemos deducir que si en España solo 1/3 de los alumnos se decanta por la realización de una formación profesional, algo tendrá que ver con la reducida oferta laboral que las empresas demandan para alumnos que finalizan un ciclo formativo de formación profesional, en comparación con los titulados universitarios.

Otra respuesta podríamos encontrarla, en la necesaria puesta en valor de los grados formativos, en comparación a los grados universitarios. En España, esto está cambiando, pero hasta ahora tener un título de grado en formación profesional era tener un título menor, que además conllevaba un desarrollo de carrera mucho más reducido que la que pudiese tener un titulado superior. Es cierto que existe una tendencia cada vez mayor en valorar a las personas por sus conocimientos, su desempeño y experiencia y no tanto por las titulaciones académicas obtenidas y si somos capaces de transmitir estos nuevos condicionantes podríamos ampliar significativamente los planes de carrera de personas con grados de Formación Profesional, haciendo que su estudio sea mucho más atractivo para alumnos de ESO Y Bachillerato.

Estos últimos días, hemos podido leer en los periódicos que empresas como Google ya no tienen en cuenta las titulaciones para determinar si una persona es o no adecuada para los puestos de trabajo que oferta la Compañía. Se está empezando a desmitificar el CV académico a cambio de otros conceptos como saber hacer, especialidad, etc, factores que la formación profesional nos ofrece en su oferta formativa.

En la misma reunión, se llegó a la conclusión de que los grados universitarios se deberían reservar para aquellas personas que tuviesen afán por conocer y aprender una materia en profundidad o que tuviesen una vocación investigadora, docente, etc. Muchos profesores universitarios se quejan de que un porcentaje elevado de las personas que inician un grado universitario no tienen el interés necesario por el aprendizaje sino buscan adquirir un título universitario que les permita conseguir un puesto de trabajo con mayor garantía, resintiéndose el compromiso del alumno con la Escuela o Facultad.

España es un país con un tasa muy elevada de desempleo juvenil, y creo que la formación profesional , puede ser un referente para paliar este problema acuciante. Los actores institucionales implicados deben hacer un esfuerzo para que la formación profesional sea reconocida como una elección fiable, para aquellas personas que quieran incorporarse al mercado con cierta inmediatez, provistos de una formación y cualificación adecuada que les permita desempeñarse de una forma eficaz en los puestos de trabajo demandados por las empresas.

Con los nuevos cambios tecnológicos que se nos avecinan durante siglo XXI  necesitamos personas que además de los conocimientos necesarios , especialización y agilidad a la hora de ofrecer respuestas a los problemas que se nos puedan presentar, estén comprometidas con las empresas y con su trabajo. En mi opinión la formación profesional puede ayudar a conseguir que todos estos factores se cumplan.

¿Recomendarías a tus hijos un Grado en Formación Profesional o un Grado Universitario?

Os dejo la reflexión.   Ω

Más artículos

Caminando por Pozuelo

05-04-2018 10:25 a.m.

Renta 2016

09-05-2017 1:21 p.m.

Las voces de Disney

02-09-2016 3:32 p.m.

Programa de Fiestas 2012

21-10-2014 8:27 p.m.

A toda velocidad

04-10-2014 10:54 a.m.